Enigmática cueva en Eslovaquia es relacionada a una entrada al mundo subterráneo


Cueva en Eslovaquia es relacionada como una entrada al mundo subterráneo
Crédito: Antonín Horák/Wikimedia Commons - Edición: Erick Sumoza

Eslovaquia es una tierra mágica, rodeada de muchas leyendas y mitos. Sin embargo, muy pocas personas conocen el misterio detrás de la Cueva de la Luna; un posible portal al mundo subterráneo.

Durante cientos de años, innumerables leyendas sobre mundos intraterrenos han existido alrededor del planeta.

Desde la Cueva de los Tayos, en Ecuador, hasta la misteriosa Cueva del Guácharo, en Venezuela, investigadores de todo el mundo han dedicado su vida a encontrar esos portales energéticos.

En lo profundo del espeso bosque de los Tatras, en Eslovaquia, se esconde uno de los misterios más importantes de esta nación. La Cueva de la Luna y su importante conexión con el mundo subterráneo.

El misterio de la Cueva de la Luna

Bosque de Tatras
Bosque de Tatras, donde se cree, está la Cueva de la Luna. Crédito: Ján Ťažký/Wikimedia Commons

Esta caverna es todo un misterio para la ciencia. Muchos investigadores se han adentrado en las profundidades del bosque para encontrarla, sin éxito.

Las leyendas aseguran que se encuentra entre el pueblo de Plabnica y Stara Lubovna. Otras historias, que está alrededor de Zdiar. Lo cierto es que la confirmación de su ubicación es tan difícil como la de su existencia misma.

Las primeras referencias a la Cueva de la Luna pertenecen a Antonín Horák, un combatiente eslovaco que decidió esconderse en ella durante la Insurrección Nacional Eslovaca.

Durante su tiempo en la caverna, escribió una especie diario en donde relató detalladamente su experiencia.

Horák contó que todo lo que vio le recordaba a las antiguas civilizaciones, de las cuales había leído en los libros de historia. La cueva tenía forma de un enorme cilindro apostado en la roca.

Las paredes eran brillantes y lisas como el cristal, de un color negro azulado. La dureza era tal que el pico que llevaba en su equipo no dejaba ni una muesca en ellas. Tampoco le hacían daño sus armas de fuego, pues las balas rebotaban.

Después de la guerra, Horák mostró lo que había escrito dentro de algunos círculos íntimos de personas. Pero esta información se perdió ya que, cuando emigró, se llevó su diario con él. Jamás reveló su ubicación exacta, quizás huyendo de posibles represalias.

Por esta razón, los escépticos aseguran que la existencia de la Cueva de la Luna es tan dudosa como la misma existencia de Antonín Horák.

Teorías sobre su origen

Sección transversal de la cueva dibujada en el diario
Sección transversal de la cueva dibujada en el diario. Crédito: Antonín Horák/Wikimedia Commons

La información que se maneja sobre la Cueva de la Luna es tan imprecisa como su misma ubicación.

Algunos investigadores están convencidos que Horák encontró una entrada al mundo subterráneo.

Pero otros sugieren teorías diferentes; por ejemplo, que se trata de una sección especial de la Ahnenerbe nazi, la Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la herencia ancestral alemana, la cual se enfocaba en investigar y divulgar todo lo relacionado con la raza aria en general.

Sin embargo, esta teoría podría no tener base, ya que después que finalizó la Segunda Guerra Mundial, todas las cuevas relacionadas con ésta investigación, tanto en Eslovaquia como en la República Checa, fueron exploradas y, posteriormente, destruidas.

Ufólogos de varias partes del mundo han propuesto una hipótesis que, a su vez, explicaría el por qué no podemos encontrarla.

La Cueva de la Luna pudo haber servido, en un pasado remoto, como una enorme lente que amplificaba la energía cósmica, así como las Pirámides.

En pocas palabras, sería un dispositivo capaz de controlar la estabilidad de la energía solar y monitoreaba todo lo que sucedía en la Tierra.

En este caso, no sería una creación humana. Esta sería obra de una civilización extraterrestre o, en su defecto, de una civilización antigua muy avanzada. Otros creen que son los restos de una nave extraterrestre que se estrelló hace miles de años.

Entrada al imperio Agartha

Reino subterraneo
Muchos teóricos creen que podría ser la entrada al imperio subterráneo de Agartha. Crédito: kaluschnikop

El ancestral imperio de Agartha es una de las hipótesis más conocidas sobre los mundos subterráneos, la cual no escapa de la Cueva de la Luna.

Muchos teóricos creen que ésta es la entrada a este mundo subterráneo avanzado, donde había una civilización sumamente desarrollada.

Se cree que este mundo existe bajo la superficie de Mongolia o el Tíbet, a pesar de que no se ha encontrado ningún indicio.

Sin embargo, no se puede negar que en las zonas montañosas de esos lugares, ha ocurrido más de un evento inexplicable; luces extrañas perdiéndose detrás de las montañas o avistamientos de hombres altos y blancos.

Además, el Tíbet es conocido como el epicentro energético más importante de la Tierra, por lo cual es visitado por miles de personas al año y es el lugar donde los monjes suelen meditar.

Si los relatos de los exploradores no son suficiente, diferentes culturas antiguas hacen mención al mundo subterráneo en sus antiguos escritos.

A pesar de que la Cueva de la Luna no ha podido ser encontrada, su leyenda no deja de causar intriga entre los investigadores de todo el planeta. Su búsqueda incesante continúa y se espera que algún día se encuentre este posible portal al mundo subterráneo.

Referencias: Crónica subterránea / The Slovak mystery.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *