Enigmático brazalete de 40.000 años hecho con tecnología similar a la de un taladro moderno


Enigmático brazalete de 40.000 años hecho con tecnología similar a la de un taladro moderno
Crédito: Archaeology Old

El hallazgo de un extraño brazalete de 40.000 años ha generado polémica dentro de la comunidad científica. Su fabricación parece haber sido hecha con alguna tecnología similar a la de un taladro, lo que revive el debate sobre cuán avanzados estaban realmente nuestros antepasados.

En el 2008, un equipo de paleontólogos encontró un enigmático brazalete fabricado en piedra, dentro de una cueva de Denisova, en la cordillera Altai de Siberia.

La pieza de joyería, denominada como la más antigua hasta la fecha, pudo haber sido fabricada por una civilización extinta de humanos.

Métodos de fabricación demasiado avanzados

El agujero que posee el brazalete parece hecho con un herramienta similar a un taladro. Crédito: Anatoly Derevyanko/Mikhail Shunkov/Vera Salnitskaya

No es la primera vez que se encuentran joyas antiguas. Sin embargo, la fabricación de esta parece no coincidir con todo el conocimiento que se tiene.

Todo parece indicar que sus creadores no concuerdan con los neandertales ni con el ADN de otros humanos modernos. Por lo que se cree, sus creadores debieron ser los denisovanos.

Comparación entre un cráneo de Humano moderno, un Neandertal y un Denisovano. Crédito: Maayanharel

Esta raza vivió hace unos 600.000 años aproximadamente y, según las investigaciones, eran nómadas y poco desarrollados. El problema es que el brazalete fue creado por artesanos sumamente expertos y que poseían una tecnología avanzada.

También se encontraron huesos de mamut lanudo y el hueso de un dedo meñique, muy bien  conservado, que perteneció a una niña. Los estudios posteriores hechos a esta falange demostraron que no pertenecía a una niña humana, era denisovana.

Aunque el hallazgo de estos restos fue sumamente sorprendente, es el brazalete quien sigue provocando conflictos a los científicos.

Las pruebas hechas a nivel de precisión, además del nivel de corte y pulido del brazalete no corresponden a la época de sus fabricantes. O, al menos, eso es lo que dice la percepción de la historia tradicional.

Más sorprendente aún es que la piedra, usada para su fabricación, está a 24 kilómetros de la cueva.

Cueva de Denisova donde se encontró el brazalete. Crédito: Xenochka/Wikimedia Commons

Hasta el momento, no se sabe que método se usó para pulir el brazalete, pues la piedra aun brillaba cuando los encontraron.

Los fragmentos encontrados ayudaron a los investigadores a recrear la joya. Se cree que se llevaba alrededor de la muñeca y que estaba unida a otras piezas. Una de estas podría ser una correa que pasaba por el agujero de la piedra.

Ese es el mayor misterio de toda la pieza; el agujero. La precisión y exactitud con la que se realizó hacen pensar que se hizo con una herramienta similar a un taladro. Algo que, obviamente, no tendría ningún tipo de lógica… al menos para nuestros conocimientos.

¿Una antigua y desarrollada civilización ?

Crédito: siberiantimes.com

Anatoly Derevyanko, director de un instituto ruso de arqueología, declaró que el brazalete no solo refleja la luz del sol, sino que también lo hace con cualquier otro brillo, como el fuego, emanando un tono verde profundo.

Para el experto, lo más probable es que el brazalete se haya usado para momentos únicos y excepcionales.

La joya se encuentra actualmente en el Museo de Historia y Cultura de los Pueblos de Siberia. Se cree que es la prueba definitiva que demuestra que, hace miles de años, no solo existían pueblos primitivos en el mundo.

Según este hallazgo, los denisovanos podrían haber sido mucho más adelantados tecnológicamente de lo que se cree.

Derevyanko asegura que el diámetro del brazalete, indica la velocidad con la que rotaba la broca usada para fabricarlo. Esta debía ser bastante alta y precisa.

«El antiguo maestro que fabricó este brazalete era un experto en técnicas que hasta ahora se consideraban impropias del Paleolítico, como la perforación de alta velocidad, las herramientas de tipo taladro y la técnica de pulido con cuero».

La directora del Museo de Historia y Cultura de los Pueblos de Siberia, Irina Salnikova, declaró que, sin importar el tipo de joya, estas tenían un significado para los pueblos antiguos.

Este tipo de accesorios, como brazaletes o collares, servían para proteger de los malos espíritus. La pieza encontrada, tanto por su nivel de detalle como del material usado para fabricarse, debió pertenecer a alguien importante para su sociedad.

Obviamente, se hicieron más pruebas al suelo, pues para los científicos, es imposible la existencia de tecnología avanzada tan antigua. Así, a través de un análisis de isótopos de oxígeno, concluyeron que este «no fue perturbado» por los humanos desde el periodo denisovano.

Este brazalete, considerado por algunos como un «Oopart», se une a una larga lista de artefactos que se consideran, están adelantados a su tiempo. Lo que demostraría la existencia de una civilización avanzada en el pasado remoto.

Referencia: Siberian Times

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *