La valiente reina guerrera egipcia de una dinastía olvidada


La reina guerrera de una dinastía egipcia olvidada
Imagen ilustrativa. Crédito: Universal Pictures.

¿Quién es la reina guerrera más sobresaliente de la historia egipcia? Nos referimos a Ahhotep, una mujer de valor y fortaleza incomparable. De hecho, se cree que sus virtudes y astucia para gobernar superan a las del hombre promedio.

Los detalles de su vida y sus hechos comienzan en el pasado lejano, en la región de Egipto. Y actualmente se pueden ver imágenes que la representan ubicadas en el almacén de un museo famoso conocido como El Cairo.

Historias de hombres y mujeres de Egipto en un periodo casi olvidado

Aunque se ha dejado a un lado, el Segundo Periodo Intermedio está lleno de historias reales de hombres y mujeres. Estas personas que vivieron en el antiguo Egipto dejaron historias fascinantes repletas de hechos sobresalientes.

Cabe destacar que sus momias se consiguieron en uno de los puertos, en la tumba DB320. Por otra parte, la historia de Ahhotep posee muchas lagunas, así que hay fragmentos faltantes en sus relatos. Pero es posible comprobar que cuando estuvo viva no conoció límites, era valiente y arriesgada.

La familia real de la reina Ahhotep

Estela de Ahmose en el templo de Karnak, que muestra a un rey presentando ofrendas a su abuela, la reina Tetisheri. Museo Egipcio de El Cairo. Crédito: Wikimedia Commons

La madre de Ahhotep fue la reina Tetisheri y su padre Seqenenra Taa, quien fue un faraón. Tetisheri fue la fundadora de un linaje de importantes mujeres que, unidas al poder de sus hermanos-esposos (como era costumbre entre los faraones), generarían una próspera dinastía. Esta mujer creció dentro de una corte que se destacaba porque sus integrantes respetaban el gran poder que tenía la realeza.

En cuanto a la personalidad de su mamá, podemos decir que era influyente y fuerte en sentido político. Así que nuestra protagonista quería seguir los pasos de quien tanto admiraba por su valor.

Historia de Ahhotep

Con el tiempo, Ahhotep llegó a ser una princesa importante y tuvo un papel principal en su familia. Incluso, se convirtió en la esposa de Seqenenre Taa II quien fue su hermano. En el caso de este príncipe, también era esposo de dos de sus hermanas: Si Djehuty e Inhapy.

Pero Ahhotep nunca se conformó con ser una opción más, ella destacó en cada campo de su vida. Por ejemplo, tuvo 4 hijos con el faraón y era la esposa que tenía más poder, en comparación con sus hermanas.

Todas sus acciones y decisiones a nivel político se veían como un homenaje a las ideas de su padre. Asimismo, los nombres de sus 2 hijas se asignaron en honor al faraón Seqenenra Taa: Ahmose-Nebta y Ahmose-Nefertari.

Matrimonios de Ahhotep

Es probable que no tuviera un segundo matrimonio si Seqenenre no hubiera perdido la vida en batalla. Pero, como sabemos, las heridas del cráneo y del cuerpo eran graves, profundas y horribles.

Fueron causadas con un hacha especial para la batalla de «Hyksos» y otras herramientas parecidas. Sin duda, no es posible que alguien sobreviva a un evento tan sangriento como ese. El sucesor de este faraón fue Kamose, quien era el hijo del fallecido Seqenenra Taa.

Una mujer fuerte y guerrera

Ahhotep no se intimidaba ante las batallas, más bien participó en ellas de forma activa, por ello la conocían como la «Reina de la Libertad» y la «Reina Guerrera». Además, también formó parte de otras actividades militares importantes, era la responsable de los soldados y montaba frecuentemente a caballo.

Conocida como la Reina de la Libertad y la Reina Guerrera, Ahhotep fue una parte importante de la historia egipcia.

Por si fuera poco, el papel que cumplía en la diplomacia era relevante y actuaba con firmeza en la política. Incluso, sabía mantener el equilibrio entre vivir como todo un gobernante y conservar su encanto femenino, según describió la egiptóloga y escritora Joyce Tyldesley.

¿Qué sucedió después de la muerte de Kamose?

Kamose gobernó durante tres años aproximadamente, hasta que murió en una batalla. Algunos registros demuestran que inmediatamente después del fallecimiento de Kamose, en ese momento incierto, fue su madre quien gobernó.

No obstante, oficialmente fue reemplazado por el hijo menor de Ahhotep llamado Ahmose I. Ahhotep fue un miembro importante y destacado de la corte por algunos años. Hasta que su hijo logró inaugurar el Imperio Nuevo egipcio, la etapa más brillante y en la que el país alcanzó el mayor esplendor internacional de toda su historia.

Aun se desconoce exactamente en qué momento Ahhotep renunció a su asignación de regente, al igual que muchos otros detalles de su vida que son inciertos. Esto deja claro que hay algunos aspectos de la historia en este periodo egipcio que no se descubrirán y preguntas que seguirán siendo un misterio.

Una vida larga para una  gran reina

Como demuestran los registros, esta reina tuvo una vida larga, en la que pudo ver muchos gobernantes. Conocía distintos faraones que dirigieron a su amado país y fue una regente excelente.

Cuando Ahmose fue lo suficientemente mayor como para gobernar por sí solo, Ahhotep se retiró al templo de Karnak y allí parece ser que vivió hasta su muerte, a muy avanzada edad. Dejando un Egipto completamente distinto al que había visto al nacer.

En el año 1859, su tumba fue hallada. Su sarcófago y su momia reposaban en el interior, junto a muchos objetos de su ajuar. En el sarcófago se encontraron valiosas joyas con piedras de lapislázuli, piedras semipreciosas, un puñal de oro puro y las legendarias moscas de oro que recibió como galardón militar de honor; estas eran una especie de «medalla» que se entregaba como recompensa a los soldados egipcios de alto rango. Eran el mayor galardón militar que podía alcanzarse.

Hermosas joyas y armas ornamentales se encontraron en la tumba de Ahhotep.

Sin embargo, las personas que entraron en su tumba destruyeron algunas pruebas que documentan su vida. Lamentablemente, la avaricia e imprudencia de los exploradores, al abrir sin cuidado el sarcófago, ocasionó que dañaran la momia, la cual quedó reducida a polvo. Algunas teorías plantean que los huesos de la reina fueron abandonados en el desierto, mientras que otras argumentan que existe la posibilidad de que su momia fuera llevada a El Cairo y sea una de las personas del famoso museo egipcio.

Aunque hemos escuchado sobre famosas reinas egipcias como Cleopatra, Nefertiti o Hatshepsut, el nombre de Ahhotep es poco reconocido; sin embargo, su historia es sin duda una de las más fascinantes de todas las reinas del Antiguo Egipto.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *