El extraño fenómeno del «Agua Muerta» que aterroriza a barcos y navegantes


El extraño fenómeno del «Agua Muerta» que aterroriza a barcos y navegantes

Equipo de científicos explican este fenómeno del «Agua Muerta», donde los barcos quedan inmóviles en el océano y no pueden salir de ellas.

Este inquietante fenómeno fue documentado primeramente en 1893 por el explorador noruego Fridtjof Nansen, cuando su barco quedó inmovilizado por una fuerza inexplicable en el mar Ártico. El fenómeno siempre es reportado en la actualidad y hasta en 2020 pudo ser explicado por científicos (se debe a unas extrañas olas submarinas).

El estudio fue realizado por el centro de investigación CNRS (Centre national de la recherche scientifique) y la Universidad de Poitiers. Ambos de Francia.

Estudio de un «Agua Muerta» que paralizó a un barco en 1893

«Agua Muerta» que paralizó a un barco en 1893
Imagen referencial. Crédito: Pikrepo.com.

La espeluznante experiencia de Fridtjof Nansen de 1893 con un «agua muerta» ocurrió en el mar del norte de Siberia, en las cercanías del archipiélago de Nordenskiöld. Su barco, el Fram, dejó de avanzar, quedando casi paralizado, a pesar de que los motores aceleraban.

Ese reporte fue estudiado en 1904 por el físico y oceanógrafo Vagn Walfrid Ekman de Suecia. Él demostró en un experimento que esas aguas del Ártico son capaces de generar resistencia a la aceleración de los barcos. La resistencia se produce por olas en la parte media entre capas de agua salada y agua dulce (el agua dulce proviene de glaciares que se derriten).

Así que el «agua muerta» se forma en mares que poseen agua dulce y agua salada, las cuales tienen distintas densidades (también en corrientes con distintas temperaturas). Hay dos tipos de arrastre: arrastre de Nansen, con velocidad continua, pero baja y anormal, y el arrastre de Ekman, capaz de cambiar la velocidad del barco que es retenido.

Nueva investigación sobre olas submarinas

Agua muerta fenómeno
Ilustración del Agua Muerta con las ondas Nansen y Ekman y la baja y alta densidad. Crédito: Morgane Parisi / StudioBrou.com.

La nueva investigación francesa explica la causa de esa ralentización. El equipo consistió en físicos expertos en mecánica de fluidos del Institut Pprime del CNRS y del Laboratoire de Mathématiques et Applications (CNRS/Université de Poitiers).

Ellos clasificaron matemáticamente las diferentes olas internas en el mar y analizaron imágenes experimentales a una escala inferior a 1 píxel (de sub-píxel). Concluyeron que la velocidad de navegación cambia de esa forma inquietante debido a ondas submarinas variantes que hacen desplazar a los navíos hacia atrás y adelante.

Sin embargo, la ondulación de Ekman no permanece perpetua, el vaivén es temporal y los navíos pueden escaparse y mantener la velocidad constante de Nansen.

¿Causa de una derrota naval del año 31 a. C.?

Agua muerta barcos
Mapa de la Batalla de Accio de 31 a. C. Crédito: Lencer / Leo2004 / Wikimedia commons.

Parte de esta investigación tenía el objetivo de resolver el misterio de la derrota de los barcos de guerra egipcio-romanos de Marco Antonio y Cleopatra, los cuales se enfrentaban contra barcos de menor fortaleza del ejército de Octavio. Era la batalla de Accio, del 2 de septiembre del año 31 a. C., durante una guerra civil del imperio romano.

Se piensa que los barcos de Marco Antonio y Cleopatra quedaron atrapados en «aguas muertas», porque la Bahía de Accio de Grecia es un fiordo o golfo angosto.

Este fenómeno marítimo debe ser muy atemorizante para los navegantes, pero tiene su explicación física en cuanto a la dinámica de fluidos: cambios generados en aguas con distintas densidades.

El estudio ha sido publicado en la editorial científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *