Pinturas rupestres de antiguos astronautas halladas en cuevas del Sahara


Pinturas rupestres de antiguos astronautas halladas en cuevas del Sahara

Las pinturas rupestres han sido una fuente de información muy importante para entender el estilo de vida y la manera de pensar de los primeros seres humanos. Algunas representan escenas muy fáciles de interpretar, como hombres cazando o familias enteras en un asentamiento. Otras, como las halladas en la meseta de Tassili n’Ajjer, al sur de Argelia, son un verdadero misterio.

El mayor museo de arte prehistórico del mundo

A fin de encontrar lo que para muchos es el mayor museo de arte prehistórico del mundo, es necesario viajar a las áridas llanuras del desierto de Sahara. Específicamente al sur de Argelia, a 700 metros de altura sobre el nivel del mar, se encuentra la meseta de Tassili.

El Tassili n'Ajjer
El Tassili n’Ajjer es una cadena montañosa en la sección argelina del desierto del Sahara. Crédito: Wikimedia Commons

Atravesando acantilados y riscos es posible llegar a una de las más antiguas fuentes de información sobre la vida terrestre primitiva. El paso del tiempo y la fuerza de los elementos se han encargado de convertir el camino en un sendero casi inaccesible. Se pueden divisar formaciones rocosas que parecen centinelas gigantes de piedra.

Y es entonces cuando aparecen en la escena grutas y cavernas repletas de más de 1500 pinturas rupestres que datan de 10 a 15 mil años de antigüedad. Se cree que fueron hechas por los humanos que habitaban el lugar durante el Paleolítico superior y el Neolítico. Algunas pinturas tienen sentido, pero otras son desconcertantes.

Cómo era la vida en el desierto del Sahara hace 15 mil años

En primer lugar, los testimonios gráficos que se encuentran en este apartado lugar confirman lo que ya se creía sobre el desierto del Sahara: antaño, este paraje rebosaba de vida. Una maravillosa variedad de especies de plantas y animales convivían tal como en muchos otros lugares de África y del mundo.

Flores, olivares, cipreses y otros especímenes crecían en un ambiente fértil y lleno de vida: eso es lo que parecen indicar los dibujos en salientes y rocas. Además, la fauna del momento ya se componía de antílopes, leones, avestruces, elefantes y ríos repletos de cocodrilos. Sin duda, un escenario muy diferente al que se puede apreciar hoy en el Sahara.

El hombre y su testimonio impreso en Tassili

Asimismo, en las más de mil representaciones primitivas encontradas en Tassili es posible observar al ser humano en sus actividades cotidianas. Hombres cazando, nadando y cultivando la tierra, además de otros momentos de la vida diaria de una sociedad ancestral. Nada extraño para muchos científicos e investigadores que han visitado este libro de piedra.

Ahora bien, hay algunos detalles intrigantes que pueden ser percibidos con claridad hasta para las mentes más incrédulas. En primer, la tonalidad de las pinturas es mucho más variada que la que comúnmente se usaba en esa época tan temprana. Otras escenas de arte rupestre del mismo periodo de tiempo no son tan coloridas como esta.

Pero lo más impactante y difícil de creer son las pinturas que parecen representar a seres con cascos y escafandras, muy similares a los astronautas modernos.

antiguos astronautas

Además, en algunas imágenes puede verse a una especie de humanoides con cabezas circulares grandes y extremidades de tamaño desproporcionado.

Entre los frescos hay ilustraciones de criaturas con apariencia humana, algunos con grandes cabezas, otros con cascos e incluso un personaje que sale de un extraño objeto ovoide.
Pinturas rupestres de Tassili que muestran humanoides con cabezas de gran tamaño junto a humanos
Pinturas rupestres de Tassili que muestran humanoides con cabezas de gran tamaño junto a humanos. Crédito: Wikimedia Commons

¿Pinturas sacadas de la imaginación o de los recuerdos?

Todo parece indicar que estas asombrosas y enigmáticas pinturas confirman que, en el pasado remoto, seres de otros mundos visitaron nuestro planeta.

Para empezar, se supone que los hombres primitivos no tenían la capacidad para imaginar ese tipo de arte. Más bien, solo dibujan lo que habían visto y formaba parte de sus recuerdos.

Gran dios Sefar 10.000 a. C.
También se han encontrado criaturas míticas, como hombres con cabezas de animales y dioses o seres espirituales.

Es posible que todo aquel conglomerado de pinturas rupestres sean el testimonio más antiguo del encuentro entre dos culturas: el hombre y seres de otros mundos. De hecho, una de las imágenes parece representar a un grupo de alienígenas que acompañan a unas mujeres hacia un objeto ovalado, semejante a una pequeña nave.

Para algunos investigadores que han visitado el lugar, resulta evidente que los artistas primitivos vieron algo fuera de lo común y dejaron evidencia visual de ello. Esas imágenes de seres con cabezas circulares y de gran tamaño no representan otra cosa que los ‘dioses de Tassili’. Para otros, en cambio, hace falta mucha más investigación para hacer ese tipo de afirmaciones tan categóricas, por ello, es necesaria una investigación más profunda.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *