Los elementales, seres mitológicos protectores de la naturaleza


Los elementales, seres mitológicos protectores de la naturaleza

El bosque y los lugares naturales en general, siempre se han considerado que poseen algo mágico, por ello, han sido un recurso literario ideal para las cuentos de fantasía; haciendo parte de las antiguas creencias, como la de los elementales, seres protectores de la naturaleza.

En la naturaleza, podemos encontrar seres mitológicos relacionados directamente con elementos esenciales de ella, de la que se les considera formadores y protectores: Los elementales.

Las creencias populares indican que los elementales se encuentran en una dimensión distinta a la material en la que los humanos nos movemos normalmente, por ello solo los infantes y los animales pueden llegar a verlos.

Los elementales ¿Qué son en realidad?

Seres elementales
Siempre ha existido la creencia de seres elementales que protegen la naturaleza.

De acuerdo a la mitología de diferentes culturas antiguas, los elementales serían presencias no humanas que se encuentran en la naturaleza desde siempre.

Su origen se remonta al inicio de los tiempos y su presencia no se encuentra en el mismo plano que el nuestro. Son seres interdimensionales y atemporales.

Se cree que la humanidad supo de su existencia en una época única de la Tierra, donde las personas estaban ligadas a su entorno. Los bosques, así como los lagos, la selva y todo lo que nos rodea era respetado como una entidad viva.

Se velaba por el cuidado de las plantas, los árboles, los animales y toda la energía que los rodeaba, se impregnó en nosotros.

Es por esa razón que desde la antigüedad podemos leer relatos relacionados con estos seres míticos, los cuales ahora tomamos como cuentos o leyendas.

También han sido conocidos de diferentes maneras a lo largo de los años. Por ejemplo, se cree que los elementales son los mismos ángeles mencionados en el cristianismo o los devas en el hinduismo.

Características de estos seres

Elementales naturaleza
Cuadro que representa a una hada. Crédito: Sophie Gengembre Anderson/Wikimedia Commons/Public Domain

Los elementales sirven a los cuatro elementos, y hacen un gran trabajo para mantener el equilibrio de estos. Son esenciales para la perpetuación del ciclo de la vida vegetal y, en última instancia, de la vida animal y humana. Se cree que su labor disminuye nuestros continuos ataques a la naturaleza.

De acuerdo a la investigadora alemana, Jeanne Ruland, los elementales son criaturas con conciencia individual que poseen diversas específicas dentro del ambiente natural que habitan.

Viven en el quinto elemento, el Éter, el cual es el encargado de dar vida a todo. Para la investigadora, los elementales solo son capaces de moverse dentro de este elemento y el suyo propio.

Ese elemento, o plano en el que habitan los elementales y que es ajeno para el humano se le ha llamado de diferentes maneras a lo largo de los años. Por ejemplo, en el siglo XVIII y XIX se le conocía como «Reino de las Hadas» y «Reino de los Espíritus».

Actualmente se le conoce como «Plano Astral» y se cree que está separado del mundo físico por la propia conciencia humana.

De la misma forma, a los elementales también se les ha conocido de diferentes maneras; desde espíritus de los bosques, espíritus naturales, ayudantes de los dioses y más.

Suelen estar presentes en las celebraciones ajenas al cristianismo como deidades a para adorar.

Los elementales más conocidos

Muchos elementales se han convertido en parte de la cultura popular de nuestra época. Algunos de los más conocidos son los siguientes:

seres elementales naturaleza

Los elfos, elementales de Aire o de Tierra según algunas versiones. Son seres que podemos encontrar en la mitología germánica, nórdica y de Gran Bretaña. En los bosques escandinavos se les conoce como raza de Huldre.Se cree que existen al menos dos tipos de elfos; los oscuros y los claros. En las islas británicas son descritos de un tamaño tan diminuto que los confunden con las hadas, pero en otras zonas de Europa son tan altos como niños.

Los dragones, elementales de fuego. Suelen habitar las cavernas, volcanes o en túneles subterráneos, donde están cerca del fuego y la lava.  En ciertas culturas, los dragones no solo son elementales de fuego, sino que representan la fuerza más poderosa de todos los elementos. En pocas palabras, podría haber dragones de Tierra, Fuego, Aire, Agua y Éter.
Elementales de fuegoLos Duendes, elementales de Tierra. Estos seres están sumamente relacionados con los humanos ya que suelen encontrarse en las casas debido a su curiosidad. Especialmente por su forma de vivir. Por esa razón, suelen imitar muchas costumbres de los humanos, sobretodo la forma en la que visten. Los duendes suelen ser muy traviesos, en algunas culturas se les atribuye la pérdida de calcetines o los enredos en el cabello.

Gnomos, elementales de Tierra. Son propios de los países escandinavos y germánicos, aunque tienen variantes como todos los elementales. Estos seres están en todo el mundo y normalmente se asocian con los enanos. En las historias suelen realizar trabajos como minería, forja y la acumulación de tesoros. Son los seres elementales más esquivos para los humanos ya que suelen tener un carácter malhumorado, por lo que suelen vivir en cuevas o bajo los árboles más longevos.

Las Hadas, elementales de Tierra. Posiblemente son los elementales más famosos de todos. En Irlanda se creía que vivían bajo la tierra, pero en el resto de Europa suelen ser representadas entre las flores y plantas. Existe la creencia de que hay diferentes razas de hadas, algunas benévolas y otras malignas. Las creencias tradicionales aseguran que los niños menores a 7 años y los animales pueden verlas. Los adultos, por otro lado, son capaces solo si tienen un corazón puro.

Elementales de América

América no ha sido ajena a las leyendas sobre estos seres mitológicos. Algunos de los más conocidos son:

Aluxes: Presentes en las narraciones mayas del sureste de México y ciertas zonas de Belice y Guatemala, los Aluxes son los equivalentes a los elfos o a los duendes europeos. Generalmente se dedican a robar niños, extraviar el ganado y hacer travesuras.

Apus: Son elementales de Tierra conocidos en Perú, Bolivia y parte de Chile. Los Apus son dueños de las montañas o las montañas en sí mismas como seres vivientes. Se les ha tenido por divinidades y por santuarios naturales desde épocas preincaicas.

Ausangate apu
El Ausangate es la quinta montaña más alta del Perú. Los Incas consideraban a los Apus como entidades divinas y protectoras. Crédito: Andina

Los Chaneques: Son criaturas de la mitología mexica. Sus funciones los hacen equivalentes a los gnomos germánicos y escandinavos, pues se dedican a cuidar los montes y los animales silvestres. Se cree que pueden tomar cualquier forma, incluyendo la humana, y que son muy mentirosos y traviesos.

Cherufe: Elemental de Fuego que para los mapuches de Chile es una criatura gigantesca de roca ardiente o roca fundida que come gente. El Cherufe vive en los volcanes y lanza bolas de fuego para atacar y para defenderse.

Dueño del Monte o Viejo del Monte: Conocidos en Costa Rica y otros países de Centroamérica, donde son descritos como un gigante fantasmal que vaga por los bosques y las montañas lanzando alaridos aterradores. Tiene un solo ojo, puede llamar y controlar a los animales y hacer que llueva o sople el viento con gran fuerza.

Muqui o Anchanchos: En la mitología de los Andes del Perú, los Muqui son criaturas mineras muy similares a los gnomos o a los enanos. Se les describe como seres de unos 50 cm de altura, poderosos y huraños, de voz ronca y orejas puntiagudas, que pueden conceder riquezas si se hace un pacto con ellos.

Los seres elementales han estado presentes en nuestras sociedades desde hace siglos y en la actualidad continúan siendo parte de nuestra cultura. Un recordatorio de que la naturaleza también tienen sus protectores y cada cosa que hagamos tendrá sus consecuencias…

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *