La batalla de Kadesh: Enfrentamiento por los dioses Anunnaki


La batalla de Kadesh: Enfrentamiento por los dioses Anunnaki

Una de las batallas entre ejércitos rivales más épicas de todos los tiempos fue la batalla de Kadesh. Ocurrió alrededor del año 1274 a.C. y sus protagonistas fueron las hordas del faraón Ramsés II contra los guerreros hititas liderados por Muwatalli II. Ahora bien, ¿cabe la posibilidad de que los verdaderos instigadores de este encuentro fueran seres alienígenas?

La gran batalla entre Los Reyes de Oriente y Occidente

Por el año 1530 a.C., los hititas comenzaron una campaña para expandir sus dominios luego que reemplazaron a los babilonios como la principal potencia en Mesopotamia. En su avanzada militar, los hititas se acercaron de nuevo a la frontera con Egipto, nación que no había sabido lidiar con dicha amenaza desde el reinado de Akenatón.

Aunque era cierto que el territorio de Kadesh o también llamado Qadesh, y sus alrededores estaba bajo el control egipcio para 1279 a.C., los hititas seguían merodeando el lugar e invadiendo algunas zonas. De tal manera que toda aquella región se disputaba entre ambos gobiernos.

Entonces, para el año 1274 a.C., fue el turno de Ramsés II de intentar resolver la disputa por la tierra de Kadesh. Con este fin, inició una expedición militar para eliminar la presencia hitita de todo dominio egipcio, incluyendo Kadesh y las regiones circundantes.

Batalla de Kadesh
Imagen ilustrativa de la Batalla de Kadesh.

Una batalla sin canto de victoria

El encuentro entre los dos ejércitos fue impactante y enérgico. Con todo, ambos dirigentes militares cometieron errores tácticos que afectaron el desempeño de sus hombres.

Aunque Ramsés II consiguió derrotar al ejército de Muwatalli II, no fue capaz de recuperar la tierra de Kadesh. Por otro lado, el ejército hitita retuvo el dominio de la ciudad, pero su desempeño no fue el esperado y sufrieron cuantiosas bajas.

Un resultado inesperado

La gran batalla produjo un resultado totalmente inesperado. Ambos imperios, el hitita y el egipcio, firmaron el tratado de Kadesh en 1258 a.C., poniéndole fin a décadas de conflictos.

Tratado Kadesh
Versión hitita (Izq.) y Versión egipcia (Der.) del tratado de Kadesh. Crédito: CC By 3.0 Iocanus / Olaf Tausch / Wikimedia Commons

A partir de entonces, las naciones que antes eran enemigas iniciaron una relación de paz, en donde el intercambio cultural y económico beneficiaría a ambos pueblos. La historia concluiría con este final feliz, a no ser que detrás de todo haya habido la influencia de seres alienígenas.

Las verdaderas intenciones de Ramsés II

Tanto egipcios como hititas adoraban a seres divinos que los dirigían y protegían durante sus batallas. Para algunos historiadores y amantes de la ufología, todo ese panteón de dioses no eran más que seres alienígenas conocidos como los Anunnaki.

Relieve de Ramsés II en la batalla de Kadesh
Relieve de Ramsés II en la batalla de Kadesh. Public Domain

De ser así, la campaña militar de Ramsés II contra los hititas fue un intento de revertir las reformas religiosas que su antecesor Akenatón y el líder hitita Muwatalli II llegaron a cabo. Dichas reformas afectaron a los dioses principales de ambos pueblos, o en otras palabras, a los alienígenas que dominaban cada región.

¿Reformas religiosas o conflictos extraterrestres?

En el quinto año de su reinado, el faraón Akenatón fundó una nueva capital en su imperio e introdujo una reforma religiosa sorprendente. Promovió el culto de Atón y eliminó del Panteón egipcio a los demás dioses, incluyendo al dios principal Amón Ra.

Por su parte, Muwatalli, el líder hitita, también  fundó una nueva capital en Tarhuntassa e introdujo reformas en el plano religioso. Promovió el culto al dios de la tormenta y el rayo, excluyendo a las otras debidas principales de los hititas.

Se ha sugerido a la luz de los escritos de Zechariah Sitchin, que el dios Amón Ra de Egipto era el príncipe Anunnaki Marduk perteneciente al clan de Enki (en algunos escritos figura como su hijo). Igualmente, el dios hitita de la tormenta y el rayo era también un príncipe Anunnaki y líder de la expedición terrestre, Enlil.

Un conflicto con repercusiones en el ámbito terrestre

Anunnakis
Ilustración de algunos dioses Anunnaki.

Ambos clanes, el de Enki y el de Enlil, arrastraban una enemistad que hundía sus raíces en los inicios de los tiempos. Sus intereses estaban dirigidos hacia el dominio de toda la Tierra, y su rivalidad se vio reflejada una vez más en la batalla de Kadesh.

Otras ocasiones en las que el conflicto extraterrestre tocaría nuestro planeta fueron los incidentes del Jardín de Edén, El Diluvio Universal, la torre de Babel y la destrucción nuclear de Sumer. Todo ello da para pensar que los seres humanos podrían ser vistos como simples títeres de fuerzas alienígenas superiores.

La Batalla de Kadesh no solo pasó a la historia por ser la mejor documentada de la Antigüedad, sino que dio paso a la firma del primer tratado de paz de la historia. Sin embargo, es posible que haya hecho parte del conflicto que marcó el final de la época gloriosa de la adoración a los antiguos dioses Anunnaki.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *