La roca gigante de 5.000 años con intrigantes símbolos


La roca gigante de 5.000 años con intrigantes símbolos
La piedra de Cochno se considera el mejor ejemplo de petroglifos de anillos de la Edad del Bronce existente en Europa. Crédito: Comisión Real para los Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia.

El hallazgo de un objeto grande, misterioso y extraño: una roca con orígenes que se remontan a unos 5.000 años atrás. Se trata de la Piedra Cochno, una piedra que mide alrededor de 9 x 19 metros y que contiene en su superficie formaciones circulares muy particulares. Echemos un vistazo más de cerca al descubrimiento.

Figuras que llaman la atención

Piedra de Cochno en Glasgow
Esquemas de WA Donnelly y James Harvey (fechado en 1895) que muestra las marcas en la Piedra Cochno. Crédito: Wikimedia Commons / Public Domain

En las colinas de Kilpatrick Hills, cerca de la urbanización Faifley se encuentra una gran cantidad de piedra arenosa cubierta por un llamativo arte rupestre. Tallada con figuras desconocidas a lo largo y ancho de toda la estructura (superficie de unos 100 metros cuadrados) es posible divisar lo que se conoce como Piedra Cochno (que significa «taza» en gaélico).

En la piedra se pueden apreciar figuras en forma circular o semi-circular que se asemejan a la marca de una taza sobre un mesón, cuyo significado es completamente desconocido.

Muchos investigadores argumentan que las figuras representan un mapa cósmico, detallando planetas, estrellas y constelaciones que guiaban la fecha de cultivos de los agricultores prehistóricos. Algunos más han propuesto que la losa es un posible un portal de vida y muerte, simbolizando el renacimiento y pudo ser utilizado en ceremonias de sacrificio, donde vertían algún tipo de líquido en las ranuras y canales como ofrendas. Y otros arqueólogos teorizan que los intrincados dibujos de cúpulas, líneas y anillos son una antigua expresión del arte rupestre que se ha encontrado en muchas partes del mundo.

Por otro lado, hay quienes opinan que las formaciones pueden ser figuras decorativas. Sin embargo, esta teoría no deja de llamar la atención, pues se trataría de una de las interpretaciones más revolucionarías para el momento. Esto quiere decir que los escultores tenían gustos parecidos a los artistas abstractos del siglo XX.

Se cree que los petroglifos de esta enigmática piedra datan del 3.000 a. C. aproximadamente, están acompañadas por una cruz precristiana incisa en el interior de un óvalo y dos grabados con forma de huellas de pies (podomorfos), en cada uno de los cuales se observan únicamente cuatro dedos.

Podomorfos de cuatro dedos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno.
Podomorfos de cuatro dedos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno.

Los primeros hallazgos

La historia actual de la Piedra Cochno comenzó en los años 1930 cuando un reportaje de las Actas de la Sociedad de Anticuarios de Escocia capturó la atención de Ludovic Maclellan Mann. Este arqueólogo insistente y excéntrico ya contaba con un historial respetado pues logró llevar a cabo diferentes excavaciones de sitios de la Edad de Bronce.

Es por eso que para el año 1937 Mann decidió pintar la superficie de la roca en diferentes colores. Hecho que llamó la atención de muchos espectadores, quienes no tardaron en cuestionar la creatividad del arqueólogo. Mann pintó las marcas en forma circular de color blanco y revistió la piedra con una rejilla de color amarillo.

Se sepulta la inmensa piedra

Como era de esperar, el trabajo de Mann llamó la atención del público, entre quienes estaban lugareños y turistas. Así que el lugar se volvió un centro de visitantes en el área urbana de Glasgow. Incluso, para la década de 1960 la piedra era un lugar popular donde las personas locales pasaban el rato.

Además de lo referido, los visitantes comenzaron a utilizar la piedra como un objeto del recuerdo, pues grababan sus nombres en la parte blanda de la roca. Incluso, para muchas personas era normal pasearse y caminar sobre la superficie.

La gente caminaba sin cuidado por encima de la Piedra de Cochno. Aquí se observan cómo los petroglifos se resaltaron con pintura blanca
La gente caminaba sin cuidado por encima de la Piedra de Cochno. Aquí se observan cómo los petroglifos se resaltaron con pintura blanca. Crédito: Historic Environment Scotland

Fue por esto que, en el año 1965, las autoridades tomaron la decisión de enterrar la piedra para su propia conservación. Así que, ahí se encontraba la famosa piedra, bajo toneladas y toneladas de tierra y piedras.

Se «redescubre» la Piedra de Cochno

Posteriormente, en los años 2015 y 2016 un grupo de arqueólogos se dio a la tarea de redescubrir la piedra de Cochno. El deseo de estos es dar a conocer públicamente la ubicación exacta de la piedra, revelar su historia y devolver al lugar el objeto que les fue «arrancado».

Expresaron que la finalidad de su excavación era grabar y fotografiar la piedra para después crear una réplica en 3D.

La piedra de Cochno fue enterrada de nuevo a fin de protegerla contra eventuales daños
La piedra de Cochno fue enterrada de nuevo a fin de protegerla contra eventuales daños. Crédito: John Devlin/TSPL / Universidad de Glasgow.

Apoyados por diferentes organizaciones y lugareños que conocieron lo que fue la piedra, el grupo de arqueólogos se ha mantenido activo. Y han tenido excelentes resultados pues han logrado extraer toda la piedra, quitando las toneladas de tierra y rociando unos 2.000 litros de agua sobre la superficie.

El proyecto, que quizá permita llegar a conocer algunas respuestas sobre este enigma estuvo inspirado en la serie documental ‘The Devil’s Plantation’ (una mirada poética sobre lugares ‘mágicos’ de Glasgow), el grupo ‘Factum Foundation‘, especialista en digitalización de patrimonio artístico, planea grabar y fotografiar la piedra al milímetro. Después, crearán con las imágenes una réplica exacta que se quedará en las inmediaciones para deleite de turistas, locales y curiosos.

El resultado del trabajo ha sido notable. Por ejemplo, cuentan que han podido observar las marcas en forma de anillos o círculos en la roca. Incluso, se pueden observar las firmas, los nombres y los grafitis que los visitantes lamentablemente dejaron marcados en la superficie.

Ahora bien, se siguen estudiando cuidadosamente las medidas de la piedra, datos que permitirán fabricar la réplica de esta roca prehistórica.

Hasta la actualidad, no hay consenso entre los arqueólogos sobre el significado de los símbolos representado en la losa masiva, los mensajes que contiene la piedra siguen siendo un total enigma.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *