Las esculturas colosales que coronan una pirámide en México

Las esculturas colosales que ‘coronan’ una pirámide en México

El pueblo de los «Toltecas» es uno de los más misteriosos que hayan existido jamás, eran habitantes de la legendaria ciudad de Tula. Pero nadie sabe cuál era el nombre real de esta civilización, tampoco se conoce mucho sobre su origen. La poca información recolectada sobre ellos es por las investigaciones arqueológicas.

El misterio de los toltecas

El nombre de Toltecas significa «habitante de Tula», fue el calificativo que los nahuas decidieron ponerle a esta civilización cuando ya había desaparecido. Se encuentra ubicado en México, en el estado Hidalgo.

Lo poco que se sabe sobre este lugar es que estuvo en sus mejores momentos entre los años 900 y 1200 d.C. Su influencia se fue extendiendo progresivamente hacia el norte, abarcando el estado que hoy día conocemos como Zacatecas, terminando en el sur de Yucatán.

Fuertes alianzas

Por otro lado, los investigadores han descubierto que los toltecas también tuvieron la oportunidad de formar vínculos con los mayas, incluso, fueron aliados durante muchas guerras. También se sabe que habitaron la región de Chichen Itza que en aquel momento estaba en ruinas e hicieron que floreciera nuevamente.

Los famosos «Atlantes de Tula»

Los Atlantes gigantes de Tula, también son conocidos como «Cariátides». Crédito: INAH

Encima de una pirámide ubicada en México se encuentran unas llamativas estructuras gigantes que fueron llamados «los Atlantes de Tula». Desde lejos se pueden observar 4 colosos de piedra, que fueron creados por los toltecas, unos de los primeros dominantes del centro de México.

Estas estructuras son las figuras antropomorfas más grandes de toda la región hasta ahora. El Instituto Nacional de Antropología e Historia se ha pronunciado al respecto. Mencionaron que dichas esculturas son una representación de Quetzalcóatl, el dios creador de todo.

¿Qué simbolizan las estructuras?

Hasta ahora, existen diversas hipótesis sobre dichas figuras, no obstante, muchas personas creen que pueden ser la representación de los guerreros toltecas. Pues su apariencia es muy similar a la de estos antiguos luchadores, pero también tiene mucho que ver con su historia.

Infografía de los Atlantes de Tula.

La mitología en la civilización Mexica

Algunos expertos afirman que los atlantes de Tula en realidad simbolizan al señor de la aurora, llamado Tlahuizcalpantecuhtli, como una «estrella de la mañana». El papel de este dios era fundamental pues le daba la bienvenida a un nuevo día.

También era llamado «deidad sonrosada» haciendo referencia al color que tiene el cielo cuando empieza a amanecer. Por otro lado, hay quienes relacionan los monumentos con Venus, conocida como «la estrella de la mañana». Si esta teoría es correcta, entonces claramente pasaría a ser una manifestación del dios de la creación.

En ciertas partes del Códice Borgia a este dios se le describe como un arquero. Por eso se cree que desafió al dios del Sol conocido como Tonatiuh, de tal manera, que los toltecas asociaban las estructuras con una energía bastante peligrosa.

Detalles de los Atlantes de Tula

Los toltecas respetaron todos y cada uno de los detalles de la historia inicial. En honor a sus creencias erigieron 4 grandes estatuas de un promedio de 4,60 metros de altura y casi 8 toneladas de peso, ubicadas en la cima de la pirámide que se ubica en el centro arqueológico de Tula. Fueron construidas con roca de basalto.

El primer bloque corresponde a las piernas y pies, el segundo y el tercero forman el tronco, y el cuarto representa la cabeza, encajando milimétricamente unos con otros.

Todas las estructuras lucen casi igual, en sus manos poseen un artefacto que parece un arma de proyección de dardos. Sus pectorales tienen forma de mariposa, este fue un importante símbolo para los toltecas. Ellos creían que al morir su alma evolucionaría y finalmente se convertirían en mariposas.

Los toltecas gozaban de cierto prestigio e incluso los aztecas empleaban la expresión toltecáyotl, que significa «tener un corazón tolteca», para referirse al hecho de ser digno y sobresalir en todos los ámbitos de la vida.

También eran llamados «maestros constructores», concepto que se relaciona con el carácter mítico de su arquitectura. Sus conocimientos religiosos y astronómicos, así como sus prácticas en cuanto al arte, escritura, medicina y trabajo artesanal, al trabajar con metales como el oro y piedras preciosas como la obsidiana, llevaron al linaje tolteca a ser considerado como signo de respeto y de autoridad.

Vestimenta de guerreros

En las estatuas se les puede observar claramente como si llevaran el atuendo normal de los guerreros, con una falda anudada al frente. También contaban con rodilleras de batalla, un cuchillo de pedernal fabricado con obsidiana o sílex.

También puede interesarte: Figuras de 17.000 años de una cultura desconocida halladas en África.

Además, disponían de una «cimitarra», esta es un tipo de arma curva bastante particular que normalmente utilizaban los guerreros toltecas en la antigüedad. Por último, cabe destacar que tenían un extraño artefacto que parece un disco solar.

¿Cuándo fueron construidos?

Las dataciones indican que los majestuosos Atlantes de Tula los construyeron entre los años 900 a 1200 d.C., durante el periodo clásico tardío. Las estatuas son tan grandes que pueden ser vistas con facilidad desde la plaza central del centro arqueológico. Pero todavía hay muchos misterios que no han podido resolverse.

Referencias: INAH / National Geographic.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Total
87
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados