Relatos sobre robots narrados en la antigüedad


Relatos sobre robots narrados en la antigüedad
Talos es un autómata gigante de la mitología griega cuya historia fue llevada al cine en 1963. Crédito: Columbia Pictures

La robótica es la rama de la tecnología que se dedica al diseño, construcción y operación de los robots, combinando diversas disciplinas como la mecánica, informática, electrónica y la física, entre otras. Para la mayoría, es un término reciente y alude a los avances tecnológicos de nuestra era. Sin embargo, existen relatos sobre robots narrados en la antigüedad que resultan muy intrigantes.

Robots en el mundo antiguo

Cuando se analizan algunos textos antiguos de Sumer, Grecia, China e India, se percibe que estas civilizaciones de antaño estaban familiarizadas con el concepto de robots y autómatas. Por increíble que parezca, las descripciones de seres hechos a la imagen del hombre y capaces de ejecutar tareas complejas se remontan a mucho antes de Cristo.

Uno de los registros más antiguos donde se puede encontrar la descripción de un robot es en La Epopeya de Gilgamesh. En este relato fantástico se describe al héroe principal, Gilgamesh, acompañado de su amigo Enkidu viajando al Bosque de Cedro en el Monte Líbano.

Robots en el mundo antiguo

A su llegada se encuentran con el guardián del bosque, un autómata Humbaba descrito como una criatura ‘respirable’ de un solo ojo. El dúo de aventureros logra vencer y decapitar al guardián, que bien pudo haber sido una especie de robot inteligente construido por los dioses Anunnaki para defender el bosque de cedro.

Asimismo, algunos registros mencionan que en el siglo III a. C., los ingenieros de la Alejandría helenística, en Egipto, estaban construyendo máquinas y robots mecánicos reales. Uno de ellos, Ctesibius, un erudito e inventor que se estableció en Alejandría construyó autómatas similares a los humanos, que a menudo se usaban en ceremonias religiosas y el culto a las deidades.

Estos son mencionados por la historiadora de la ciencia de Stanford, Adrienne Mayor, en su fascinante libro titulado «Dioses y robots: mitos, máquinas y sueños tecnológicos de la antigüedad».

De igual manera, las crónicas chinas hablan de emperadores que poseían androides realistas y  sirvientes artificiales creados en el siglo II por la inventora Huang Yueying.

Maravillas tecnológicas, como los carros de guerra voladores y seres animados, también aparecen en las epopeyas hindúes. Una de las historias más intrigantes de la India cuenta cómo los robots una vez protegieron las reliquias de Buda.

Reliquias de Buda cuidadas por robots
Reliquias de Buda protegidas por robots. Public Domain

Por fantasioso que pueda parecer a los oídos y ojos modernos, esta historia tiene una sólida base en los vínculos entre la antigua Grecia y la antigua India. La historia se desarrolla en la época de los reyes Ajatasatru y Asóka, la cual ampliaremos más adelante.

Talos, el gigante de bronce griego

Talos Jason y los Argonautas
Talos, el robot gigante de bronce de la mitología griega.

En la famosa historia griega de Jasón y los Argonautas, se habla de un extraño gigante de bronce llamado Talos que custodiaba la isla de Creta.

Su función consistía en recorrer la isla tres veces al día y alejar a los visitantes indeseados lanzándoles piedras y prendiendo fuego a sus barcos. En otras palabras, un robot de metal programado para realizar una tarea específica.

Talos fue el primer robot androide en la mitología humana. Aunque su origen es un poco confuso, algunas fuentes afirman que el creador de Talos fue el mismo Zeus, o uno de los inventores, Hefesto o Dédalo, por orden de Zeus. Otra versión de la leyenda, narra que Talos es un regalo de Zeus o Hefesto a Minos, el Rey de Creta, para proteger la isla y su gente, y otras más dicen que Talos fue un regalo de Zeus a la princesa fenicia Europa, para protegerla a ella y a sus hijos.

El mejor regalo para un Rey: un autómata

Robots en la antiguedad

Igualmente, nos topamos con otro robot en una historia asiática que se remonta al siglo III a.C. Un ingeniero talentoso se presenta delante de un rey y le lleva un regalo asombroso: un autómata robótico de tamaño natural. Este artefacto podía realizar actividades sorprendentes, como cantar, caminar y entretener a los invitados del Rey.

La historia concluye cuando el rey, intrigado por el misterioso funcionamiento de su sirviente robótico, decide desmontarlo. Al observar en su interior, descubre que está hecho con un conjunto de órganos artificiales. Una vez que el Rey retira el corazón artificial del robot, este deja de funcionar. Claramente vemos en este relato a un androide antiguo que se volvió inoperable cuando su núcleo fue eliminado.

Los guardias Ajatashatru de la India

Ajatasatru
Rey Ajatasatru.

Finalmente, nos remontamos a la India para encontrarnos con una leyenda donde un conjunto de robots conforma los guardias Ajatashatru. Estos antiguos robots ejecutaban tareas como comprar y vender, trabajar la tierra y ejecutar a los criminales. El secreto para su fabricación y animación estaba muy bien resguardado, hasta que un joven artesano lo robó.

El secreto fue empleado para construir soldados automatizados para el rey Ajatashatru, quienes libraron varias batallas en defensa de su líder. Más tarde, el control de dicho ejército paso a manos de otro rey, y con ello el misterioso diseño de los soldados robots.

No nos sorprende que en las antiguas leyendas indias se hable de robots que conformaban ejércitos. Otros registros similares hablan de carros voladores con tecnología altamente avanzada, y de al menos una guerra atómica donde se utilizó armas completamente atemporales.

Seres autómatas construidos con tecnología antigua

Es verdad que las descripciones antiguas sobre posibles robots no contienen todos los detalles sobre su diseño y funcionamiento. Ahora bien, lo que si es cierto es que los hombres de la antigüedad estaban familiarizados con este tipo de tecnología. De otro modo, no habrían hecho mención de autómatas y hombres de hojalata en sus narraciones.

Un detalle intrigante es que esos robots antiguos ejecutaban tareas sencillas como vigilar, sembrar y entretener, aliviando así las cargas de sus dueños. ¿Acaso los avances modernos en robótica no persiguen el mismo fin? Por otro lado, no se sabe nada sobre los métodos de construcción y animación de estos artefactos vivientes.

Algunos sugieren que los artesanos e ingenieros antiguos combinaron alguna forma de arte mítica o magia con tecnología primitiva. Quizá se usó algún tipo de software o código antiguo que aún hoy no hemos descubierto.

Tanto en la antigüedad como en tiempos modernos, los robots se han construido con el propósito de servir a los seres humanos. Sin embargo, es muy probable que los avances modernos en robótica e Inteligencia Artificial no sean más que una continuación de la robótica antigua, ya sea la narrada en historias antiguas o la que han dejado en planos y construcciones milenarias los genios inventores del mundo.

También puede interesarte: El fascinante relato sobre alienígenas, híbridos, ovnis y robots, escrito en el siglo II.

 

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *