Descubren evidencias de una tormenta solar extrema que azotó la Tierra hace 9,200 años


Revelan que una tormenta solar extrema azotó a la Tierra hace 9,200 años

Hace 9.200 años se produjo una tormenta solar tan extrema que, según los expertos, si sucediera en la actualidad un fenómeno similar, tendría consecuencias catastróficas para la vida en la Tierra.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Lund, Suecia, encontró un misterio de casi 10.000 años que ha sorprendido a toda la comunidad científica; una tormenta solar extrema. Lo más enigmático del asunto, es que ocurrió en una época de relativa calma para el Sol.

Tormenta Solar extrema sorprende a los expertos

Las tormentas solares se producen en los momentos donde el Sol tiene mayor actividad en superficie, salvo excepciones.

Algo totalmente impensado sucedió hace miles de años y gracias a las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia, tenemos conocimiento de ello.

El equipo de investigadores halló claras evidencias de una tormenta solar extrema, que azotó a la Tierra. Pero lo más extraño, es que lo expertos aseguraron que esto «no debía suceder», pues ocurrió en un período de calma para el Sol, lo que lo hace aún más enigmático.

Todos sabemos que el astro rey es indispensable para que la vida en la Tierra nazca. Sin embargo, hay ocasiones donde se vuelve en nuestra contra.

Cuando la actividad en la superficie solar se vuelve demasiado fuerte, comienza a liberar energía que genera grandes tormentas geomagnéticas.

Para los expertos, predecir estas tormentas es sumamente complicado y, actualmente, se cree que son más probables durante su fase activa o máximo solar. El cual es llamado «ciclo de manchas solares».

Crédito: NASA SDO

Sin embargo, el problema más grave llega cuando las tormentas se producen en los períodos de calma del Sol. Así lo ha publicado recientemente Nature Communications.

¿Por qué es peligrosa una tormenta solar extrema para la Tierra?

Bueno, en primer lugar, los expertos han manifestado que la energía que el Sol libera durante este fenómeno, es comparable con los efectos que provocarían millones de bombas de hidrógeno explotando a la vez durante varios minutos.

Cuando las llamaradas solares son gigantes y se arrojan al espacio, se generan nubes de plasma solar. Estas nubes viajan por todo el cosmos a velocidades de 300 a 1.000 kilómetros por segundo. Así, se tardan en 15 horas a 3 días en alcanzar la Tierra, provocando todo tipo de problemas.

La investigación

Este hallazgo fue posible, gracias a que se examinaron los núcleos de perforación en busca de los picos de los isótopos radiactivos berilio-10 y cloro-36. Estos se generan por partículas cósmicas de alta energía que llegan a la Tierra y pueden conservarse en el hielo o en los anillos de los árboles.

Los expertos, para poder estudiarlos correctamente, se fijaron en los picos de los isótopos radiactivos que hay en el hielo.

Los científicos realizaron análisis de los núcleos de hielo. Crédito: Raimund Muscheler / Lund University.

El investigador de geología y coautor del estudio, Raimund Muscheler, aseguró lo siguiente:

«Se trata de un trabajo analítico largo y costoso. Por ello, nos sorprendió gratamente encontrar un pico de este tipo, que indica una tormenta solar gigante hasta ahora desconocida en relación con la baja actividad solar».

Un fenómeno devastador si sucediera en la actualidad

El equipo de investigadores también declaró que, en caso de que en nuestros días se produjera una tormenta solar mínimamente parecida, los efectos serían devastadores.

Se producirían cortes de energía a nivel mundial, además los satélites sufrirían daños irreparables por la radiación. Esto derivaría en fallas en el tráfico aéreo y un peligro para los astronautas. También provocaría el colapso total de sistemas de comunicación y GPS a gran escala. Incluso, podría haber ciudades sin electricidad durante una semana, un mes o un año.

Muscheler también declaró que, en la actualidad, tormentas solares de tal magnitud no están incluidas en las evaluaciones de riesgos, básicamente porque la humanidad actual no ha visto una. Sin embargo, destacó que es de gran importancia analizar lo que tales eventos podrían provocar en la vida actual y como protegernos.

También puede interesarte: Descubren un misterioso objeto giratorio en la Vía Láctea que no se parece a nada conocido.

Algunas de las tormentas solares más recordadas que han sido registradas en la historia incluyen el Evento Carrington, ocurrido en 1859, que entre otros aspectos provocó el fallo de los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte; además el fenómeno generó que se observaran auroras boreales hasta el norte de Colombia. Asimismo, en 1989 Quebec la red hidroeléctrica de se vio afectada causando un apagón de nueve horas al nordeste de Canadá.

Nuestro estilo de vida podría verse totalmente alterado de ocurrir una tormenta solar de tal magnitud en la actualidad, lo que podría generar el colapso de la sociedad. Sin embargo, que los profesionales no tengan un plan para protegernos, es lo que más pánico genera…

Referencias: National Geographic.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.