Dioses de la guerra en distintas culturas antiguas


Dioses de la Guerra en las distintas antiguas culturas

Todas las mitologías antiguas están estrechamente relacionadas con la guerra. Por esa razón no es de extrañar que cada una de estas culturas tuviera a un dios de la Guerra que los representara en cada contienda.

A diferencia de la gran mayoría de las deidades de las religiones monoteístas, los dioses y diosas politeístas fueron representados en sus mitologías como feroces guerreros que comandaron a los suyos durante las guerras.

En ocasiones, estos conflictos bélicos se llevaron a cabo para expandir su religión en nombre de un dios o, sencillamente, como aliento para la contienda. Como fuera el caso, aquí mostraremos los dioses de la Guerra de las mitologías más representativas.

El dios de la guerra griego: Ares

Dios de la Guerra griego: Ares
Ares era uno de los 12 dioses del Olimpo. Crédito: José Luiz/Wikimedia Commons

La palabra «Ares», en griego, quiere decir literalmente «conflicto bélico». Fue uno de los dioses Olímpicos y dios de la Guerra, siendo una representación directa de la ira, la violencia y la fuerza. Así como de la confusión y el sufrimiento de la guerra.

A pesar de que en la mitología griega existen otros dioses que se caracterizan por la guerra, ninguno de ellos muestra el carácter tan representativo de Ares.

En este aspecto, la única que era capaz de apaciguar las intenciones de Ares era su hermanastra, Atenea, la diosa de la sabiduría y la meditación en la guerra.

Marte, dios de la guerra romano

dios romano de la guerra
Ilustración artística y Estatua de Marte en la Puerta de Paris de la ciudad de Lille. Crédito: Mauricio Cerecera / Wikimedia Commons Public Domain

El hijo de Júpiter en el panteón romano, Marte, era considerado como el dios de la Guerra. Encargado de velar por la protección de su pueblo durante las mismas.

La representación característica de Marte era un hombre robusto, vestido con una armadura, casco y lanza. Una de sus anécdotas mitológicas era que era considerado como el Dios con la mejor puntería.

Entre las virtudes de Marte destacaban su temeridad, su fuerza, la osadía, la intrepidez y su valor.

Lo que más lo diferencia de su contraparte griega, es que este tenía gran popularidad entre los romanos, siendo el segundo dios más adorado después de su padre.

Los dioses de la guerra nórdicos

Thor y Odin
La leyenda de los dioses mitológicos nórdicos ha trascendido hasta la actualidad, inspirando varias películas. Crédito: Marvel

Siendo dos de los personajes más populares de la cultura pop actual, Thor y Odín también tienen gran importancia dentro de su mitología.

Odín es el dios de los dioses de los nórdicos, por ende, también tiene representación en la guerra y la muerte.

Como dios de la guerra, era quien ordenaba a las Valquirias que buscara a los héroes que caían en batalla para llevarlos al Valhalla. También se creía que era el dios que traía consigo las victorias.

Por otro lado, Thor, dios del Trueno, tiene un papel principal como guerrero, ya que ejerce como protector de los nórdicos, por lo que su adoración está más expandida en las clases más nobles.

Montu: dios de la guerra en Egipto

Montu era uno de los dioses egipcios principales
Antiguo dios egipcio de la guerra, Montu. Suele representarse como un hombre con cabeza de halcón. Crédito: CC 4.0 Jeff Dahl / Asavaa / Wikimedia Commons

Los dioses egipcios son de los más importantes por su mitología. Montu era considerado el dios de la guerra y protector del faraón durante las batallas.

Era representado como un hombre con cabeza de halcón, al cual lo coronaba un extraño disco solar con dos plumas.

Dios de la guerra en la mitología azteca

Huitzilopochtli
Huitzilopochtli era considerado el dios de la guerra para las aztecas. Crédito: Dominio Público/Wikimedia Commons

Huitzilopochtli era considerado el dios de la guerra y el Sol por los aztecas. La historia cuenta que es hijo de Coatlicue, y que sus hermanos, al ver a su madre embarazada, decidieron ejecutar al niño junto a su progenitora.

Esto debido a que no era hijo de su padre, Mixcóatl. Cuando iban a realizar el ataque, Huitzilopochtli nació, armado con una vara, un dardo azul y una serpiente de fuego llamada Xiuhcóatl, derrotándolos.

Badb, La diosa de la guerra Celta

Badb, La Diosa de la Guerra Celta
Según la mitología celta, Badb es una diosa de la guerra que podía transformarse en cuervo.

Posiblemente, la única diosa femenina que representa a la guerra junto a Atenea. De acuerdo a la mitología, tenía la capacidad de convertirse en cuervo o lobo.

Sin embargo, se le conocía más por la capacidad de confundir a los enemigos en batalla. Una táctica que usaban los celtas para conseguir la victoria.

Cuenta con dos hermanas; Morrigan y Marcha. Las tres son llamadas las diosas célticas de la guerra.

La leyenda narra que, cuando llegue el día del fin del mundo, Badb será la encargada de ejecutar la destrucción de la Tierra, transformándola en un desierto total.

Existen muchas otras mitologías y muchos otros dioses guerreros que protegieron a su pueblo durante los conflictos bélicos y épicos. Cada uno con sus características y habilidades que los hacen muy interesantes.

Referencias:

  • Dioses de la guerra del mundo antiguo.
  • Lista de deidades de guerra.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *