Como se veía la Gran Pirámide de Guiza en la antigüedad


Como se veía la Gran Pirámide de Guiza en el año 2560 a. C
Imagen ilustrativa. Crédito: Ubisoft

Uno de los principales atractivos turísticos que se pueden encontrar en Egipto son las pirámides. Estos monumentos fueron construidos hace varios milenios con la finalidad de servir de tumbas para los reyes o faraones. Una de las más impresionantes y que mejor se conservan en la actualidad es la gran pirámide de Guiza.

La Gran Pirámide de Guiza

La Gran Pirámide de Guiza es también conocida como la pirámide de Keops o Jufu. Se trata de la más antigua de las siete maravillas del mundo antiguo y la única que todavía existe. Además, es la pirámide más grande que puede encontrarse en Egipto y uno de los destinos turísticos más visitados en el mundo.

Se cree que su construcción fue ordenada por el faraón Keops de la cuarta dinastía en el antiguo Egipto y que se terminó de construir en el año 2560 antes de Cristo. El trabajo de edificación duró aproximadamente unos 20 años y en ella intervinieron unas 100 mil personas. Además, se estima que fueron necesarios 2,3 millones de bloques de piedra, cada uno de 2,5 toneladas de peso.

Quienes visita la Gran Pirámide en la actualidad no salen de su asombro al ver semejante estructura y pensar en todo lo que implicó su construcción. Ahora bien, debió de ser mucho más sorprendente contemplarla en el año 2560 a.C., año en el que fue terminada. Hoy en día podemos hacernos una idea de su apariencia original.

Cómo se veía la pirámide originalmente

 Gran Pirámide de Guiza
La Gran Pirámide de Guiza es la más antigua e intacta de las siete maravillas del mundo antiguo. Crédito: Guiza 3D

La cara superficial de la Gran Pirámide de Keops está hecha de piedra caliza y granito, y fue construida sobre una colina de piedra caliza natural. Inicialmente se aplicó una capa de piedra caliza blanca y fina en cada una de sus cuatro caras. Con este acabado, la pirámide luciría un aspecto brillante y pulido color blanco, que reflejaría con intensidad la luz del Sol.

Además, la estructura seguramente fue coronada con una piedra angular conocida como piramidión, fabricada con granito sólido y cubierta con un metal precioso brillante, como el oro. No cabe duda de que observar esta construcción con sus acabados originales debió causar gran asombro y admiración.

Hace algunos años la compañía de maquetas y diseño 3D Dassault Systèmes, presentó un novedoso proyecto en tres dimensiones la famosa necrópolis egipcia. Fue dirigido por George Reisner, un ícono de la arqueología moderna, quien recopiló fotos, diarios, dibujos y documentos de las pirámides de Giza. Con esta fuente de información, Dassault Systèmes reconstruyó la necrópolis de la forma más exacta posible. A continuación podemos apreciarlo en un video:

El proyecto Giza 3D permite al público conocer mejor la civilización egipcia, y acercarnos a esta maravillosa obra ancestral.

Grandes obras en honor al faraón

El diseño original de la Gran Pirámide de Keops tenía una altura máxima de 146,7 metros, pero hoy en día la altura ha disminuido a los 138,8 metros. Esto se debe a los efectos naturales de la erosión ocasionada por la lluvia y el viento a lo largo de miles de años. Lejos de ser brillante y blanca, las caras de la pirámide tienen un color marrón arena oscuro y envejecido.

Sin embargo, ni siquiera el paso del tiempo y el deterioro natural le han restado esplendor a este monumento erigido en honor al faraón Keops. Para los egipcios, su rey era también un dios que, al morir, regresaba al mundo de los espíritus. Por lo tanto, era muy importante asegurarse de que tuviera todo lo necesario en su viaje al más allá.

En las paredes internas de las pirámides se pintaban imágenes de esclavos y sirvientes que, después de la muerte del faraón, le servirían en el otro mundo. De hecho, se han encontrado decenas de cuerpos momificados de sirvientes que fueron enterrados vivos junto al cadáver del faraón. Igualmente, grandes tesoros, armas, alimentos, vestimenta y todo lo necesario para la comodidad del rey.

Toda una obra de ingeniería

Pirámides de Egipto
La gran tumba del faraón Keops, con sus 140 metros de altura, ostentó el título de edificio más alto del mundo durante 3800 años. Crédito: Ubisoft

Hasta la fecha, los expertos no pueden explicar cómo se llevó a cabo una construcción tan colosal en aquellos tiempos ‘primitivos’. Sin máquinas y dispositivos avanzados para levantar bloques de más de dos toneladas de peso, la labor debió ser extenuante. El acabado original y la exactitud con que se fijaron los bloques sorprende incluso a los ingenieros modernos.

Sin el uso de mortero y cemento, los egipcios consiguieron colocar los bloques de piedra con tanta exactitud que entre ellos ni siquiera se puede insertar un papel delgado. Tanta precisión ha hecho pensar a más de uno que, para la construcción de las pirámides, fue necesaria la ayuda de seres de otros planetas.

Una maravilla que aún se conserva

Pirámides de Egipto
Vista panorámica de las Pirámides de Egipto.

Es imposible saber con certeza todo lo implicó la construcción de la Gran Pirámide de Guiza. Sus restos sugieren que la destreza de sus edificadores era superior a lo que nosotros alcanzamos a suponer.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *