Tablillas de 4.000 años permitieron revelar la ubicación de 11 ciudades antiguas perdidas


Tablillas de 4.000 años permitieron revelar la ubicación de 11 ciudades antiguas perdidas

Un grupo de arqueólogos las universidades de Stanford y Harvard, lograron identificar 11 ciudades perdidas. ¿Sabes cómo? Por tablillas de arcilla, datadas en 4.000 años, creadas por los comerciantes del imperio Asirio.

Así que, si eres de las personas amantes de los misterios antiguos, quédate acá. La información que leerás a continuación, está llena de datos que te cautivarán y te harán desear saber más sobre esto.

Datos sobre las tablillas

Las tablillas con sus 12.000 textos fueron halladas en una excavación en el sitio arqueológico de Kültepe, en la ciudad de Kanesh, de la actual Turquía. En ellas se detallan los puestos comerciales que se localizan en el reino medio oriental de Asiria.

Una vez desencriptados los textos, dicha información dejó a los arqueólogos completamente asombrados, ya que se dieron cuenta que se nombraban más centros urbanos de los que se tenía constancia hasta ahora.

¿Qué reveló la tablilla?

Tablilla de arcilla con inscripción cuneiforme de alrededor de 1875-1840 a. C

Luego de una meticulosa traducción de estos antiguos textos de arcilla, nada más y nada menos revelaron ubicaciones misteriosas. Pero no, no ubicaciones cualquiera, se trataba de 11 ciudades antiguas.

Y es interesante esta revelación, puesto que se había perdido el registro de estas ciudades. Afortunadamente, se encontraron 11 ciudades luego de años y tal vez siglos de estar perdidas en el tiempo.

Contenían otros datos

Estaban desarrolladas en una escritura cuneiforme antigua, y según la historia las escribieron antiguos sumerios. Además, se hallaban ciertos documentos como transacciones comerciales, cuentas, sellos, contratos y hasta certificados de matrimonio.

Esta información fue todo un acontecimiento que marcó toda la línea de información que tenemos hasta ahora sobre ese tiempo.

Un giro en toda la compresión de la historia

Con estos nuevos datos, posiblemente se le dé un cambio a todo lo que sabemos del antiguo imperio Asirio. Luego de haber descifrado toda la información que se obtuvo, los encargados de la investigación comenzaron a unir las piezas.

Las tablillas de Kültepe fueron escritas por comerciantes asirios quienes registraban sus transacciones comerciales de esta manera. Crédito: History files

Era como un rompecabezas, complejo pero interesante. Los registros conducían a distancias entre las ciudades de Mesopotamia que ya estaban descubiertas. Y estas se conectaban con las que aún no se habían encontrado.

Nuevas revelaciones

Es interesante que, además de toda la información mencionada, estas antiguas tablillas revelaban mucho más. Por ejemplo, se dejó al descubierto que la ciudad de Kanesh, en el pasado fue un pequeño asentamiento comercial.

También, nos brindan un viaje de regreso al pasado. Incluso, nos describen cómo la ciudad donde se encontraron «era una economía del mercado floreciente».

¿Qué pasaría luego de descifrar todo?

Gojko Barjamovic, quien era el profesor principal de asiriología de la universidad de Harvard hizo un comentario. Sus opiniones surgieron después de estudiar las más de 12.000 placas de arcilla encontradas en Kanesh. Según él, había una posibilidad de estructurar un mapa de las ciudades de Mesopotamia partiendo de los datos.

Con toda esta información, los arqueólogos debían comenzar a excavar en los lugares señalados. Con el fin de encontrar y ampliar los datos que existen sobre esta civilización.

¿Qué han hecho con esa información?

Con los datos encontrados, se han podido identificar al menos 26 ciudades antiguas y 15 de estas ya se habían registrado anteriormente.

Partiendo de la base de que había más intercambio entre las ciudades cercanas que entre las lejanas; los arqueólogos encontraron que habían múltiples interacciones comerciales entre 26 localidades. Las 15 ciudades conocidas son las siguientes: Hanaknak, Hattus, Hurama, Kanes, Karahna, Malitta, Qattara, Salatuwar, Samuha, Tapaggas, Timelkiya, Ulama, Unipsum, Wahsusana, Zimishuna. Y las 11 ciudades perdidas son: Durhumit, Hahhum, Kuburnat, Mamma, Ninassa, Purushaddum, Sinahuttum, Suppiluliya, Tuhpiya, Washaniya, Zal.

Algunas de las ciudades conocidas anteriormente. Crédito: Wikimedia Commons

Sin embargo, la investigación se ha topado con un obstáculo importante, y es que las tablillas no tienen coordenadas exactas. Por este motivo, llevará tiempo encontrar la ubicación física exacta de estas ciudades antiguas.

Existe una luz para la investigación

Aunque no es seguro, los arqueólogos hablan de un método comercial que los ayudó en la investigación. Por esta razón, creen que saben por lo menos la ubicación de la mayoría de las ciudades perdidas.

Asimismo, estos registros antiguos fueron protagonistas del llamado «modelo de gravedad estructural». Dicho estereotipo ofrece una estimación confiable sobre dónde hipotéticamente se pueden encontrar las ciudades perdidas.

Los siguientes pasos a seguir

Con todos estos asombrosos datos, descubrimientos y con el ‘rompecabezas’ casi armado, deben dar el siguiente paso. Proceder a emprender todas las expediciones que sean necesarias, y excavar hasta descubrir todas las ciudades perdidas.

Y cuando por fin, las encuentren puedan estudiarlas y lograrán darnos más datos interesantes que aún no conocemos.

Referencias: National Geographic, The Washington Post.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *