El asombroso templo griego de 38 atlantes gigantes


El asombroso templo griego de 38 atlantes gigantes
Estatua en primer plano que representa a Icarus caído ubicada en Agrigento, Valle de los Templos.

En la costa sur de Sicilia se encuentra ubicada la ciudad de Gela, fundada en el año 688 a. C. Fue una región destaca porque se desarrolló en menos de un siglo y tuvo la capacidad de originar otras colonias. En ella podemos encontrar el Valle de los Templos, restos dóricos de una civilización culta y avanzada que, además, amaba la belleza y la armonía.

En el año 581 a. C., cierto grupo de personas Geloi se dirigieron 76 kilómetros hacia el oeste. Allí procedieron a crear la Ciudad de Acragas, la cual se ubicaba sobre la costa sur de Sicilia.

La mencionada ciudad es recordada por tener altos niveles de riqueza. Por esto, también se convirtió en una de las zonas más conocidas de la Magna Grecia. Tuvo una población de 150.000 personas, con una vida llena de prosperidad y lujos.

En este lugar conserva algunas de las maravillas de la cultura universal, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Ha sido fuente de inspiración para muchos poetas, filósofos y otros artistas.

De hecho, un profesor de retórica romano comenta que «construían como si fueran a vivir para siempre». Para ellos, había que dar gracias por tantas bondades y para eso tuvieron que procurarles casa terrenal a los dioses del Olimpo y acomodo a sus héroes: Hera, Concordia, Castor y Polux, Hércules, Zeus, Hefesto y Asclepio.

Se construye el mayor templo dórico

Agrigento, Valle de los Templos. Crédito: Megaconstrucciones

El templo de Zeus olímpico (Júpiter) fue construido como un agradecimiento a este mitológico dios. Teniendo en cuenta el estilo de vida que llevaban, fueron capaces de levantar el mayor templo dórico de la historia. De hecho, lo hicieron de la forma más original y estilística.

Se esperaba que fuese el primero con 38 atlantes de 7 metros y medio de altura. Comenzaron en el año 480 a.C., lo que se conoce hoy como templo de los gigantes. Aquí están los famosos atlas, unas gigantescas estatuas con forma humana, que alguna vez se usaron como columnas o pilastras.

¿Cuál fue el motivo de su fundación?

La información existente, menciona que fue fundado para conmemorar la victoria de los Agrigentinos sobre los cartagineses en la batalla de Hímera. También se dice que los que trabajaron en la obra, fueron los prisioneros que se capturaron en la guerra mencionada.

Además, se asegura que no se finalizó la obra a raíz de la conquista a la ciudad. Esto pasó en el año 406 a. C, cuando llevaban más de 70 años de labor. Sin embargo, muchos arqueólogos e historiadores no excluyen que el proyecto del templo y el inicio de los trabajos de construcción se iniciasen en una época anterior.

Especificaciones sobre la construcción

Modelo del templo de Zeus Olímpico en el Museo Arqueológico de Agrigento. Crédito: José Luiz Bernardes Ribeiro / Wikimedia Commons

No conforme con su diseño extremadamente original, la estructura era impresionante. Contaba con 112,7 metros de longitud por 56,3 de ancho. De altura tenía unos 20 metros, en su fachada había 7 semicolumnas y 14 en cada lado.

Su estructura se unía por un muro continuo, el cual era soporte para el entablado. Añadido a esto, Diodoro de Sicilia comentó que «podría ser juzgado como uno de los mayores templos de Sicilia. Incluso, de fuera de Sicilia debido al tamaño de su planta». Sin duda, era una estructura impresionante y digna de admirar.

Más detalles sobre su diseño

Es interesante que contaba con 7 columnas en la fachada, ya que según dicen los cálculos estaba «pasado de moda». Este detalle era un impedimento para colocar una puerta central como aspecto práctico y decorativo. Por lo tanto, se vieron en la obligación de colocar puertas a los extremos.

Entre las columnas se posicionaron 38 atlantes, todos estos de aproximadamente 7,5 metros de altura. Estas figuras se alternaban con diversas formas de pie, cuya posición era de espaldas al muro.

Maqueta del templo de Zeus Olímpico en el Museo arqueológico de Agrigento. Crédito: CC BY-SA 3.0 Wikimedia Commons

Es curioso que las estatuas tuvieran las manos por encima de la cabeza, lo que simulaba que sostenían el templo.

Datos curiosos sobre el templo

En el museo arqueológico de Agrigento, se puede ver uno de estos atlantes. Este fue reconstruido con piezas encontradas en el yacimiento. Otro se puede ver recostado en el suelo ubicado frente a las ruinas del templo y es muy visitado.

atlantes Agrigento
Uno de los atlantes en el Museo Arqueológico de Agrigento. Crédito: Wikimedia Commons

El diseño interior tuvo una inspiración muy influyente en base a la arquitectura cartaginesa. Contaba con una sala de gran tamaño con pilares de 3 naves y el centro se abría al exterior.

El Gigante Telamón de Agrigento. Crédito: Paolo Barone

Aunque no se finalizó por completo los frentes fueron una de las pocas zonas que sí se terminaron. Por otra parte, incorporan diseños diferentes, pues el oriental presentaba gigantomaquia y el occidental la caída de Troya. También contaba con un altar de dimensiones de 54,50 x 17,50 metros.

Al parecer, las figuras de los atlantes se habrían alternado entre estatuas con rostros con barba y afeitados, se presentarían desnudos, de espaldas al muro y con los brazos cruzados por detrás de sus cabezas.

¿Hasta cuándo estuvo en pie la estructura?

La principal estuvo de pie hasta aproximadamente el año 797. El motivo de la lamentable destrucción fue un terremoto repentino. Aunque finalmente se derrumbó por completo el 19 de diciembre del año 1401.

Según la historia, los restos de este majestuoso templo estuvieron desde la Edad Media usándose como cantera. Hasta que lograron ser identificados a mediados del siglo XVI. El encargado de este importante suceso fue nada más y nada menos que el fraile dominico e historiador Tommaso Fazello.

En la actualidad el templo aun es objeto de estudio. La presencia de atlantes, y en tan gran número en el templo es una característica inusual y excepcional en la época, y según algunos autores esto confirma la supuesta extravagancia y el exhibicionismo de sus arquitectos, para otros sigue siendo objeto de controversia.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *