Bloques gigantes de piedra hallados en ruinas megalíticas de Siberia


Colosales bloques de piedra hallados en ruinas megalíticas de Rusia

La arqueología se enfrenta a uno de sus mayores retos, tratar de explicar la existencia de unos colosales bloques de piedra encontrados en Rusia. Las ruinas megalíticas se hallan al sur de Siberia, específicamente en Gornaya Shoria (Montaña Shoria), una región bastante apartada y aislada.

Sin duda que es otro de los grandes enigmas que todavía guarda el planeta y que la ciencia, con todos sus adelantos técnicos, no podrá aclarar. Porque sencillamente algunas cosas existentes en la Tierra, están lejos de la comprensión humana, aunque estén a simple vista.

¿Cuántos descubrimientos de este tipo se han hecho? Alrededor del mundo hay varios, pero sin que hasta ahora se haya podido establecer con exactitud sus orígenes. Incluso la mayoría de ellos, se desconoce a qué civilización pertenecieron.

Por eso a muchos les cuesta tanto aceptar, que estos enormes bloques de piedra formaran parte de alguna cultura en algún momento de la historia. Sin embargo, las pruebas están allí y son irrefutables, solo es cuestión de analizarlas.

Ruinas megalíticas de Rusia: características

Las misteriosas piedras en la montaña Shoriya han desconcertado a las personas durante mucho tiempo.

Las enormes piedras que conforman las ruinas megalíticas del monte Shoria, son de granito. Se calcula que cada bloque debe pesar cerca de 4 mil toneladas, además son de superficie plana, con esquinas afiladas y ángulos rectos. Otro detalle interesante es que las piedras están acomodadas de manera formidable.

El solo hecho de verlas apiladas transmite una sensación intimidante, pues sus tamaños descomunales hacen sentir diminuto a cualquiera que esté frente a las gigantescas piedras. A raíz de este acontecimiento, surgen algunas preguntas obligadas: ¿cómo llegaron allí? ¿Fue el hombre? ¿En qué momento?

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

Aún es muy pronto para dar con esas respuestas. Pero en caso de ser una obra hecha por humanos, estos bloques de piedra constituirán los de mayor tamaño, que el hombre haya utilizado en una construcción. Lo cierto es que el misterio alrededor de estas ruinas megalíticas, no está cerca de esclarecerse.

Un lugar hasta hace poco desapercibido

Siberia es reconocida por tener uno de los climas más fríos y helados de la Tierra, un factor que ha limitado su crecimiento y desarrollo poblacional. Tal vez ésa gélida temperatura que arropa su territorio gran parte del año, fue la responsable que las ruinas megalíticas se descubrieran apenas en el año 2014.

Por esa razón el sitio donde están los colosales bloques de piedra, había pasado totalmente desapercibido, guardando en la cima de la montaña Shoria un gran tesoro arqueológico. Hasta que Georgy Sidorov realizó una expedición hacia las montañas más meridionales de Siberia y encontró las ruinas.

De acuerdo con algunos arqueólogos locales, no hay registros de fotografías antes de la excursión llevada a cabo por el grupo de Georgy, quienes tuvieron el honor de tomar las primeras fotos y hacerlas públicas. Solo unos meses después, un equipo de investigadores –incluyendo geólogos- llegó a la zona para estudiar las ruinas megalíticas.

Medios locales rusos cubren la noticia

En el lugar se encuentra un conjunto de piedras rectangulares apiladas la cual se conoce como el «Stonehenge ruso».

Este hallazgo, de semejante magnitud e importancia arqueológica, captó la atención de los medios de comunicación locales. Los expedicionarios contaron a la prensa algunas de las situaciones vividas durante la excursión a aquella vasta región. Sobre todo al llegar a las ruinas megalíticas.

Según lo que reportaron los geólogos a los periodistas que cubrían la noticia, cuando se acercaban a los bloques de piedra para tomar las fotografías, las brújulas literalmente se volvían como locas. Sus declaraciones fueron:

«La anomalía que presentaban las brújulas consistía en fallas magnéticas, las agujas apuntaban hacia una dirección contraria. Es como si en aquella zona existiera un campo magnético negativo».

¡Mucho trabajo por hacer!

Determinar el origen, así como el método empleado para subir hasta la cúspide de la montaña los descomunales bloques de piedra o alguna información sobre los constructores, llevará su tiempo. Cualquier cosa que se diga al respecto, será una mera especulación, sin duda que hay mucho trabajo pendiente por hacer.

Se requiere de efectuar muchos análisis a las colosales piedras y estudiar con detenimiento la región, para establecer si se trata de algo artificial, creado por el hombre, o certificar que estamos en presencia de otra gran maravilla de la naturaleza.

También puede interesarte: Trovants: piedras que tienen la capacidad de crecer y moverse.

Todavía falta que la comunidad internacional de arqueólogos y geólogos se pronuncien sobre este impresionante descubrimiento. A la fecha se han limitado a guardar silencio.

Pero, indistintamente de lo que puedan decir hay algo muy claro en este asunto, el pasado antiguo de la humanidad parece más adelantado de lo que muchos puedan siquiera imaginar.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.