La simbología antagónica y el equilibrio en el Universo


La simbología antagónica y el equilibrio en el universo
La simbología antagónica representa equilibrio y balance. Crédito: Piotr Siedlecki/Gordon Johnson/Peter Lomas/Pixabay

Durante toda nuestra historia, la simbología antagónica ha representado el equilibrio y balance de las cosas. El Yin y Yang, el Caduceo y el Infinito son tres de los más influyentes en nuestra civilización, desde sus inicios…

La teoría del Yin Yang tiene un significado mucho más profundo de lo que la mayoría pensamos, siendo el símbolo antagónico más importante y el cual nos lleva al origen de todo lo que conocemos, y que nos muestra una realidad totalmente diferente de la creación.

Aunque parezca ilógico, todas las culturas antiguas tenían similitudes entre sus mitos y leyendas, demostrando así que, a pesar de no haber tenido contacto alguno entre ellas (salvo algunas), todas, básicamente, creían en lo mismo.

Uno de estos ejemplos es China, una nación con una cultura totalmente opuesta a la occidental, incluso a la de otras orientales, pero que, sin embargo, su mitología también nos lleva a un caos preexistente, a un Universo original donde yace un «ser superior», quien es el responsable de la creación y del orden en nuestro mundo.

El equilibrio creado por un ser superior

Representación de la noche y el día
Representación de la noche y el día en el mundo. Créditos: Arek Socha/Pixabay

Cuando se creó el mundo, también se creó una ley de vida; cada aspecto se encuentra regido por una naturaleza totalmente bipolar. Dos fuerzas opuestas, pero que se complementan y se encuentran en todo lo que conocemos.

La vida y la muerte, la luz y la oscuridad, la bondad y la maldad, la mente y el cuerpo, el frío y el calor, el ruido y el silencio, el hombre y la mujer.

De acuerdo a la mitología, Pan Ku (o Pangu), el Dios de la creación, cuando notó que tanto Cielo y Tierra eran estables, usó su cuerpo para crear al mundo; sus miembros se transformaron en las montañas, su sangre creó los ríos y los mares, sus músculos crearon los campos y su piel y pelo se convirtieron en las plantas y los animales.

Su última exhalación creó el viento y las nubes y su sonido se transformó en los truenos y el sudor de su frente hizo a las lluvias Sin embargo, cuando el ojo izquierdo se transformó en el Sol, el derecho creó a la Luna, dividiendo todo: una dualidad que se transmitiría entre generaciones y que llevó a la escuela Tao a crear desarrollar su teoría de los opuestos.

El significado de los opuestos

El agua y el fuego como los opuestos del yin yang.
El agua y el fuego como los opuestos del yin yang. Créditos: Jonny Lindner/Pixabay

Para los chinos, el Yin y Yang quiere decir que la naturaleza posee dos lados contrarios, pero que se complementan. De acuerdo a esto, cada cosa tiene un complemento del cual depende su existencia y, que a su vez, existe dentro de sí mismo.

Esto también puede decir que nada en el mundo existe totalmente calmo, o puro, sino que sigue transformándose y que cada pensamiento o deseo puede ser visto como la contra desde otro punto de vista.

La teoría explica que cada uno de los elementos es la representación de los cambios. Los cinco se encuentran en constante movimiento, lo que condiciona la generación mutua e inhibición recíproca, creando un equilibrio dinámico; cuando uno aumenta el otro disminuye.

Los desequilibrios son simples circunstancias, pues cuando uno es excesivo, el otro se concentra creando en consecuencia una nueva transformación. Por ejemplo, el exceso de vapor en las nubes (yin) provoca la lluvia (yang).

El dios de la creación

Como sucede en otras mitologías, Pan Ku es el responsable creador de todo lo que nos rodea, desde el Cielo y todo lo que hay en él y la Tierra junto a todas las plantas, animales. Incluyendo a los humanos. Existen diferentes versiones de como esto fue posible, pero todas terminan en que él es quién terminó creando todo lo que conocemos y el equilibrio yin y yang.

Un relato muy similar a lo que podemos leer en el Génesis de la Biblia, y en relatos y leyendas de culturas antiguas previas a Cristo, como la sumeria e incluso, la azteca. Por lo que, posiblemente estemos hablando de los mismos seres responsables de poner orden en un mundo antiguo, lleno de caos y destrucción, siendo los responsables de las civilizaciones tal cual como la conocemos.

El Caduceo: su origen.

Caduceo
Caduceo, detalle de una tumba en el cementerio de Staglieno. Giovanni Battista Cevasco, 1870. Créditos: Vassil/Wikicommons

Los orígenes del Caduceo no se remontan a Grecia, como muchos creen, sino al antiguo Egipto y se relaciona con el sacerdote Imhotep, quien fue tomado por los griegos y nombrado como Hermes Trimegisto gracias a sus proezas en arquitectura, medicina y astronomía.

Imhotep fue el modelo para los griegos en la creación de Esculapio, y para hacerlo más propio, agregaron a Apolo como su padre. Esto podría deberse a que Imhotep tenía un conocimiento tan avanzado que no hubo nadie capaz que pudiera seguir con sus enseñanzas.

El significado del Caduceo

Los antiguos egipcios mostraban que la salud del cuerpo solamente era posible al conseguir la armonía con el espíritu y la alineación exacta de los centros energéticos, los cuales se conocen como chacras. A ello se debe el número de las intercepciones de las serpientes que se enroscan alrededor del bastón en el caduceo.

Cada una de estas representa una alineación de un chacra necesario para conseguir que el cuerpo físico funcione en óptimas condiciones.

Sin embargo, el Caduceo tiene muchos significados ocultos en él. Representa el sistema nervioso central a través de las serpientes que se enroscan en el bastón, el cual simboliza la espina dorsal. Las alas del cisne es la representación de los hemisferios del cerebro, mostrando un balance perfecto, con el círculo central en representación de la glándula pineal como el centro psíquico interior.

Los diferentes significados en su simbología

El Caduceo es tan sangrado que no se limita a un despliegue de la vida, sino también es una de las claves del desarrollo y evolución de la consciencia. Donde cada punto en el cual se encuentra la serpiente es el giro continuo y eterno movimiento ascendentes hasta niveles superiores.

Nos enseña que somos uno con el todo. Donde el todo se nos muestra a través de cada una de sus partes. Solamente es cuestión de contemplarlas, entenderlas en todo su esplendor y tener la mente abierta a sus enseñanzas.

Qué hay tras el símbolo del infinito

Infinito
Símbolo especial del infinito en Topolgnussy, Abadía de San Vittore alle Chiuse. Créditos: Topolgnussy/Wikicommons

El símbolo del infinito, a diferencia de su significado literal, nos muestra la dualidad, la unión entre los opuestos, el nacimiento y la muerte. Un Yin y Yang como fuerzas mutuamente dependientes las cuales deben reconocerse y equilibrarse como los opuestos que son.

En el hinduismo, partiendo desde el centro del símbolo, nos encontramos con la evolución y regresando sobre sí mismo a la involución, por lo que nuestro conocimiento de lo que hacemos y sus consecuencias debe ser total.

Dentro del esoterismo, el infinito se relaciona al cerebro, corazón y el sexo, involucrándolo en nuestro pasado, presente y futuro. Además de tener el poder de sanar los dolores y heridas, expulsar energías negativas y las cargas psíquicas que aquejan el alma.

 

Una publicación de MysteryScience.net – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *