La biblioteca que guarda los libros y manuscritos más extraños del mundo


La biblioteca que guarda los libros y manuscritos más extraños del mundo

Una rara edificación guarda en su interior una gran cantidad de libros y manuscritos, considerados los más extraños del mundo. Pero lo más curioso del caso es que a su ingreso, los conservan a 36 grados bajo cero. ¿De quién se trata? ¿Qué características tiene el lugar? ¿Por qué a esa temperatura?

Se trata, nada más y nada menos que de la prestigiosa y excéntrica Biblioteca Beinecke, perteneciente a la Universidad de Yale. Algunos eruditos de diferentes partes del planeta, han llegado a compararla con la antigua Biblioteca de Alejandría, por albergar tantos volúmenes de textos pocos conocidos.

La Biblioteca Beinecke fue un regalo de tres ex alumnos de la Universidad Yale (Edwin J. Beinecke, Frederick W. Beinecke y Walter Beinecke) y de sus familias. Su objetivo era que el lugar fuera «un símbolo de la lealtad y la devoción de tres hermanos» y «una fuente de aprendizaje y una inspiración para todos los que entren».

Las características del lugar son únicas, tanto desde afuera como en el interior del edificio, al igual que sus sistemas de seguridad. Lo mismo puede decirse de los métodos para proteger las valiosas obras literarias de colección que posee. Pero la mejor manera de conocer esta increíble biblioteca, es haciendo un recorrido por sus instalaciones.

Biblioteca Beinecke: su estructura externa e interna

La estructura del edificio es sorprendente, en primer lugar por los materiales empleados para su construcción, granito, hormigón y mármol translúcido. Asimismo,  no tiene ventanas, ni siquiera un orificio, la construcción es elevada y cuenta con 6 pisos. Tiene forma de cuadrado, transmitiendo la impresión de ser un extraño panteón.

Además, el armazón exterior hace referencia a la famosa proporción áurea: quince bloques de mármol atraviesan la fachada del edificio, cinco son verticales y diez recorren su profundidad, representando la proporción 3:1:2.

Exterior de la biblioteca. El edificio, que parece flotar sobre el suelo está sostenido únicamente por pilares en sus cuatro extremos, tiene seis pisos de altura, pero continúa a nivel subterráneo hasta 15 metros. Public Domain.

Además la edificación se sostiene encima de 4 grandes columnas, que alcanzan una profundidad de 15 metros bajo tierra. Porque en el nivel subterráneo, se encuentran guardados los manuscritos y libros más extraños que puedan existir en el mundo. ¿Fascinante verdad? Más aún lo es, el interior.

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

¡La biblioteca por dentro!

A pesar de que la construcción no tiene ventanas, la luz solar de alguna forma logra colarse al interior, a través del mármol translúcido incrustado en el hormigón. La claridad tenue que se aprecia dentro de la biblioteca, es la adecuada para una mejor conservación de las obras literarias almacenadas allí.

Lo más impresionante es la cantidad de libros y colecciones que se guardan en los estantes de cristal que tiene la Biblioteca Beinecke. En la parte superior están almacenados alrededor de 180 mil volúmenes, mientras que en la parte inferior del subterráneo hay cerca de 600 mil. Sin mencionar los millones de manuscritos de diferentes épocas.

Sistemas de seguridad avanzados

Las colecciones de la biblioteca abarcan desde fragmentos antiguos en papiro hasta obras de autores vivos.

Siendo una de las bibliotecas más importantes del mundo, es lógico suponer que cuente con sofisticados sistemas de seguridad, que protejan tanto a los libros como al personal. Pensando en ambas cosas, se diseñó un mecanismo anti-incendios muy efectivo y novedoso.

Se trata de un sistema que libera una combinación de gases, Inergen y Halón 1301, con capacidad suficiente de extinguir un incendio rápidamente. Aunque usar este mecanismo supone la disminución de oxígeno, no representa un riesgo para la vida de las personas, aun así es necesario salir con rapidez del lugar.

Otra técnica que permite la conservación de los textos de mayor valor, es el cierre hermético al vacío de las estanterías dentro de la biblioteca. Así puede prevenirse y frenar el deterioro de tantos libros antiguos guardados en Beinecke, para mantenerlos en buen estado.

Libros guardados a 36 grados bajo cero

Interior de la biblioteca.

Un dato curioso del lugar es que cada uno de los libros y documentos que ingresan a la colección de la biblioteca es envuelto en plástico y congelado a -33 ° F (-36 ° C) durante tres días. Esta biblioteca fue pionera en utilizar esta forma no tóxica para garantizar la seguridad de los materiales.

De acuerdo con los registros de la biblioteca, en 1977 se presentó un grave problema, la propagación de una plaga. Se trataba del escarabajo del reloj de la muerte, o también llamados escarabajos de la madera, que habían llegado en unos textos recién adquiridos y puso en peligro gran parte de la colección de libros.

Debido a las características herméticas internas del edificio, fue imposible aplicar algún tipo de fumigación. Fue entonces cuando los encargados de la institución solicitaron ayuda a Charles Remington, un prestigioso entomólogo. ¿Cuáles fueron sus indicaciones?

Los libros afectados por la plaga, debían envolverse en plástico y posteriormente ponerse a congelar por tres días a una temperatura de 36 grados bajo cero. ¡El resultado de este sistema fue todo un éxito! El único detalle de este procedimiento, fue que tardó 2 años y medio en terminarse, pero se sigue utilizando hasta el día de hoy.

¡Ejemplares de todo tipo!

Manuscrito Voynich
El manuscrito Voynich fue descubierto en 1912, contiene 240 páginas repletas de ilustraciones.

Desde que entró en funcionamiento en la década de los 60s, la Biblioteca Beinecke, se ha convertido en el reservorio de libros de todo tipo. Se encuentran textos únicos que fueron impresos a comienzo del siglo XVII, así como libros escritos a mano que datan de la edad media e incluso antes.

Algunos de esos ejemplares son de poesía, arquitectura o temas espirituales, como la famosa Biblia de Gutenberg. También se destacan varios de los manuscritos de alquimia, más relevantes que el mundo haya conocido. Uno de los objetos más preciados de la institución es el misterioso Manuscrito Voynich, pues el único ejemplar que existe en todo el planeta.

Sin lugar a dudas, la Biblioteca Beinecke es una de las bibliotecas más maravillosas, curiosas y a la vez más enigmáticas del mundo.

Referencias: Beinecke Rare Book and Manuscript Library / Yale Daily News / Julian Marquina blog.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.