Monumento de 3.200 años de antigüedad representaría un mapa del universo


Monumento de 3.200 años de antigüedad en Turquía sería un antiguo mapa del universo
Crédito: Eberhard Zangger/E. C. Krupp/Serkan Demirel/Rita Gautschy

Un antiguo monumento de 3.200 años que ha desconcertado a los científicos, ya que pudo ser usado para mapear el cosmos y como una especie de calendario.

Durante los últimos años, muchos descubrimientos arqueológicos se han revisado y se han actualizado. Así, un nuevo estudio ha reinterpretado el verdadero propósito de un antiguo santuario hitita.

Ahora, el famoso templo Yazilikaya, el cual tiene una datación de 3.200 años de antigüedad en la actual Turquía, podría ser, en realidad un inmenso mapa del cosmos y un calendario.

El templo Yazilikaya: un mapa cósmico

El templo Yazilikaya es un santuario que se encuentra al aire libre, considerado uno de los monumentos más importante del extinto imperio hitita.

Este monumento, junto a todo lo que rodea a los hititas, es un misterio arqueológico. Se sabe que los hititas reinaron todo el territorio de la actual Turquía, entre el 1700 y el 1100 a. C., antes de ser eliminados.

Hattusa, la antigua capital hitita, se encontraba en donde está actualmente el pueblo de Bozkale, en el centro turco. Ahí se pueden ver los restos de esta mítica ciudad, incluyendo los del santuario Yazilikaya.

Este monumento fue tallado de manera poco elaborada; apenas consta de 2 cuartos sin techos, los cuales se decoraron con diferentes imágenes y relieves de dioses en sus paredes.

Relieve con los doce dioses del inframundo. Crédito: Wikimedia Commons

Durante las primeras investigaciones, se descubrió que el santuario fue usado durante siglos, además presenta varias restauraciones.

El aspecto que tiene en la actualidad, data del año 1230 a. C., aproximadamente. Esto es lo que más sorprendió a los expertos, ya que no se entendía el propósito real de este monumento.

¿Por qué construyeron un santuario con una arquitectura tan inusual? ¿Para qué lo usaban? Son preguntas que han atormentado a los arqueólogos desde su hallazgo y que han generado el nacimiento de varias teorías.

Sin embargo, en el año 2019 se decidió hacer un nuevo estudio de la arquitectura, relieves e imágenes del templo Yazilikaya.

Encabezados por Eberhard Zangger, presidente de la fundación sin fines de lucro, Luwian Studies, y su colega, Rita Gautschy, de la Universidad de Basilea, el equipo mostró una serie de imágenes de los dioses, sugiriendo que podría tratarse de un calendario.

De esta forma, los antiguos hititas eran capaces de rastrear los años solares y los meses lunares.

Dioses y estrellas

De acuerdo a los expertos, los relieves en la Cámara A pueden ser ordenados en grupos. Al hacerlo, estos coinciden con los principios astronómicos: 12 meses lunares, 30 días en un mes lunar, un grupo climático y 19 ciclos anuales.

Relieve del Santuario hitita de Yazilikaya (siglo XIII a. C.) que representa a dos hombres con cabeza de toro de pie entre dioses masculinos en el símbolo jeroglífico de la Tierra y sosteniendo el cielo. Crédito: Wikimedia Commons

A pesar de los argumentos, esta hipótesis no ha sido del todo aceptada por la comunidad científica, ya que este calendario se adelanta por siglos a los hititas.

Aun así, Zangger cree que el antiguo imperio sí tenía una idea establecida sobre la creación del mundo, según sus creencias. La convicción hitita era que en el inicio, había caos, y que existían 3 niveles del mundo: El subterráneo, el cielo y donde estaban los seres vivos.

La cosmología y el mito hitita de la creación abarcan tres niveles: la Tierra, el cielo y el inframundo.

En base a sus creencias, identificaron estrellas circumpolares que no se desaparecen en el horizonte.

La nueva investigación demostró, que uno de los grupos de deidades presentes en el templo Yazilikaya, es la representación de estas estrellas. Además, las otras imágenes se pueden asociar fácilmente con la Tierra y el inframundo.

Por último, los expertos sugieren que, así como se hizo en Mesopotamia y el Antiguo Egipto, los hititas crearon el monumento, para registrar sus creencias sobre la estructura del universo.

El problema es que, a diferencia de los registros astronómicos mesopotámicos y egipcios, los de los hititas escasean, o no se han encontrado.

Esta teoría, una vez más, arroja luz, pero también nuevas preguntas. Los arqueólogos están aceptando que otros pueblos tuvieron un impacto importante en los hititas, pero se sigue desconociendo gran parte de esta antigua civilización.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *