Antigua leyenda de la India menciona robots que custodiaron las reliquias de Buda


Antigua leyenda de la India menciona robots que custodiaron las reliquias de Buda

Para nadie es un  secreto que muchas civilizaciones antiguas, llegaron a desarrollar una inteligencia avanzada o superior para su época. Lo hemos podido comprobar por medio de distintos descubrimientos arqueológicos, tanto en construcciones como en la implementación de algunos instrumentos.

Muchas de esas edificaciones antiguas, fueron el producto de una ingeniería con técnicas de construcción tan adelantadas que, aún hoy día es difícil de comprender cómo las hicieron. Este planteamiento nos lleva a tener presente una antigua leyenda de la India donde se narra, cómo unos robots custodiaron las reliquias de Buda.

Es una historia fascinante, como sacada de un libro de ciencia ficción. Pero cuenta con unos matices interesantes que resaltan la participación y el vínculo de varios personajes históricos, de la antigua Grecia y la India. Aunque parezca algo extravagante, esta particular leyenda tiene una base sólida.

Reliquias de Buda custodiadas por robots

La antigua leyenda India que menciona a unos robots cuidando las reliquias de Buda, transcurre en el periodo que fue gobernado por los reyes Áyata Shatru  y Ashoka. Entre ambos monarcas existe una línea de tiempo que abarca unos 200 años, el lapso donde ocurren estos acontecimientos.

El rey Áyata Shatru o Ajatashatru, se mantuvo en el poder desde el año 492 a.C hasta el 460 a.C y, según los historiadores fue contemporáneo del gran Buda. A este monarca se le reconoce por desarrollar novedosos armamentos de guerra.

Por ejemplo, poderosas catapultas y carros de guerra reformados que, contenían cuchillas metálicas giratorias. Tras la muerte de Buda, al rey Áyata Shatru  se le encargó que resguardara y defendiera todas sus posesiones valiosas, incluyendo sus restos.

Rey Áyata Shatru.

En cumplimiento de aquella petición, el gobernante trasladó todas las reliquias hacia el noreste de la India. Las sepultó en una recamara subterránea secreta, ubicada en Pataliputra, lo que hoy día es la ciudad de Patna. Para cumplir con su misión Áyata Shatru  utilizó guardianes extraordinarios, unos increíbles robots.

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

Una versión que narra el origen de los robots

De acuerdo con algunas traducciones muy antiguas de textos en sánscrito, reconocidos solamente por las tradiciones orales chinas, existe una versión que señala el origen de los robots que custodiaron las reliquias de Buda.

Esta historia habla de unos fabricantes de autómatas (Yantakara), que habitaban la región occidental de Roma, eran personas que dominaban el idioma griego (Yavanas). Fueron ellos quienes dominaron la tecnología de fabricar robots, y la mantuvieron en secreto por muchos años.

Las autoridades del Imperio, les habían prohibido a los fabricantes de estas máquinas autónomas, salir de la ciudad o, revelar el trabajo que realizaban. ¡Hacerlo podría costarles la vida! Pero, era imposible mantener oculto para siempre la presencia de los robots, de modo que los rumores de su existencia llegaron hasta la India.

Escultura de Buda.

¡Un joven artesano aprende el arte de hacer robots!

Una parte interesante de esta leyenda antigua India, es la que refiere cómo un joven artesano de Pataliputra, viajó hacia occidente para aprender el arte de hacer robots. La historia indica que, él se casó con una hija del maestro que fabricaba los fabulosos robots y por eso aprendió a hacerlos.

Solo que el joven tenía sus propios planes, llevar la tecnología robótica a su nación. Un día, impulsado por ese deseo, se robó unos planos y como pudo huyó de aquel lugar, pero no llegaría muy lejos. Al poco tiempo fue alcanzado por unos guardianes autómatas, quienes lo hirieron de gravedad.

Antes de morir, tuvo la valentía de abrir uno de sus muslos y guardar bajo su piel los planos robados. Justo después de coser sus carnes, expresó sus últimas palabras a su hijo, pidiéndole que debía asegurarse que su cuerpo llegará a la India.

Soldados autómatas en la India

Escultura que representa la distribución de las reliquias de Buda. Crédito: Wikimedia Commons / Museo de Arte de Los Ángeles.

Luego de volver a su país, el hijo de aquel joven artesano recuperó los dibujos del cuerpo de su padre y siguió al pie de la letra sus instrucciones. Fue así como construyó varios robots guardianes, los cuales puso a la disposición del rey Áyata Shatru , para que custodiaran las reliquias de Buda.

También puede interesarte: Relatos sobre robots narrados en la antigüedad.

Tras la muerte de Áyata Shatru  –dos siglos después- asumió al trono Ashoka para gobernar al poderoso Imperio Maurya entre los años 273 y 232 a.C. Movido por el interés de encontrar las reliquias ocultas de Buda, buscó incansablemente por todo el reino, hasta hallar la cámara secreta subterránea.

La sorpresa sería muy grande para el rey Ashoka cuando, al entrar en el compartimiento secreto, se topó con los robots custodiando las reliquias de Buda. El relato culmina señalando, una encarnizada y feroz lucha entre los autómatas y el monarca, quien finalmente gana la batalla y controla al ejército de robots.

Esta llamativa leyenda es una pequeña evidencia de que los conceptos de construcción de autómatas estaba muy extendido en la antigüedad y además nos muestra el vínculo universal existente desde siempre entre la imaginación y la ciencia.

Referencias: The Conversation / India Divine.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.