Tablilla de 3.000 años comprueba que un rey bíblico fue una figura histórica real


114 shares
Izq. Molde de la estela, con la línea 31 en el recuadro. Crédito: Finkelstein, Na’aman, Römer. Der. Ilustración de El rey Balac de la Biblia. Crédito: Philip De Vere/Wikimedia Commons.

Balac, el rey de los moabitas, archienemigo de los antiguos hebreos, y mencionado en la Biblia, pudo haber sido una figura real. Esto ha revelado un nuevo estudio de una tablilla antigua de casi 3.000 años de antigüedad.

El arqueólogo Israel Finkelstein, el historiador Nadav Na’aman, ambos de la Universidad de Tel Aviv, y el biblista Thomas Römer, de la Universidad de Lausana (Francia), analizaron las inscripciones de la estela de Mesha, que data de la segunda mitad del siglo IX a.C.

La línea 31 con el espacio erosionado marcado por el rectángulo. Crédito: Finkelstein, Na’aman, Römer

La estela de Mesha fue encontrada en el siglo XIX en las ruinas de la ciudad bíblica de Dibon en Moab (actual Jordania), y ahora se encuentra en el museo parisino del Louvre. La inscripción de la piedra cuenta la historia de la expansión territorial del rey Mesha de Moab, a quien se menciona en la Biblia.

La estela se rompió en 1869 y faltan partes de ella. Sin embargo, algunas de las partes faltantes se conservan en una copia inversa de la inscripción: una impresión hecha antes de que se rompiera la estela. Ha demostrado ser un tesoro de información sobre la historia del antiguo Israel, así como una fuente constante para el debate sobre la exactitud de la Biblia.

La consonante clave

Los autores estudiaron nuevas fotografías de alta resolución de esa impresión y de la estela en sí. Estas nuevas imágenes dejaron en claro que hay tres consonantes en el nombre del monarca mencionado en la Línea 31, y que la primera es la letra hebrea ‘bet’ (un sonido ‘b’).

 

Mientras que las otras letras están erosionadas, el ‘candidato’ más probable para el nombre del monarca es ‘Balac‘, de acuerdo con los expertos. La sede del rey al que se hace referencia en la Línea 31 estaba en Horonaim, un lugar mencionado cuatro veces en la Biblia en relación con el territorio moabita al sur del río Arnon.

También puede interesarte: Un meteorito impactó sobre Sodoma y Gomorra, dice estudio científico.

«Por lo tanto, Balac podría ser una personalidad histórica como [el profeta] Balaam, quien antes del descubrimiento de la inscripción de Deir Alla, era considerado como una figura ‘inventada’», sugieren los autores del estudio.

La estela de Mesha. Crédito: Museo de Louvre/wikipedia.org/CC BY 3.0

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista The Journal of the Institute of Archaeology.


Like it? Share with your friends!

114 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *