El silbato de la muerte de los Aztecas: el Ehecachichtli y su sonido atronador


El silbato de la muerte de los Aztecas: el Ehecachichtli y su sonido atronador
Crédito: Fortunato Souriburus / Twitter / Verdad Hispánica / YouTube. - Edición: Erick Nielssen.

Silbato de la muerte de los Aztecas: un artefacto sonoro antiguo con un rostro de calavera asociado a lo macabro y al inframundo.

Fue llamado Ehecachichtli por los aztecas, usado en guerras y ceremonias desde el año 400 a. C. Era tocado por guerreros, sacerdotes pero también civiles. Su sonido es similar al grito de una mujer (muy terrorífico) y los guerreros tocaban cientos de estos antes de cada batalla para generar angustia y temor en los enemigos.

En México se han encontrado numerosos instrumentos sonoros de los aztecas: flautas, trompetas y pitos de hueso, arcilla y de roca cincelada. Los pitos o silbatos suenan como el viento, aves, rugidos de animales y este Ehecachichtli que emite un sonido humano.

Silbato de la muerte de los Aztecas: ingeniería acústica

Silbatos aztecas de la muerte
Silbatos de la muerte. Cortesía: Marcianosmx.com.

El nombre de «Silbato de la muerte» fue inventado por el ingeniero Roberto Velázquez Cabrera, experto en artefactos sonoros antiguos. Fue a partir del hallazgo de dos silbatos en las manos de un hombre sacrificado en el sitio arqueológico de Tlatelolco. Según Velázquez Cabrera:

Los silbatos han sido importantes, debido a su poco peso y tamaño, su portabilidad, su alta potencia percibida y su alcance sonoro (de 300 a 500 metros); por la altura de sus sonidos, ya que la mayoría generan señales con frecuencias fundamentales dentro del rango de máxima sensibilidad humana y de varios animales como los pájaros.

El diseño y sonoridad del Ehecachichtli fue reproducido a partir del examen de varios silbatos encontrados en el Cerro Mazatépetl (ahora conocido como Cerro del Judío).

Estos tenían su mecanismo acústico intacto, el cual lleva el aire de soplidos a través de un conducto y este a su vez lo dirige a la llamada «cámara del caos».

Silbato de la muerte azteca
Cortesía: Elorejiverde.com.

De esa cámara el aire va hacia otra cámara, una circular sin salida que permite el regreso y unión con otros soplidos que entran. Esa unión y reverberación es lo que genera el sonido atronador singular y amplificado. El sonido es similar al grito de una mujer, como se puede escuchar en el siguiente vídeo:

 

Producen estados alterados en el cerebro

El Silbato de la muerte se usaba en ceremonias dedicadas a dioses aztecas como Tezcatlipoca, deidad de la noche y Ehécatl, deidad del viento. El hombre de Tlatelolco, por ejemplo, fue sacrificado en un templo de Ehécatl. Debido a esto, se considera que el silbato se tocaba bastante en sacrificios humanos y rituales de la muerte y del inframundo.

Su sonido aterrador debe haber tenido un uso bélico: tocado por guerreros antes de las batallas. Cientos de estos silbatos sonando al unísono debió haber provocado angustia y temor en tribus enemigasVelázquez Cabrera también concluyó que eran capaces de producir estados alterados en la mente humana (efectos «psicodélicos y alucinógenos»), debido a unos «batimentos infrasónicos complejos».

 

Referencias:

  • Instituto Nacional de Antropología e Historia de México: https://www.inah.gob.mx/boletines/2225-silbato-de-la-muerte
  • BBC: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45027051

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

Like it? Share with your friends!

Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *