Enigmática reina sumeria de hace 4500 años cuyo ADN ha generado polémica


Reina sumeria de hace 4500 años cuyo ADN desconcierta a los arqueólogos

Uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del siglo, fue el de una antigua Reina sumeria, encontrada en Irak, entre los años 1922 y 1934.

El hallazgo causó gran impacto, no solo por la cantidad de objetos descubiertos, así como los cuerpos y la calidad de conservación en las que estaban en la tumba. Además de todo el aporte que puede significar el conocer detalles de una de las antiguas civilizaciones más avanzadas del mundo.

La tumba de la Reina Puabi fue encontrada en el ‘Cementerio Real de Ur’, junto a otras 1.800. Esta tumba destacaba de las demás por la gran calidad de los objetos que contenía, como collares y tocados.

La tumba de Puabi fue encontrada por la expedición del arqueólogo británico Leonard Woolley, se encontraba intacta, lo que da muestra de que nunca fue profanada. En las paredes de la tumba había una gran cantidad de objetos de metal, cerámica y piedra.

La reina estaba adornada con un precioso tocado conformado por 20 hojas de oro dos hilos de cuentas de lapislazuli y cornalina junto a una gran peineta de oro. Su torso estaba cubierto por una gran cantidad de cuentas de piedras colgando verticalmente hasta su cintura. Asimismo, sus dedos estaban decorados con diez anillos, junto a brazaletes. También se encontró una carroza decorada con una cabeza de leona de plata.

Los tesoros excavados se dividieron entre el Museo Británico en Londres, el Museo de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia y el Museo Nacional de Irak en Bagdad. Varias piezas fueron saqueadas en este último por las secuelas de la Segunda Guerra del Golfo en 2003.

Según los análisis y después de estudiar a fondo todo lo encontrado en el lugar, se determinó que la Reina Puabi, pertenecía a la Primera Dinastía de Ur. Es posible que viviera en el siglo XXVI a. C., y fuera sepultada en el cementerio real con otras 52 personas que eran parte de su servidumbre. Algunas de ellas muertas por envenenamiento o sacrificadas en un ritual mortuorio. Tradicionalmente, sirvientes, músicos y soldados eran enterrados en las tumbas de reyes y reinas para acompañarlos a través del más allá.

De acuerdo con los investigadores expertos en la cultura sumeria, fue de las primeras civilizaciones conocidas en el mundo. Habitaron la región de lo que hoy día es Irak, hace cerca de 6 mil años. A ellos se les atribuye haber inventado la escritura, las matemáticas, la astrología, la agricultura y la astronomía.

¡Un hallazgo que despierta interés y genera polémica! 

En la comunidad internacional de arqueólogos e historiadores, sintieron gran interés cuando se hizo público el hallazgo de la Reina sumeria. Pero no fueron los únicos interesados en seguir de cerca los acontecimientos de tan grande descubrimiento. El escritor Zecharia Sitchin, también se sintió atraído por este evento que para él tenía un significado especial.

La razón es porque, durante años el polémico escritor ha planteado la existencia de posible vida extraterrestre en la Tierra desde hace miles de años. Según afirmaciones plasmadas en algunos de sus libros, un planeta llamado Nibiru o Planeta X dejó visitantes de otros mundos hace miles de años cuando pasó por nuestro mundo.

El Sello sumerio VA/243 tiene más de 5.000 años y podría representar los planetas del Sistema solar.

A estos nuevos habitantes terrestres, las culturas del medio oriente los llegaron a considerar semidioses. De hecho, Sitchin alega que estos extraterrestres eran los Annunaki que se mencionan en los escritos sumerios y los Nephilim señalados en la Biblia, en el libro de Génesis.

Claro está que, muchas personas, científicos, historiadores, investigadores y arqueólogos de diferentes partes del mundo, no concuerdan con los alegatos de Sitchin. Sin embargo, este hombre estaba convencido de que había una relación entre la Reina sumeria con los dioses y semidioses, de los que él tanto ha hablado.

Reina Puabi: mucho más que una autoridad real

Los especialistas forenses del Museo de Historia Natural de Londres, detallaron en su informe que la Reina Puabi tenía alrededor de 40 años cuando falleció. Es bastante probable que su gobernación la obtuviera por derecho propio, en el periodo identificado como la Primera Dinastía de Ur.

Sello cilíndrico con escena de banquete hallado en la tumba de la reina Puabi en Ur. Crédito: Museo Británico.

Uno de los mayores enigmas que causó la curiosidad de algunos expertos, fue que el cráneo de la reina presentaba un tamaño inusualmente mayor al normal.

Para Sitchin la Reina Puabi fue más que una reina, la consideraba una «nin». Se trata de un término sumerio que él llegó a interpretar como diosa, es decir que la Reina sumeria sería considerada una semidiosa. La cual estaba relacionada genéticamente con seres extraterrestres que visitaron la Tierra, provenientes del planeta Nibiru.

Sin dudas, estas afirmaciones de Sitchin, al igual que otras parecidas han causado gran polémica, pues son planteamientos que muchos no aceptan. Quizá lo más cumbre de este caso, fue pedirle a los forenses del Museo que le realizaran una prueba de ADN a los restos de la Reina sumeria. De esa forma se podría determinar la teoría que desde los años 70 viene planteando en sus libros.

El desafío de la prueba de ADN

La petición de Sitchin, de efectuar una prueba de ADN fue hecha más de una vez, hacia la comunidad que muchas veces rechazó sus teorías. Incluso, llegó a decir que estaba dispuesto a financiar con su propio dinero el costo de la prueba para que todo se aclarara de una buena vez.

Sitchin estaba convencido que al comparar su genoma con el nuestro, podría descubrir cuáles son los genes faltantes que deliberadamente «no nos dieron a los humanos».

También puede interesarte: Reyes sumerios: Dioses que bajaron del cielo a gobernar la Tierra.

Aunque eso significaba el fin de su carrera, porque si los resultados eran negativos el mayor perjudicado sería únicamente él. Pero lo cierto es que Sitchin desafiaba al personal del Museo porque estaba confiado de sus conclusiones, pues representan el trabajo de su vida.

Lamentablemente, hasta ahora la prueba de ADN a la Reina sumeria de hace 4500 años, continúa generando gran interés y polémica.

Aunque han pasado muchos años después de la gran insistencia de Sitchin con el tema, los resultados de la prueba de ADN de la reina Puabi no están publicados, al menos no públicamente. Con Sitchin desaparecido, parece que el impulso desapareció y probablemente no conoceremos la verdad de este enigmático asunto.

El desafío se mantiene en pie, para despejar cualquier duda sobre la existencia o no, de dioses o semidioses llegados a la Tierra hace miles de años. ¿Usted, qué opina?

Referencias: The Royal Tombs of Ur / Excavations at Ur.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.