Los aviones futuristas de Tesla


Los aviones futuristas de Tesla
Crédito: Javier Moreno/Flickr / Airbus.com

La aviación es, actualmente, el responsable del 2% de las emisiones globales de dióxido de carbono. Nikola Tesla a comienzos de siglo pasado previó esto y dio a conocer uno de sus proyectos más ambicioso: Un avión futurista que trabajara con energía eléctrica…

 

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

El mundo se está inclinando cada vez más por la energía alternativa y dejar atrás el combustible fósil. Algo que, a lo largo, sería una opción mucho más económica y atractiva, tanto para las empresas como para los clientes.

Sin embargo, esta idea no es algo nuevo y, de hecho, se había planteado en 1919. Nikola Tesla, un genio olvidado en el tiempo, había dado a conocer uno de sus proyectos más ambiciosos; la creación de un avión eléctrico.

Obviamente este proyecto fue desestimado por muchos en su época, agregando que no era viable ni posible.

El sueño de un genio

Nikola Tesla
Nikola Tesla y su visión futurista. Crédito: Dominio Público/ Wikimedia Commons. Edición: Ivar van Wooning

Desde muy pequeño a Tesla le fascinaba la idea de volar a donde él quisiera. La revista Reconstruction Magazine publicó en julio de 1919 un artículo en donde el científico habló sobre el desarrollo de un avión como nunca antes se había visto.

Este vehículo aéreo sería capaz de alcanzar velocidades supersónicas, volaría a 8 millas sobre el suelo y permitiría a los pasajeros viajar desde Londres a Nueva York en tan solo tres horas.

El concepto mostrado por Tesla requería que los aviones fueran impulsados por electricidad transmitida a partir de plantas generadoras ubicadas en la superficie, que aprovecharían la energía de la atmósfera terrestre y no tendrían necesidad de detenerse y repostar, de esta manera se eliminaba la implementación del combustible.

Agregaba que, de esta manera, la fuente de energía de los aviones sería ilimitada, ya que cualquier número de centrales eléctricas podría suministrar energía a los aviones.

Viajar de Londres a Nueva York genera la misma contaminación por carbono que una familia en todo un año, cosa que continúa siendo un quebradero de cabeza. Tesla debía estar al tanto de la contaminación que generarían los aviones para el futuro.

De esta forma, Tesla imaginó que los aeronaves podrían volar a grandes velocidades, cubriendo rutas comerciales entre diferentes países y con la capacidad de llevar más pasajeros que los a aviones de la época. Todo ello sin contaminar.

Los problemas del avión del futuro

Las dificultades de los aviones futuristas de Tesla
Imagen referencial. Las dificultades de los aviones futuristas de Tesla. Crédito: Pxhere

Tesla aseguró que la aplicación más importante de la energía inalámbrica será la propulsión de aviones.

Decir tal cosa en 1919 era todo un sacrilegio. Sin embargo, Tesla era un adelantado a la época, incluso para la nuestra.

Bjorn Ferhm, un experto en aeronáutica, declaró que las baterías eléctricas poseen mucha menor energía por unidad de peso que el combustible fósil usado actualmente. Exactamente, un 40% menos.

De esta forma podemos entender que, incluso, usando las baterías más avanzadas actualmente, el avión debería cargar un inmenso motor, lo que propicia una desventaja.

Sin embargo, que sea complicado, no quiere decir que sea imposible, por esa razón muchas de las empresas más poderosas del sector se han dedicado a llevar la visión de Tesla a la realidad.

Yendo hacia el futuro

Alice Commuter de Eviation
El Alice Commuter de Eviation, recrea toda la visión de Tesla de aviones eléctricos. Crédito: Eviation.com

Airbus, una de las empresas más grandes de la aeronáutica ha decidido apostar fuerte en los aviones eléctricos.

Desde Toulouse, Francia, han creado una alianza con Siemens para crear una aeronave ligera, llamad E-Fan, la cual en 2015, cruzó el Canal de la Mancha valiéndose solo de propulsión eléctrica. Algo que fue toda una hazaña mundial.

Pero, a pesar de todo lo que esto significó a nivel mediático, la empresa sabe que ese pequeño avión no es suficiente.

Por ello han creado a Vahana, un avión no pilotado que parece más una nave espacial que un avión creado por Airbus.

Esta nave es capaz de despegar y aterrizar de forma horizontal, lo que lo hace idóneo para hacer vuelos dentro de las ciudades, como si se tratase de un taxi.

City Airbus
El cuadricóptero de Airbus, el City Airbus. Crédito: Airbus.com

Otro proyecto similar es el City Airbus, una aeronave parecida a un cuadricóptero que contará con una diferencia; podría llevar hasta cuatro pasajeros, volviéndolo tan funcional como un taxi terrestre, pero con la inmensa ventaja de que tendrá un porcentaje de contaminación cero.


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *