La tumba de una reina egipcia de hace 4.500 años contiene una advertencia sobre el cambio climático


Imagen ilustrativa.

La cantidad de hallazgos que se han hecho en Egipto es grande, entre ellos se encuentra la tumba de una reina egipcia. Lo que hace que esta sea interesante es que puede contener una advertencia del cambio climático en nuestros días. ¿Quieres saber más sobre esto? Entonces, te animamos a continuar leyendo este artículo.

¿De quién es la tumba de una reina egipcia de la que te hablamos aquí?

Entre las culturas antiguas que más fascinan a los arqueólogos e historiadores se encuentra la egipcia. Las tumbas que se han encontrado a lo largo de los años han sido de mucha ayuda para conocer más la forma en la que vivían los egipcios, sus reyes y cuáles eran sus creencias. Entre los hallazgos que se han realizado está la tumba de una reina egipcia.

La tumba en la que nos centramos en este artículo es de Jintakus III, en los relieves de las paredes de la tumba se le llama la «Reina Madre». Ella era esposa del faraón Raneferef o también conocido como Neferefre y vivió aproximadamente en el año 2.240 a. C.

Aunque cuando se encontró su tumba se descubrió que el cráneo de la reina estaba destrozado. Los arqueólogos dicen que esa no es la causa de su muerte, sino que fue causado por los saqueadores de tumbas.

¿Cuándo se encontró esta tumba?

El hallazgo de la tumba se llevó a cabo en noviembre del 2015. Esta se encontraba al sudoeste de El Cairo, en una zona que se conoce como la necrópolis de Abusir o Abu-sir.

Una vista desde arriba de la tumba de Jintakus III. Crédito: CNN

La expedición arqueológica fue liderada por Miroslav Barta, del Instituto Checo de Egiptología quien fue jefe de un equipo formado por arqueólogos checos. En la tumba se encontraron numerosos objetos que son de valor para los egiptólogos.

La reina, que vivió hace 4.500 años, pertenece a la V dinastía, pero hasta el hallazgo de la tumba, no se sabía nada de su existencia. El Ministerio egipcio de Antigüedades anunció que el descubrimiento ha revelado una parte desconocida de la historia de la V dinastía (2.500-2.350 a. C.), y confirma la importancia de la mujer en la corte.

En la época en la que vivieron Neferefre y la reina Jintakus III, Egipto se encontraba bajo presión, ¿por qué? Debido al impacto del nepotismo, el auge de la democracia y la influencia de grupos poderosos. Además, años después de que ellos murieron, ocurrió una sequía que hizo que el Nilo no se desbordara.

Objetos encontrados en la tumba de una reina egipcia

Vasijas y jarrones de travertino hallados en la tumba de Jintakus III. Crédito: Martin Frouz, ČEgÚ FF UK

En la tumba se hallaron diversos huesos de animales, tallas de madera, cerámica, y cobre. Miroslav Barta explicó que estos objetos conformaban el ágape funerario de la reina, es decir, la comida que se creía que necesitaría en el más allá.

Además de los objetos con los que se acostumbra a enterrar a la realeza egipcia, estaban los restos óseos de Jintakus III. El estado de estos aportará interesantes datos sobre la vida de la que fue en vida una reina del imperio egipcio. Barta también declara que el análisis a la tumba tardará unos cuantos años, pero será detallado.

Los investigadores también planean realizar una prueba de carbono 14 con el objetivo de determinar cuál era la edad de la reina cuando murió. Además, las distintas pruebas hechas a los restos óseos permiten saber si sufría de alguna dolencia. Por otro lado, el estado de su pelvis demuestra cuántos hijos dio a luz.

¿Por qué es la tumba de Jintakus III una advertencia sobre el cambio climático?

Arqueólogos checos descubrieron en Egipto la tumba de Jintakus III, una reina desconocida de hace 4.500 años.

Después de que Neferefre y la reina Jintakus III murieran, la presión en Egipto aumentó considerablemente. Eso no solo ocurrió por los problemas nombrados anteriormente, sino por un cambio climático que afectó mucho a la población. Diversas regiones se vieron afectadas por una sequía.

La sequía evitó que el río Nilo se desbordara como solía ocurrir normalmente, esto permitía que las cosechas contaran con suficiente agua. Provocando diversos problemas, como los siguientes:

  • No había cosechas razonables.
  • Los ingresos por impuestos se redujeron.
  • No se podía financiar el aparato del Estado.
  • Era difícil mantener la integridad de Egipto y su ideología.

Advertencia importante

Según advierten los investigadores el hallazgo de la tumba es tanto un eco histórico como una advertencia. «Se pueden encontrar muchos caminos hacia nuestro mundo moderno, que también enfrenta muchos desafíos internos y externos», argumentan. «Al estudiar el pasado, puedes aprender mucho más sobre el presente. No somos diferentes [de ellos]. La gente siempre piensa ‘esta vez es diferente’ y que ‘somos diferentes’, pero no lo somos».

Sumado a esto, recordemos que una investigación de científicos de la Universidad de Cornell de Nueva York, realizada a muestras de un ataúd egipcio y de los barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III, revelaron una inesperada luz sobre el fin de la civilización egipcia; ya que sugiere que en el año 2.200 antes de Cristo se produjo un evento árido importante a corto plazo.

El acontecimiento provocado por el cambio climático tuvo importantes consecuencias, alterando los recursos alimentarios y otras infraestructuras que, probablemente, llevaron a la caída del Imperio acadio, afectando al Antiguo Reino de Egipto y a otras civilizaciones del Mediterráneo y Oriente Medio que también colapsaron.

Muchas civilizaciones de esa época se vieron afectadas por el cambio climático, ¿podría ocurrir eso hoy en día? La humanidad debería prestar atención a las diversas advertencias que existen sobre este gran problema.

Algunos piensan que eso no puede ocurrir hoy en día, pero incluso Egipto, una de las civilizaciones más avanzadas de su época, se vio muy afectada por el cambio climático. Pero la gran pregunta es: ¿Decidirán las personas aprender de los errores que se cometieron en el pasado?

Referencias: BBC / CNN

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *