La rivalidad entre Edison y Tesla que cambió la historia


La rivalidad entre Edison y Tesla que cambió la historia

Thomas Edison, inventor y extraordinario capitalista. Nikola Tesla, incomprendido en su tiempo pero convertido ahora en un héroe moderno que inspira homenajes en todo el mundo. Estos dos titanes históricos vivieron una rivalidad durante el cambio de siglo, que dio forma al futuro en el que vivimos.

Después de inventar la bombilla eléctrica, Thomas Edison se asoció con J. P. Morgan para fundar la compañía Edison Electric en 1880. La idea era llevar la energía eléctrica a todo Estados Unidos usando el sistema de corriente continua que había ideado.

Hasta entonces, la iluminación de las calles y de los espacios públicos se alimentaba con gas, queroseno y otros derivados. La Edison Electric proveería los generadores de corriente para reemplazar esa fuente de energía. Nueva York fue la primera ciudad de Estados Unidos que se iluminó con la luz eléctrica de Edison.

Pronto se multiplicó la demanda de electricidad. Se construían centrales más grandes y era necesario transportar la energía distancias más largas. No obstante, a pesar de ser más seguro, con este sistema se desaprovechaba la mayor parte de la energía y era muy caro transportarla.

Nikola Tesla llega a Estados Unidos

Nikola Tesla
Nikola Tesla. Crédito: Dominio Público/ Wikimedia Commons. Edición: Ivar van Wooning

En 1884 el ingeniero eléctrico Nikola Tesla se mudó a los Estados Unidos. Al principio comenzó a trabajar junto a otros ingenieros en un taller que la empresa de Edison tenía en Manhattan, Nueva York.

Parte de su trabajo consistía en mejorar los generadores. Sin embargo, unos seis meses después, en enero de 1885, renunció a su trabajo.

Tesla presenta un nuevo sistema eléctrico

Con sus conocimientos de electricidad y electromagnetismo Tesla ideó un sistema para transportar la corriente de forma eficaz, la corriente alterna.

Muchos inversores se interesaron en su trabajo. Le financiaron el diseño de un nuevo motor, y apoyaron su investigación sobre generación y transporte de corriente alterna a largas distancias. Esto despertó el interés de George Westinghouse quien le compró el sistema a través de su compañía The Westinghouse Corporation.

Exposición personal de Nikola Tesla en la Feria Mundial de Chicago, 1893.
Exposición personal de Nikola Tesla en la Feria Mundial de Chicago, 1893. Crédito: Tesla Society

La comercialización de este nuevo sistema de energía supuso el inicio de la «guerra de corrientes», que enfrentó durante casi una década a Thomas Alva Edison y la Edison Electric por un lado, con Nikola Tesla y la Westinghouse Corporation por el otro.

War of currents Tesla Westinghouse
George Westinghouse y Nikola Tesla. Buscando hacer realidad una transmisión de energía eléctrica a larga distancia, combinaron sus habilidades, su genio y su creencia en una nueva tecnología.

La confrontación

Estos hombres con grandes conocimientos de ciencia se enfrentaron al intentar imponer sus sistemas de transporte de electricidad. Edison sostuvo públicamente que la corriente alterna no daba buenos resultados y que los altos voltajes que utilizaba eran peligrosos.

Mediante polémicas públicas y artículos en los periódicos fue desarrollándose la confrontación. Adicionalmente hubo una fuerte presión para que el Congreso aprobara una ley que controlara el voltaje de las instalaciones que usaban este sistema.

Hasta intentaron mostrar que la corriente alterna era el sistema más adecuado para la silla eléctrica. De hecho hicieron que la primera de ellas fuese alimentada por un generador de la Westinghouse. Al mismo tiempo realizaron ejecuciones públicas de animales con corriente alterna.

El final de la confrontación

Puesto que el sistema promovido por Nikola Tesla resultó más eficiente, el curso de la historia dio un giro.

La guerra de las corrientes
Nikola Tesla vs Thomas Edison

En 1887 la Edison Electric estaba perdiendo participación de mercado frente a Westinghouse. Esta última ya había construido 68 centrales eléctricas de corriente alterna frente a las 121 estaciones de corriente continua de Edison. Para colmo, la Thomson-Houston Electric Company añadía 22 centrales eléctricas de corriente alterna.

A principios de 1890, la compañía de Edison obtenía ganancias mucho menores que sus competidoras. En 1892, la Guerra de las Corrientes llegó a su fin cuando Edison perdió el control de su empresa, la cual se fusionó con Thomson-Houston para crear la General Electric, que controlaba las tres cuartas partes del suministro eléctrico de los Estados Unidos y competía directamente con Westinghouse.

The Westinghouse Corporation instaló una central hidroeléctrica en las cataratas del Niágara capaz de enviar energía hasta a 32 kilómetros de distancia. Por eso en 1896 Buffalo se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en iluminarse por la corriente de Tesla.

Diferencias entre los dos sistemas

Uno de los motores de inducción AC Tesla originales
Uno de los motores de inducción AC Tesla originales en exhibición en el Museo Británico de Ciencias en Londres. Crédito: Tesla Society

Corriente continua: fluye de manera estable y en una sola dirección. Resulta más segura, necesita menos aislamiento, puede usar voltajes bajos y almacenarse. Es la corriente de las pilas y de las baterías.

También puede interesarte: Nikola Tesla el genio humanista que quiso mejorar nuestras vidas.

Corriente alterna: fluye de manera cíclica, fluctuando su magnitud y su dirección en intervalos regulares. Se pierde menos energía al transportarla a grandes distancias y es fácil transformarla en corriente continua. Es la corriente que va por las líneas eléctricas y que llega hasta nuestra casa.

Ambos hombres eran genios a su manera, llenos de complejidades y singularidades; y aunque durante mucho tiempo Tesla y Edison se enfrentaron incluso llegando a difamar y menospreciar el trabajo del otro, cabe resaltar que nunca abandonaron su pasión. Sin embargo, al final la corriente alterna de Tesla logro imponerse masivamente y se convirtió en la energía de consumo masivo del siglo XX que dio paso a mucha de la tecnología y comodidades que disfrutamos en la actualidad.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 


Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *