La poderosa diosa reptiliana que protegía a los faraones


La poderosa diosa reptiliana que protegía a los faraones
Crédito: Wikimedia Commons.

Una de las diosas más magníficas y poderosas de la mitología egipcia, es Uadyet, una deidad de aspecto reptiliano reverenciada en el antiguo Egipto.

El Ureo, o la «cobra que cría», en forma vertical de cobra egipcia, era usado como símbolo de soberanía, realeza, deidad y autoridad divina en el Antiguo Egipto. Este símbolo era el que se asociaba a la diosa Uadyet.

Uadyet, era la protectora de los egipcios y Ureo, junto al disco solar que la representaba, siempre se exhibía en la corona de los faraones.

La protectora del faraón

Ilustración de Uadjet e imágenes del Ureo como el emblema protector preferente de los faraones. Crédito: CC BY-SA 4.0 Leon Jean Joseph Dubois / Wikimedia Commons.

Uadyet era la encargada de proteger al Faraón en la Tierra y en el cielo. De hecho, el pueblo lo reconocía como Faraón, sólo si llevaba el Ureo en su corona.

Esta tradición se remonta hasta el tercer milenio. Según las antiguas fuentes griegas, tanto su templo y oráculo estaban en Per-Uadyet, el cual fue nombrado más tarde como Buto. Convirtiéndose así en el centro de culto a la diosa.

La ‘diosa reptiliana’, como es nombrada por investigadores independientes en la actualidad, también fue asociada a la región del Delta del Nilo.

Fue la guardiana del Bajo Egipto en épocas predinásticas. Así como Nekhbet lo fue en el Alto Egipto, siendo diosas similares. Por esto, se creía que ambas deidades estaban conectadas.

Las ‘Damas de las dos Tierras’: Uadyet y Nekhbet representadas en el Templo de Dendera. Crédito: CC BY 3.0 Olaf Tausch.

De hecho, cuando se dio la unión del Alto y el Bajo Egipto, la diosa buitre Nekhbet también se unió a la diosa cobra Uadyet, formando una doble corona usada por los faraones, la cual se conocía como pschent, o los «Dos Poderosos».

La imagen de cobra de Uadyet, siempre estaba en posición de ataque. Esto significaba el cuidado divino del faraón, quién era visto como el representante de los dioses en la Tierra.

Imagen ilustrativa e Imagen de Uadyet en el templo de Deir el-Bahri. Crédito: Dudu Vespermann/ CC BY-SA 3.0 I, Rémih

Incluso llegó a considerarse un dios más, al cual se le rendía culto y era la personificación de Egipto mismo. Por esa razón, tenía más poder que cualquier otro rey de la humanidad.

En pocas palabras, un faraón era un gobernante, líder religioso y líder político. Debido a este estatus, necesitaba a Uadyet como protectora.

Era ella quien se encargaba de obsequiarle tales poderes y su autoridad. Por esa razón, sus imágenes se encuentran en coronas reales, mostrando lo unida que estaba al rey y su derecho a gobernar en la Tierra.

Lo más sorprendente de esta diosa, es que no se menciona mucho en los Textos de las Pirámides, porque su principal unión era con los vivos.

Uadyet significa «la verde», algo que podría estar relacionado con el color de la piel de los reptiles. Por lo que muchos teóricos la consideran una diosa reptiliana.

Uadyet y su simbología con el miedo

En la mitología egipcia, la serpiente real podía lanzar fuego de sus fauces como defensa del rey. En las Inscripciones militares de Ramsés II, asociadas con la Batalla de Qadesh, se describe como Uadyet usaba su aliento de fuego para aniquilar sin piedad a las tropas enemigas.

Esta guerra contra los hititas significó un antes y un después para el faraón y su gobierno, ya que encabezó un ejército de 20.000 hombres, contra un ejército de 50.000 hititas, saliendo victorioso.

El faraón Ramsés confiaba su protección a la diosa Uadyet.

Otras leyendas mencionan que Uadyet podría ser el Ojo de Ra. También se hace mención a la posibilidad de que sea la madre de Nefertum, además de ser adorada como la cuidadora de las mujeres que daban a luz.

Fue gracias a esto que los amuletos de Uadyet se volvieron muy populares en el período saíta, del 724 al 4712 a. C.

Otro dato curioso es que, a pesar de ser relacionada con los vivos, Uadyet aparecía mucho en las decoraciones funerarias, demostrando así la veneración que se le tenía.

Varios teóricos e investigadores independientes relacionan a esta diosa con la mítica raza extraterrestre reptiliana, debido a su aspecto.

Los dioses con forma de reptil son muy populares en las mitologías antiguas. Por lo que se cree, esta antigua raza está presente en la Tierra desde tiempos remotos, gobernando en diferentes épocas de la humanidad.

La mitología egipcia está llena de historias, cada una más fascinante que otra y dentro de éstas, destaca la presencia de Uadyet. Una deidad tan importante que hasta los faraones debían exhibir para ser considerados como tal.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *