Cerro Alux: misterio de seres elementales y leyenda amerindia


158 shares
Los orbes están relacionados con los seres elementales. Crédito: mundochapin.com / Buddy_Nath / Pixabay.

Mística montaña en Guatemala, con avistamientos de seres elementales, seres que se remontan a leyendas de la cultura Poqoman precolombina.

El nebuloso Cerro Alux es un lugar misterioso, parte del folclore ancestral centroamericano que surgió desde la época precolombina. Siempre ha estado asociado a los llamados seres elementales, que serían seres de otras realidades que habitan en montañas. También se ha descrito que las estadías en el Cerro Alux generan cierto efecto «depresivo» en las personas.

Alux significa «duende» en el idioma maya. El ser elemental más prominente en las leyendas del cerro guatemalteco es un duende, así que aquí podemos ver el protagonismo de estos extraños seres mitológicos.

Vista desde el Cerro Alux. Crédito: mundochapin.com.

El Cerro Alux tiene una altura de 2,280 metros sobre el nivel del mar y casi siempre está cubierto de una espesa niebla. Es un área protegida y parque ecológico. Se encuentra entre los departamentos de Sacatepéquez y Guatemala, a escasos kilómetros de la ciudad de Antigua Guatemala.

Seres elementales en montañas y Aluxes mayas

Las leyendas de duendes de esta región son una mezcla del folclore de España y el del pueblo Poqoman, un pueblo guatemalteco de origen maya. La mitología maya describe a los Aluxes, seres muy similares a los duendes: espíritus invisibles que pueden tomar una forma física de una persona en miniatura.

La Querella de Oberón y Titania, pintura que retrata seres elementales. Crédito: Wikimedia commons / Dominio público.

Una leyenda del Cerro Alux describe a un duende y un portal al inframundo. Se dice que una familia acampaba en la montaña y que un niño habría desaparecido después de haber mencionado a otro «niño» no identificado. Ese otro niño habría sido el duende, que lo atrajo a una cabaña abandonada (servía como una especie de manifestación física de un portal dimensional).

La mayoría de estos llamados encantamientos de seres elementales toman lugar en regiones naturales aisladas como montañas y bosques. Los elementales serían espíritus de la naturaleza, una raza mitad física y mitad espiritual que residiría en otra dimensión. Se ha dicho que se encontrarían en la dimensión 3.5, una media dimensión superior a nuestra tercera dimensión que observamos.

El Cerro Alux visto desde la colonia Nueva Vida, Mixco, Guatemala. Crédito: Benjamin / Wikimedia commons.

El Cerro Alux es otro ejemplo de montañas relacionadas a la mitología. En toda Centroamérica hay leyendas de montañas con presencia de hadas, duendes y otras propiedades místicas. Según el folclore, los seres elementales como duendes no serían necesariamente malévolos, tendrían libre albedrío como nosotros.

 

Referencias: DeGuate /  TheMystica.


Like it? Share with your friends!

158 shares
Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close