La medición del tiempo: Una creación de los sumerios que se conserva hasta la actualidad


3 comments, 13 shares
La medición actual del tiempo fue creada por los sumerios

El tiempo es un concepto difícil de definir y entender incluso para las mentes más brillantes de la actualidad. Todo lo que existe en este planeta está sujeto al tiempo, y nadie puede escaparse de su incesante transcurrir. Curiosamente, la forma como contabilizamos el tiempo hoy en día fue creada hace miles de años, en la antigua Sumeria.

La división sexagesimal del tiempo

Como pasa con muchas de las cosas cotidianas de la vida, el sistema que utilizamos para contabilizar el tiempo en la actualidad no es nada nuevo. Desde que somos muy pequeños, se nos enseña que el día tiene 24 horas y que cada hora tiene 60 minutos. ¿Acaso sabemos quién decidió que se hiciera de esa manera y por qué?

Estamos muy acostumbrados a utilizar el sistema sexagesimal, o basado en el número 60, para contabilizar el paso del tiempo en nuestras vidas. ¿Por qué no usamos un conteo decimal o basado en otro número? Pues bien, para averiguar las respuestas a estas y otras preguntas, tenemos que viajar más de 5.000 años al pasado.

Fueron los sumerios, una antigua civilización que pobló lo que hoy conocemos como Irak, quienes usaron un conteo sexagesimal para contabilizar el tiempo. Los sumerios fueron una comunidad muy avanzada, con una forma de escritura propia y un amplio conocimiento de matemáticas y astronomía. De hecho, mucho de lo que hoy nos resulta cotidiano, tuvo su origen en la antigua sumeria.

Suma sexagesimal
Tablilla YBC 7289 en la que se observa la suma sexagesimal 1 + 24/60 + 51/602 + 10/603 como aproximación a la raíz cuadrada de 2 (√2 = 1.41421296…) Crédito: Bill Casselman/Wikimedia Commons.

La utilidad del número 60

Los sumerios crearon el sistema sexagesimal, o el sistema de 60 segundos y 60 minutos, a través de relojes de sombra que utilizan un gran objeto alargado cuya sombra se proyectaba sobre una escala graduada para medir el paso del tiempo.

Todo parece indicar que los sumerios escogieron el numero 60 como base para contabilizar el paso del tiempo debido a las muchas ventajas que reporta; uno de ellos es que el número 60 es fácilmente divisible. Se obtenían pocos restos al dividir y operar con el número 60 y sus múltiplos. Por ejemplo, el número 60 puede dividirse en 1, 2, 3, 4, 6, 10, 12, 15, 20 y 30 partes iguales. Además, los sumerios creían que el año tenía una duración de 360 días, un número que es 6 veces 60.

Dividir el tiempo en unidades de 60 fue una idea aceptada, que perduró y se extendió hacia al este por Persia, la India y China, así como por el Oeste hasta Egipto, Cartago y Roma. El sistema encajaba perfectamente con el logro de los astrónomos chinos al descubrir las doce horas astronómicas de las estrellas (un descubrimiento principalmente teórico, ya que la mayor parte de la población se guiaba por el sol).

Desde la antigua sumeria hasta la actualidad

Las antiguas civilizaciones tenían una vaga noción del paso del tiempo y hacían sus mejores esfuerzos para contabilizarlo y registrarlo. Algunas cosas eran fáciles, como saber cuándo empezaba y terminaba un día. Con solo ver la salida o la puesta del sol, resultaba evidente que había transcurrido un día entero.

Ahora bien, otros aspectos del paso del tiempo no eran tan fáciles de entender de contabilizar. El paso de las semanas, los meses y los años no era tan obvio, pero los antiguos pobladores de la Tierra buscaron formas de comprender mejor estos ciclos. Y las respuestas a sus preguntas parecían estar en los cielos, específicamente en el movimiento de los astros.

La luna y el Sol como referentes del tiempo

Relojes solares de Mesopotamia y Egipto. Crédito: Museo arqueológico de Estambul/History.

Por ejemplo, para determinar que un mes dura 30 días, los antiguos astrónomos usaron el tiempo de duración de un ciclo lunar completo. Igualmente, para saber que una semana tiene 7 días, se valieron de la duración de cada una de las fases del ciclo lunar. Asimismo, el año podía calcularse basándose en la sucesión de estaciones y la posición relativa del Sol.

Culturas como los egipcios, mayas y babilonios lograron entender en qué momento el Sol alcanza su cénit, y con ello determinar que un año tiene 360 días, aproximadamente. Con todo, fueron los astrónomos sumerios quienes dividieron sistemáticamente el paso del tiempo. Su sistema fue ampliamente aceptado y usado por todo el mundo.

Se prefiere el sistema sexagesimal sumerio

Los sumerios y babilonios usaban una sistema de numeración sexagesimal (en base 60 = 5 × 12).

Hoy en día, la base numérica que se usa con más frecuencia es la decimal, seguramente por el hecho de que los seres humanos tenemos diez dedos en nuestras manos. Hasta la fecha, la invención del sistema decimal se debate entre varias culturas, como los griegos, los chinos y los indios. Ahora bien, el sistema sexagesimal fue inventado y usado por los sumerios en el siglo III a.C.

La civilización sumeria fue conquistada por los acadios y más tarde por los babilonios. De esta manera, sus práctico y sencillo sistema sexagesimal fue incorporado en las vidas de más y más personas, hasta que se aceptó por todo el mundo. Encajó perfectamente en los demás descubrimientos astronómicos y en los arreglos militares de muchas culturas.

Los avances en geometría de griegos e islámicos permitieron descubrir que 360 no era solo la duración exacta de una órbita terrestre ideal, sino también un número perfecto para medir y dividir el círculo, consolidando en las matemáticas y la navegación el antiguo concepto sumerio. Por último, en el siglo XIV, la invención del reloj junto a la división en cuadrantes sexagesimales en los que cada minuto se subdividía en 60 segundos conservó lo creado por los sumerios milenios atrás.

Evidentemente, tenemos mucho que agradecer a las grandes mentes sumerias de la antigüedad.

Referencias: History/Live Science/Worldhistory

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

 


Like it? Share with your friends!

3 comments, 13 shares
Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

3 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola mucho gusto, me encanta lo que haces ., nose si me podrías ayudar para mi tarea es que quiero crear una portada haci como tu lo haces con tus imágenes al inicio me podrías decir en donde sacas esas imágenes para tus trabajos.muchas gracias.

    1. Hola Ronald, hay muchas páginas con imágenes libres (ejemplo pixabay, pxfuel, etc) de donde puedes tomar una o varias imágenes (según la temática y lo que tengas en mente) y luego con el editor de gráficos de tu preferencia recortas y/o editas las partes que necesites hasta que lo consigas. Solo dale libertad a tu creatividad. Muchos éxitos con tu tarea. Saludos!