Las extrañas tablillas antiguas que reescribirían la historia de la humanidad


Las extrañas tablillas antiguas que narran el origen de la humanidad

La cronología histórica comúnmente aceptada pudiera estar completamente equivoca debido a tres tablillas de arcilla encontradas en Tartaria, Rumanía. Aunque el hallazgo sigue estando bajo un escrutinio profundo, hasta el momento varios expertos aseguran que no hay razones para desacreditarlo. ¿Por qué han causado tanto revuelo estas tablillas?

Tartaria, una ciudad olvidada en el tiempo

Antes de hablar sobre las Tablas de Tărtăria y su extraño contenido, es bueno repasar lo poco que sabemos de la ciudad de Tartaria. En realidad, se considera que Tartaria fue un país, e incluso algunos la han catalogado como un imperio. Su territorio se extendía desde el mar Caspio y los montes Urales hasta las costas del océano Pacífico.

Tartaria
Tartaria habría sufrido una inundación de barro masiva, para ocultar y «resetear» la historia.

Se cree que el poder y la influencia de Tartaria se debilitó considerablemente producto de varias catástrofes naturales, específicamente inundaciones de barro masivas. De pronto, esta civilización avanzada perdió su estabilidad y desapareció rápidamente de la historia universal moderna.

La historia paralela asegura que los tártaros y su sorprendente imperio fue objeto de ataques por parte de otras naciones poderosas que envidiaban su poder. A fin de crear un nuevo orden mundial, provocaron de alguna forma una serie de inundaciones artificiales que terminaron borrando a la entera nación de Tartaria.

Un pueblo altamente avanzado

Una de las razones por las que Tartaria fue víctima de la envidia de las naciones vecinas fue su avanzado conocimiento científico y tecnológico. Incluso se ha llegado a afirmar que los tártaros tenían en sus ciudades un abastecimiento de energía limpia, extraída de la atmósfera.

Los poblados contaban con postes urbanos que servían de punto de transmisión para la energía inalámbrica que usaban. Las últimas menciones de Tartaria en los registros y mapas oficiales pueden encontrarse antes del siglo XIX. Se indica que la nación ocupaba toda la zona de Siberia y se hace referencia a otros datos básicos.

Ahora bien, su carácter imperial y su influencia en Europa y Asia son aspectos que no figuran por ninguna parte. Al parecer, el afán por crear un nuevo orden mundial y ocupar la supremacía sirvió de motivación para activar una confabulación en contra de Tartaria.

Aparecen las tablillas de Tartaria

Tablillas de Tărtăria

En el año 1961, el arqueólogo Nicolae Vlassa encontró tres tablillas de arcilla a 30 kilómetros de la localidad de Alba Iulia, en el territorio de la antigua Tartaria. Las tablillas tienen grabados varios símbolos con un mensaje difícil de descifrar escrito con caracteres sumerios. Pero lo que es realmente intrigante es la antigüedad de estos registros primitivos.

Las pruebas de datación con carbono 14 revelaron que las tablas de Tartaria datan del 5.300 antes de Cristo. De ser así, la teoría de que la escritura se originó en Mesopotamia por mano de los sumerios perdería toda su veracidad. Más bien, la cuna de la civilización tendría que trasladarse hasta el corazón de la inhóspita llanura de Europa del Este.

Empieza el conflicto

Lo que parecía ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos, se convirtió en un acalorado tema de debate. La datación de los artefactos movería en más de un milenio hacia atrás la invención de la escritura, y también cambiaría el lugar de los nacimientos de la escritura de Mesopotamia a la cuenca del Danubio. Por lo tanto, ¿es posible que una civilización próspera y poderosa existiese unos milenios antes que las mayores antiguas potencias del mundo: Sumeria y Egipto?

Algunos arqueólogos trataron de desacreditar este mito alegando que las tabletas de Tartaria aparecieron debido a la influencia sumeria, porque los símbolos presentes en las tablillas se parecen mucho a los utilizados por los sumerios a la hora de escribir. Debido a esto, se asumió que los símbolos fueron tomados de ellos, y los antiguos habitantes las usaron sin conocer su significado. Pero los científicos están en contradicción con su propia concepción de la historia, ya que alrededor de 5500 A.C., la escritura sumeria no existía, y no hay evidencias para apoyar estas reclamaciones hasta el día de hoy. Los historiadores estuvieron una vez más desconcertados cuando trataron de traducir las tabletas basados en el dialecto sumerio, descubriendo en ellas el nombre ‘Saue’ que es el equivalente al dios Usmu conocido en la cultura sumeria.

Una de las tablillas de Tărtăria
Una de las tablillas de Tărtăria encontradas. La escritura presenta en ellas ha revelado muchos interesante datos que podrían alterar el curso de la historia pasada.

Los investigadores están debatiendo cómo era posible que los antiguos habitantes de Tărtăria escribieran en sumerio cuando en aquel momento, aún no se conocía el nombre de Sumer. El científico ruso Boris Perlov cree que los sumerios y babilonios fueron sólo los ‘capaces estudiantes’, quienes tomaron prestada la escritura pictográfica de las culturas orientales y posteriormente la transformaron en la escritura cuneiforme. Según Perlov, los verdaderos inventores de la escritura fue la gente de los Balcanes y no de los sumerios.

Muchos historiadores no pueden creer que toda la cronología humana ampliamente aceptada se esté tambaleando por culpa de las tres Tablas de Tartaria. Los registros y las interpretaciones de miles de años tendrían que borrarse y escribirse de nuevo. El conocimiento actual, tal y como lo hemos aprendido, incluyendo el origen de la humanidad, tendría que reinterpretarse.

En vista de todo esto, varios expertos han afirmado que debe haber un error en la datación con carbono 14 hecha a las tablas de Tartaria. Puede ser cierto, pero el simple hecho de que aceptar la realidad implique un esfuerzo mayor y un cambio de paradigma no justifica que nos conformemos con la mentira.

Un cambio de cronología en el mundo

Las tablas de arcilla encontradas en Tartaria proponen un cambio radical en la cronología del mundo. Al parecer, las tablillas pertenecieron a un personaje influyente del momento, como un sacerdote o un chamán. Dos de ellas tienen forma rectangular, y una es redonda. Ambas tienen símbolos grabados en uno de sus lados.

Es comprensible que un hallazgo de esta magnitud haga dudar a más de un historiador y científico. Se necesita una mente abierta para aceptar y asimilar un cambio de pensamiento como el que surge a partir de las tablas de Tartaria.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *