Asombrosa ciudad subterránea de tres niveles construida hace 1.500 años

Asombrosa ciudad subterránea de tres niveles construida hace 1.500 años

Kilométricos túneles y cámaras bajo la superficie, eso es lo que compone la ciudad de Nushabad, una antigua construcción que se remonta desde la antigüedad hasta la Irán actual. Un refugio durante las guerras que ahora es un lugar turístico.

También conocida como Ouyi, se ubica en Isfahán, provincia del centro de Irán. El complejo de túneles y pasadizos subterráneos la hicieron acreedora del título «Ciudad Subterránea».

La ciudad subterránea de Nushabad

Algunos expertos sugieren que se trata de una de las capitales de Cosroes I, uno de los reyes principales de la dinastía persa sasánida, que gobernó entre 531 y 579 d. C.

La historia cuenta que un rey sasánida, quizás el mismo Cosroes, se detuvo en la región para beber agua de uno de los pozos, sorprendiéndose de lo fría y clara que era. A raíz de eso, ordenó construir una ciudad en torno al pozo y la llamó Anoushabad, o «Ciudad del agua fría y sabrosa».

Sea verdad o no la leyenda, el caso es que a pesar de encontrarse en medio del desierto, efectivamente tiene agua fresca y fría.

El acceso a los túneles solo permite el acceso a una persona a la vez para evitar que invadan la ciudad subterránea. Crédito: Enzo Nicolodi/Wikimedia Commons

Con el pasar de los años, la ciudad subterránea se convirtió en algo más que un lugar de descanso donde beber, también sirvió como resguardo de los invasores y las guerras. Un ejemplo claro de esto fue la invasión mongola de Irán durante el siglo XIII, cuando los invasores llegaron a la ciudad, la encontraron totalmente vacía ya que sus habitantes se refugiaron bajo la superficie.

Se sabe que este método de protección fue usado durante lo largo de la historia, hasta el periodo Kayar.

El complejo subterráneo cuenta con varias características que facilitan su labor como refugio. Uno de ellos está en sus puntos de acceso; a pesar de tener varios, estos son tan estrechos, que solo puede pasar una persona a la vez.

Esto provocaba que el ejército invasor no pudiera contar con superioridad numérica, aunque encontraran las entradas a Nushabad.

También estaban los conductos de ventilación que permitía que el aire fresco corriera sin problema y los manantiales proporcionaban agua fresca. Gracias a esto, los refugiados podían estar durante grandes lapsos de tiempo.

Así mismo, se sugiere que había zonas de almacenamiento de alimentos, además de habitaciones que se han encontrado en las excavaciones, así como salientes que servían de bancos o camas.

Construcciones increíbles bajo la superficie

El lugar cuenta con diferentes pasadizos y cámaras. Con agua fresca y ventilación.

Nushabad tiene actualmente unos 10.000 habitantes y es uno de los centros turísticos más importantes del país a raíz del asombroso descubrimiento en 2006.

Un vecino que se encontraba excavando terrenos de su propiedad para abrir un pozo, se encontró con una gran sorpresa: un enorme complejo laberíntico de túneles, pasadizos y cámaras subterráneas.

La ciudad está a unos 4 y 18 metros de profundidad, dependiendo de la zona, y abarca 4 kilómetros cuadrados de extensión. Las estancias, pasillos y canales que la conforman se estructuran en tres niveles interconectados, cuya altura varía entre 1.70 y 1.80 metros.

Cada pasaje dispone de estancias a los lados, posiblemente una estancia por familia. Los túneles verticales sirven de conexión entre los diferentes niveles y otros en forma de «U», serían los respiraderos de ventilación.

Interior de la ciudad subterránea de Nushabad, Irán. Crédito: Friendly Iran.

El complejo incluye una impresionante cisterna abovedada, la cual se usa actualmente para recibir a los turistas.

También puede interesarte: Derinkuyu: la ciudad subterránea más grande del planeta, un refugio antiguo.

La ciudad subterránea fue usada durante toda la Edad Media, en la época del Imperio safávida, entre el 1501 al 1722 d. C., también se usó en los años de la dinastía Kayar, que gobernó irán entre 1758 y 1925. Sin embargo, en algún momento a finales de dicho período cayó en desuso, siendo olvidada hasta comienzos del siglo XXI.

Una muestra más del nivel de ingeniería que manejaban los arquitectos antiguos y que continúa sorprendiéndonos hasta nuestros días ¿Nushabad será la única ciudad subterránea de la región? ¿Cuántas más se encontrarán en el mundo aún sin descubrir?

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Total
71
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados