Antigua tablilla hallada en Babilonia revela que la Torre de Babel si existió


Antigua tablilla hallada en Babilonia revela que la Torre de Babel si existió
Izq. La Construction de la Tour de Babel' (1525) Der. Tablilla hallada con relieve resaltado. Crédito: Hendrick III van Cleve / Public Domain /Smithsonian

Un investigador de la Universidad de Londres, afirmó haber encontrado pruebas que respaldan el relato bíblico de la Torre de Babel.

Para algunas personas, la Biblia es solo un buen libro que contiene historias y fábulas aleccionadoras. Para otras, es un libro sagrado que recoge los pensamientos del Creador del ser humano, un texto al que suelen llamar la palabra de Dios. Ahora bien, es inusual que un profesor no creyente haga afirmaciones que parezcan apoyar el registro bíblico, como el famoso relato de la Torre de Babel.

El relato bíblico de la Gran Torre de Babel

La Torre de Babel
Imágenes ilustrativas del la Torre de Babel. Public Domain

En el capítulo 11 de libro bíblico de Génesis, la Biblia cuenta que los seres humanos decidieron hacer una gran torre con la intención de llegar al cielo. Aquello era más que un intento de obtener fama y renombre, y pretendía oponerse a la voluntad de Dios.

Este asentamiento humano llegaría a ser una gran ciudad que evitaría que el hombre se dispersase por la Tierra, como Dios había mandado. El relato del Génesis agrega una idea más: para ese momento, toda la humanidad hablaba un mismo idioma.

Es interesante que los lingüistas modernos concuerdan con que en el pasado hubo un único lenguaje hablado por toda la humanidad. Sin ninguna barrera lingüística que sirviera de obstáculo, aquel conjunto de personas emprendió la tarea de construir el edificio más alto jamás conocido.

Dios interviene

El Génesis indica que aquella enorme construcción vio su punto final cuando el propio Dios intervino para frustrar los planes del hombre. Entendiendo las consecuencias que tendría el que la humanidad siguiera hablando un mismo idioma, el Creador usó su infinito poder para imponerle diferentes lenguas y así confundirlos.

Así, de manera sorpresiva, los constructores ya no pudieron comunicarse con fluidez, y un grupo lingüístico tras otro fue abandonando las obras hasta que todo el trabajo cesó. A aquel asentamiento primitivo se le denominó Babel, que en el idioma original del relato significa ‘confusión’.

Pruebas arqueológicas que respaldan el relato bíblico

Por décadas, varios científicos e historiadores se han dado a la tarea de desacreditar el registro bíblico. Desde que Charles Darwin planteó dudas sobre el relato de que la creación ocurrió en seis días, muchos más empezaron a dudar de su veracidad. Se preguntaban, ¿qué más puede haber en la Biblia que no sea cierto?

Durante el siglo XIX, arqueólogos e historiadores descubrieron que los reyes asirios descritos en la Biblia eran reales, y que había respaldo arqueológico que lo corroboraba. Estos y otros hallazgos hicieron que el enfoque cambiara, al menos un poco, y empezaran a preguntarse, ¿cuánto más hay de cierto en la Biblia?

Recientemente, el Dr. Andrew George, profesor de Historia de Babilonia en la Universidad de Londres, afirmó haber encontrado pruebas que respaldan el relato bíblico de la Torre de Babel. Al examinar una tablilla de cerámica descubierta hace un siglo en Babilonia, detectó una alusión directa a la gigantesca edificación.

Un examen cercano a las pruebas arqueológicas

En la tablilla babilónica puede observarse el aspecto que tenía el zigurat conocido como la Torre de Babel. Se distinguen siete niveles en la edificación, y se ve también al rey con su sombrero cónico y su cetro. Un poco más abajo, se puede leer la orden real de construir la torre.

Existió la Torre de Babel
La tablilla se encuentra finamente grabada con un relieve que muestra imágenes del rey y la Torre. Crédito: Captura de vídeo Smithsonian.

De hecho, el rótulo puede leerse fácilmente, y dice «Etemenanki, Ziggurat Babel», que significa ‘El zigurat de la ciudad de Babilonia’. Además, el texto suministra información sobre el reclutamiento de los trabajadores para llevar a cabo la edificación. La traducción del texto indica que el rey ordenó traer constructores desde el Mar Mediterráneo hasta el Golfo Pérsico.

Una prueba más que confirma la veracidad bíblica

Ya los expertos creían que el rey Nabucodonosor II había mandado a construir un zigurat en Babilonia luego de convertir a esta ciudad en capital de su imperio. La tablilla examinada por el profesor George confirma esta teoría y establece que el relato bíblico de la Torre de Babel puede basarse en un hecho histórico real.

Por otro lado, los arqueólogos creen que la Torre de Babel tenía unos 90 metros de lado en su base y 90 metros más de alto. Hoy en día, solo quedan escasos fragmentos de las ruinas de esta edificación, ya dispersos y destruidos.

Referencias: Hypescience / SmithsonianMag

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *