Misteriosa llanura de hace 2.500 años llena de vasijas gigantes

La misteriosa llanura repleta de vasijas gigantes de hace 2.500 años

Una de las mayores incógnitas a la que se enfrenta la arqueología actualmente, está relacionada con unas enormes vasijas que datan de hace 2.500 años aproximadamente. Hasta ahora los investigadores solo han podido argumentar ciertas teorías para tratar de explicar su origen, pero nada en concreto.

Algunas leyendas y mitos de los lugareños, contribuyen a alimentar el misterio que rodea a estas jarras megalíticas gigantes. Además su fascinante presencia en una llanura al noreste de Laos, le otorgan al lugar un verdadero aspecto surrealista.

Enigma y peligro en la misma llanura de las vasijas

Los alrededores de la zona representan un peligro para las personas que visiten el territorio, pues está plagada de bombas sin explotar. Esto se debe a que, los Estados Unidos atacó fuertemente al país cuando se desató la guerra con Vietnam. Se calcula que fueron lanzadas cerca de 2 millones de toneladas de bombas.

De acuerdo con el gobierno de Laos y las cifras que ellos manejan, serían el país más bombardeado del mundo tomando en cuenta la cantidad de habitantes. En medio de ese inmenso campo minado, se encuentra la llanura de las vasijas gigantes, con unas características muy particulares, dignas de mencionar.

Mitos y leyendas envuelven a las vasijas gigantes

Mujeres hmong en una de las vasijas. Crédito: Wikimedia Commons.

El sitio arqueológico donde reposan las misteriosas vasijas, alcanza una extensión de tierra de miles de kilómetros cuadrados. Los nativos se refieren a ellas como «las tinajas de los muertos», pero aún no se sabe quiénes las fabricaron, así como tampoco para qué y mucho menos cuándo.

Todas estas interrogantes –sin respuestas hasta ahora- han llevado a los habitantes de la región a hacer uso de su imaginación intentando explicar lo que es inexplicable para la ciencia.

Algunos de ellos señalan que estos recipientes los crearon unos gigantes de origen mítico, con la finalidad de fermentar un vino de arroz muy poderoso. Lo bebían para festejar luego de ganar una batalla y haber derrotado a sus enemigos.

Otra leyenda popular, menciona que las tinajas de piedra servían como envase para contener el whisky, que posteriormente ingería un sediento gigante que habitaba en la región montañosa de Phonsavan. Es importante señalar el tamaño promedio de las vasijas, varían entre 1 y 3 metros de altura.

La postura científica

El lugar es una maravilla arqueológica que los expertos aún no han podido descifrar.

Los responsables de este hallazgo fueron unos arqueólogos franceses en el año 1923, uno de ellos era Henri Parmentier. Recorriendo los alrededores de la zona se topó con las tinajas gigantes, lamentablemente a muchas de ellas las saquearon, solo unas pocas guardaban algo dentro.

En el interior de las vasijas se encontraron restos de huesos humanos, macetas negras, pendientes elaborados de vidrio y piedra. También había algunas lentejuelas de vidrio y cornalina, campanas de bronce, hachas y un objeto que Henri Parmentier calificó como una lámpara.

Para el año 1930 arribó a la región –procedente de Francia- la arqueóloga Madeleine Colani, para continuar analizando las misteriosas estructuras. Junto con sus colaboradores llegaron a la conclusión de que podían tener más de 2 mil años de antigüedad y estaban relacionados con rituales funerarios humanos.

Más pruebas para armar el rompecabezas

En épocas más recientes un equipo de arqueólogos e investigadores pertenecientes a la Universidad Nacional de Australia, recorrieron partes de la llanura. Luego de varios días de estudio un miembro del grupo, Dougald O’Reilly, emitió un comunicado de prensa.

Sus declaraciones fueron claras, dijo que las vasijas pesaban varias toneladas, que posiblemente muchas de ellas fueron talladas en otra parte y transportadas después hasta el lugar donde se encuentran. Para ello, debieron recorrer varios kilómetros de distancia.

Por las inmediaciones donde están los recipientes, los ayudantes de Dougald pudieron desenterrar unos objetos que forman parte de la Edad del Hierro. Por ejemplo, cerámicas decoradas, husos, esferas de vidrio, aros, discos tallados con figuras de animales y humanas.

Muchas conjeturas pocas respuestas

Las vasijas están hechas en su mayoría de roca sedimentaria, por lo general piedra arenisca.

Una teoría popular que goza de mucha aceptación, plantea la posibilidad de que el lugar fuera una ruta comercial muy activa hace 2.500 años. Las vasijas servirían para recoger agua de lluvia y que los viajeros la bebieran cuando sus caravanas anduvieran por la zona.

También puede interesarte: La mítica leyenda rusa de los siete gigantes convertidos en piedra.

Es interesante destacar que, en otras partes del mundo –Indonesia y la India- se han encontrado vasijas muy similares a las de Laos. A pesar de haber muchas pistas y una gran cantidad de teorías y conjeturas, todavía no se responden las preguntas más importantes. Por lo tanto el misterio continúa rondando las vasijas gigantes.

Referencias: BBC/Muy interesante.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

Total
837
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados