Civilizaciones subterráneas mencionadas en leyendas de tribus nativas americanas


Misteriosa civilización subterránea nombrada en la leyenda de una tribu nativa americana

Las tribus nativas americanas narran distintas historias sobre misteriosos seres que habitan en mundos subterráneos fuera de la vista de los hombres comunes. Estas locaciones secretas se encuentran en las montañas y esconden incontables misterios. Los individuos que viven en ellas evitan el contacto con el mundo exterior y rara vez se les puede ver.

La antigua leyenda de los indios Choctaw

Un claro ejemplo de ello es la fascinante historia que los indios Choctaw de Mississippi, una antigua leyenda sobre el Montículo de la Cueva Nanih Waiya. Esta comunidad cree que sus antepasados emergieron de un mundo subterráneo hace mucho tiempo. Además, están convencidos de que ese lugar es la patria de sus ancestros.

Los indios Choctaw consideran que el gran montículo Nanih Waiya es un lugar sagrado, una puerta que conduce a un enorme mundo subterráneo. En él hay una infinidad de cavernas y muchos seres misteriosos. Una raza de gigantes de pelo rojo o rubio y piel blanca invadieron en un tiempo a las antiguas comunidades primitivas.

Izq.: Nanih Waiya, un montículo de plataforma en el condado de Winston, Mississippi, propiedad de los Indios Choctaw. Crédito: Phil Konstantin/Wikimedia Commons. Der.: Imagen ilustrativa de los gigantes descritos en la leyenda Choctaw – Edición: Mystery Science

Nanih Waiya es un lugar sagrado para los indios Choctaw. El gran montículo tiene varias aberturas naturales (¿portales?), algunas de las cuales han sido «selladas». Sin embargo dicen que estas aberturas sirven como entradas a un vasto y desconocido reino subterráneo que habitaban sus antepasados.

Asimismo, los Choctaw pensaban que el montículo conduce a un enorme mundo subterráneo con una gran serie de cavernas. Allí hay un río subterráneo que se conecta a otros «mundos» o lugares subterráneos.

Los indios Cherokee y la leyenda de los Ojos de Luna

Igualmente, los indios Cherokee también tienen una historia acerca de una comunidad subterránea de seres misteriosos. Seres de piel blanca que vivían en las tierras que actualmente están ocupadas por las tribus nativas. Este grupo de extraños seres son conocidos comúnmente como el pueblo de ojos de Luna.

Las historias Cherokee describen a las personas con ojos de luna como seres de piel blanca con baja estatura, cabello rubio y ojos azules. Les decían Ojos de Luna porque sus ojos eran muy sensibles a la luz solar. Sin embargo, podían ver muy bien de noche y preferían salir a la superficie durante las horas nocturnas.

Con todo, terminaron cegadas por el Sol y se vieron obligadas a vivir en cavernas subterráneas. Algunos lugareños afirman que han podido ver a los ‘ojos de luna’ merodear en la profundidad de las montañas. De hecho, una leyenda cuenta que un hombre fue llevado hasta el extraño hogar de esta comunidad.

El mundo subterráneo de Montaña Piloto en descubierto

Distintas vistas de la Montaña Piloto. Crédito: Berean Hunte / AnDrew McKenzie / CZmarlin / Wikimedia Commons

La historia cuenta que un hombre llamado Tsuwe’nähï, habitante del casco antiguo de Känuga en el río Pigeon, era una persona perezosa que le gustaba pasar tiempo en el bosque. En uno de sus recorridos, se encontró con un misterioso hombre que le preguntó a dónde iba. Tsuwe’nähï le dijo que sus amigos se habían cansado de él y lo habían dejado.

De hecho, indicó que lo habían expulsado de su asentamiento porque no sabía cazar, y si no regresaba con un ciervo la próxima vez, que era mejor que no volviera. Entonces, el misterioso hombre lo invitó a que lo acompañara, afirmando que su pueblo no estaba muy lejos y que Tsuwe’nähï tenía parientes allí.

Luego de algún rato caminando, llegaron a la boca de una cueva y el hombre misterioso lo invitó a entrar. A medida que atravesaban el oscuro pasaje, el joven cazador no podía creer lo que sus ojos contemplaban. Una enorme comunidad de personas viviendo en lo que parecía ser un país abierto, como una tierra de fondo ancho.

Tsuwe’nähï regresa a su hogar

Tsuwe’nähï se quedó varios días alojado en este increíble y misterioso asentamiento subterráneo. En su estadía pudo recorrer todo el lugar, hablar con la mayoría de las personas y disfrutar de la hospitalidad que la comunidad le dispensaba. Después de un tiempo, expresó su deseo de volver a su hogar, y el jefe lo llevó a la desembocadura de una cueva para que pudiera salir.

Ya en su comunidad, el asombrado cazador les contó a todos acerca de un misterioso pueblo que habitaba en una caverna en la montaña. Nadie creyó su historia, pero Tsuwe’nähï iba a menudo a aquel lugar y se ausentaba por varios días. Entonces, otro hombre del pueblo le pidió que lo llevara para conocer a la gente de la montaña.

Muchos se mudan a la comunidad subterránea

Mundo subterráneo

Con el tiempo, más y más personas empezaron a creer que la gente de la montaña no era una leyenda, sino una realidad. La historia culmina diciendo que muchos nativos se mudaron a la comunidad subterránea, y que ha sido durante mucho tiempo el hogar de una civilización subterránea desconocida.

En distintos lugares de nuestro planeta existen historias y leyendas antiguas de pueblos subterráneos que hasta la actualidad siguen siendo desconocidos. Mundos subterráneos que esconden secretos hasta ahora inexplicables.

Referencias: Textos sagrados – Mitos de los Cherokee/ A Legend Of Pilot Knob – James Mooney.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *