Cómo era la celebración de la «Navidad» para los vikingos


Cómo era la celebración de «navidad» para los vikingos

Uno de los festejos tradicionales más importantes para los vikingos era el Yule, una celebración que derivó en la Navidad que todos conocemos actualmente.

La Navidad es una de las festividades más esperadas en el año, sin embargo, pocos saben que esta fue muy influida por las tradiciones vikingas.

Los nórdicos celebraban el solsticio de invierno a través del Yule, donde festejaban el final de una etapa y el comienzo del año nuevo.

El Yule y cómo la Navidad deriva de él

Representación del Yule. Crédito: Joystick

El 21 de diciembre es una fecha sumamente especial ya que comienza el solsticio de invierno; la noche más larga del año. Dicho día marca el final de la oscuridad para dar la bienvenida a la luz, una fecha mágica que era celebrada por muchas culturas desde la Edad de Hierro, aunque ciertos historiadores creen que viene de antes.

En el Norte, donde la oscuridad era mucho más implacable y el frío mucho más intenso, el solsticio de invierno significaba el triunfo a la vida. Una época donde las familias se reunían, los amigos brindaban alrededor del fuego, recordando a sus compañeros caídos. Eso era el Yule.

¿Les suena familiar? Sí, es sumamente parecida a la celebración de la Navidad. Y es que la Biblia nunca muestra la fecha exacta del nacimiento de Jesús. Es más, según los cálculos aportados por los evangelios, el Mesías debió nacer en septiembre.

Sin embargo, cuando el cristianismo empezó a esparcirse por el mundo gracias al Imperio Romano, debían elegir un día para celebrarlo.

De la misma forma que ocurrió con muchas otras celebraciones paganas, que los cristianos las asimilaron, tomaron el solsticio de invierno para fijar el nacimiento de Jesús.

Ya que Cristo había llegado al mundo para librar a la humanidad de la oscuridad, era lógico que naciera en una fecha tan célebre, donde las personas celebraban el triunfo de la vida sobre la muerte. El Yule era la ideal.

Las similitudes entre ambas celebraciones

Al igual que se hace en casi todo el mundo, el Yule era considerado un momento de descanso. Unas especies de vacaciones para compartir. Las personas pedían buenas cosechas y prosperidad para el próximo año.

También se acostumbraba a beber, por lo que brindaban ofreciendo un barril de cerveza con motivo de celebración. Además, sacrificaban animales y bienes materiales a los dioses.

La Navidad también tomó del Yule el significado del árbol; durante dicha celebración, los vikingos colocaban en el hogar un árbol que conmemoraba a Yggdrasil. Normalmente era un Fresno que de sus ramas pendían los Nueve Mundos, incluyendo el de los hombres.

Los vikingos también usaban un árbol que simbolizaba a Yggdrasil, el árbol nórdico de la vida.

También se acostumbraba a comer durante las fechas. En honor a Thor se sacrificaba una cabra que después era comida entre todos. Esta costumbre se convirtió en uno de los símbolos principales de ésta fiesta.

Actualmente, en prácticamente todo el mundo se conoce a Santa Claus o Papá Noel como un anciano que lleva regalos a los niños. Dicha tradición es originaria de Finlandia, donde un anciano llamado Joulupukki, o «Cabara de Yule», también daba obsequios.

Intentado recuperar la tradición del Yule

Reconstrucción moderna de la cabra de paja en un árbol de navidad. Crédito: Pilecka/Wikimedia Commons

En los diferentes países escandinavos, incluyendo Gran Bretaña, en algunos pueblos se ha conservado ciertas tradiciones originaras del Yule. Una de ellas es la quema de un gran tronco, o el horneado de un gran pastel de chocolate en forma de tronco.

También suelen colgar la cabra de paja que simbolizaba el sacrificio a la cabra en honor a Thor o el Wassailing o Yulesinging. Lo que se conoce en muchas tradiciones cristianas como «pedir el aguinaldo».

Incluso, ciertas comunidades han hecho campañas para intentar recuperar la festividad original del Yule junto a su significado primigenio.

Sin duda alguna, dicha festividad no dista mucho de nuestras tradiciones actuales, por lo que no es complicado de imaginar que la Navidad nació a raíz del Yule vikingo. De igual forma, ambas tienen el mismo significado; la unión entre seres queridos y pedir por un próximo año próspero.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *