Encuentran el corazón fosilizado más antiguo conocido por la ciencia


Encuentran el corazón fosilizado más antiguo conocido por la ciencia

Un equipo de investigadores encontró un corazón de 380 millones de años, y que tiene un detalle que los dejó atónitos. Ahora, su importancia a la hora de analizar la evolución, incluso de los humanos.

El órgano pertenece a una clase extinta de peces vertebrados, llamados artrodiros que nadaban entre 419 y 358 millones de años atrás, en la Formación Gogo; los restos de un antiguo sistema de arrecifes en el noroeste de Australia.

Los científicos de la Universidad de Curtin (Australia) han destacado este, como uno de los descubrimientos más importantes, ya que brindaría valiosa información sobre la transición evolutiva en la línea hacia los vertebrados con mandíbula vivos, incluidos los mamíferos y los humanos.

Corazón prehistórico fosilizado

El asombroso hallazgo se transformó en el corazón más antiguo conocido por la ciencia. Los expertos encontraron el fósil dentro de un pez con mandíbula de 380 millones de años.

Modelo de exhibición de museo del pez cuyos fósiles contienen el corazón conservado más antiguo descubierto hasta ahora. Crédito: Curtin University.

Sorprendentemente, junto al corazón también se encontró su estómago, intestino e hígado en igual estado de fosilización.

Cabe destacar, que el órgano es 250 millones de años más antiguo, que el anterior corazón de vertebrado encontrado en Brasil en el 2018.

Lo que más ha sorprendido a los científicos, es que el corazón se encuentra tan bien conservado, que contiene tejidos blandos.

Otro detalle que ha llamado poderosamente la atención es que, a pesar de tener más de 300 millones de años, su anatomía no es tan diferente a la de los tiburones actuales.

Se presentó un modelo 3D del corazón, el cual tiene forma de S, y se descubrió que cuenta con 2 cámaras; una más pequeña, ubicada sobre una más grande.

Los investigadores hallaron detalles increíbles sobre el corazón, incluidos los ventrículos y las aurículas. Crédito: Trinajstic et al., Science, 2022.

Los expertos detallaron que la ubicación de los órganos de esta criatura, es muy parecida a la de los grandes depredadores marinos. Algo que también ayuda a entender su evolución.

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

Entender la evolución

Estas características, según los expertos, se desarrollaron en los primeros vertebrados, ofreciendo información única sobre como evolucionó la zona de la cabeza y cuello, para ubicarse en la mejor posición posible la mandíbula. Una etapa esencial en la evolución del cuerpo humano.

Kate Trinajstic, líder de la investigación y experta de la Escuela de Ciencias Moleculares y de la Vida de Curtin y el Museo de Australia Occidental, declaró que es la primera vez que se encuentra un corazón en 3D de 380 millones de años tan conservado.

«A menudo se piensa en la evolución como una serie de pequeños pasos, pero estos fósiles antiguos sugieren que hubo un salto mayor entre los vertebrados sin mandíbula y con mandíbula».

Trinajstic y su equipo realizaron sofisticadas técnicas de haces de neutrones y rayos X de sincrotrón; que muestran el corazón, situado muy cerca de la garganta, con forma de «S» y sus 2 cámaras.

Kate Trinajstic, inspecciona fósiles de peces que datan de hace 380 millones de años en el Museo de Australia Occidental en Perth, Australia. Crédito: Universidad de Curtin/vía REUTERS.

Dichas características en los primeros vertebrados confirman los cambios importantes que se produjeron en las cabezas y cuellos de animales vertebrados prehistóricos para ubicar sus mandíbulas.

También puede interesarte: Descubren los restos de una especie humana previamente desconocida.

Junto al corazón, también se encontró un hígado muy grande, lo que le permitía flotar, igual que los tiburones actuales. Aunque se desconoce si tenían pulmones, órganos que, actualmente se cree, se desarrollaron tiempo después.

La evolución, tanto de la humana como del resto de especies que pueblan la Tierra, sigue siendo un enigma. Darwin nos abrió el camino a entender cómo funcionaba este proceso, pero aun nos queda mucho camino por recorrer.

El hallazgo fue publicado en la revista científica Science.

Referencias: Clarin / National Geographic.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.