Misterios subterráneos: cavernas y túneles con características inexplicables


Misterios subterráneos: cavernas y túneles con características inexplicables
Crédito: MezzoforteF/Wikimedia Commons/CodigoOculto

Las civilizaciones antiguas nos dejaron secretos que la arqueología no ha podido resolver. Entre ellos están las cavernas y túneles con características inexplicables ¿Quiénes las construyeron y por qué motivo?

Algunos arqueólogos e investigadores tradicionales aseguran que su origen se debe a formaciones naturales, pues cualquier otra explicación se opondría a la historia tradicional. Pero otros están convencidos, de que no solo son construcciones artificiales, sino de que una intervención de otro mundo ayudó a nuestros antepasados en su construcción.

La misteriosa Cueva de los Tayos

Descubierta oficialmente en el año 76, se encuentra ubicada al sureste de Ecuador, en la cordillera de Los Andes.

Una gran cantidad de personas trabajó en la expedición que derivó en el intrigante hallazgo de la «formación geológica» conocida como la Cueva de los Tayos.

Cueva de los Tayos. Ingreso, corredor simétrico e interior
Cueva de los Tayos. Ingreso, corredor simétrico e interior. Crédito: CC BY-SA 3.0 MezzoforteF/Wikimedia Commons/ Miguel Garzón/BBC

Los nativos de la zona, los indígenas shuar, ya conocían de esta misteriosa caverna, la cual sorprendía por su entrada de 70 metros de profundidad totalmente vertical.

Sin embargo, la expedición que causó conmoción fue la del espeleólogo argentino de origen húngaro, Juan Moricz. De hecho, levantó tanto interés que el gobierno de Ecuador y el de Reino Unido financiaron su trabajo.

Moricz estaba seguro de haber encontrado, en las profundidades de la Cueva de los Tayos, una especie de caverna secreta que resguardaba una serie de hojas metálicas.

Cueva de los Tayos
El hallazgo en la Cueva de los Tayos de unas placas metálicas con inscripciones generó gran curiosidad. Crédito: Miguel Garzón/BBC

En ella, se encontraba escrito lo que parecía ser el origen de la humanidad.

Fue tanto el interés que levantó, el que ex astronauta, Neil Armstrong, descendió a la caverna para investigar por su cuenta lo que, posiblemente, se tratase de los vestigios de la civilización antigua desconocida o una prueba de que seres de otros mundos estuvieron en la Tierra.

Entrada al Inframundo de Chichén Itzá

Hace pocos años se descubrió un túnel secreto, ubicado bajo la pirámide Kukulcán, en Chichén Itzá.

Chichén Itzá
La entrada al Inframundo de Chichén Itzá.

Tras la exploración de dos de los corredores que comienzan en una pirámide más pequeña llamada El Osario, los expertos encontraron que los mayas los habían sellado a propósito con piedras.

El arqueólogo que lideró el equipo del Gran Acuífero Maya, Guillermo de Anda, aseguró que lo más probable es que dicho cenote que está bajo El Castillo, sea lo que los mayas descubrieron como un enorme árbol, conocido como El Árbol de la Vida.

Estos cenotes eran la entrada del inframundo maya. Además, dichas formaciones subterráneas eran la única fuente de agua dulce en Yucatán, lo que permitió a la civilización sobrevivir por tantos años.

En Chichén Itzá hay cuatro cenotes que se aprecian a simple vista. Sin embargo, cuando se descubrió uno más, oculto bajo las profundidades del castillo, las preguntas se hicieron obvias ¿Cómo lo construyeron? ¿Quién lo hizo?

La ciudad subterránea Derinkuyu

Derinkuyu
Izquierda: una capilla. Derecha: un gran salón. Crédito: Martijn Munneke / Martin Cígler / Wikimedia commons.

Rodeado hacia el sur por la cordillera del Tauro, hacia el sur y norte por el mar Negro, se encuentra Capadocia, en toda la zona central de Turquía.

En ese lugar se encuentran extrañas figuras esculpidas en la roca volcánica que se originaron con el pasar de los años. Estas rocas se transformaron en las casas de los antiguos pobladores de la región.

Sin embargo, lo que se creía eran formaciones naturales, quedó en tela juicio cuando en 1963, mientras se reconstruía una caverna, se descubrió un extraño pasadizo.

Llevados por la curiosidad, se adentraron al mismo, descubriendo una ciudad subterránea de miles de años de antigüedad con más de 85 metros cuadrados de profundidad.

Esta metrópolis posee 13 niveles completos, todos con canales de ventilación y 15 mil pequeños canales para los espacios más profundos.

Una obra arquitectónica capaz de albergar a 25.000 personas, además de tener almacenamiento, prensas para vino, establos y más.

Derinkuyu
Ciudad subterránea de Derinkuyu.

Todo esto construido en roca débil que debió ser reforzada con pilares, lo que indica que, claramente, se trata de una construcción artificial hecha por una inteligencia muy superior.

El misterio es ¿Por qué se construyó? ¿Quiénes ayudaron a nuestros antepasados? Muchos expertos creen que lo más seguro es que se construyó para protegerse temporalmente de invasores.

Su datación la ubica 800 a. C., se cree que erigió por los frigios, pueblo que existió en la edad de bronce y son parientes de los troyanos. Otros creen que fueron los Hititas, una raza de  guerreros mencionada en la Biblia.

Otros creen que es mucho más antigua, y está relacionado con los antiguos astronautas y una guerra extraterrestre que tuvo lugar en la Tierra.

Hasta la fecha, tales formaciones geológicas no tienen una explicación lógica. La ciencia tradicional se enfrasca en decir que son formaciones naturales. Sin embargo, es más que obvio que estas cavernas y túneles con características inexplicables, deben ser origen artificial.

 

Referencias:

  • Derinkuyu La Ciudad Extraterrestre Subterránea.
  • La Cueva de los Tayos – bbc.com
  • ‘Un túnel secreto en México puede llevar al Árbol de la Vida’ – hispantv.com
MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *