Gigantesco cráter de fuego arde incesantemente desde hace 44 años


Gigantesco pozo de fuego que arde incesantemente desde hace 44 años
Crédito: Twitter.

La Tierra está llena de lugares con una extrema belleza natural, que con solo mirarlos despiertan la admiración de quienes lo visitan. Asimismo hay muchos sitios arqueológicos que despiertan el interés y la curiosidad de las personas por sus características particulares. Varios de ellos siguen siendo un enigma.

En este grupo de bellezas naturales exóticas y pertenecientes a civilizaciones antiguas, hay que incluir al gigantesco pozo de fuego que lleva ardiendo 44 años. Sobre su origen, giran muchas interrogantes y planteamientos que hasta ahora solo han servido para alimentar la imaginación del público en general.

Su ubicación

Está ubicado al norte del desierto de Karakum, en Turkmenistán, un país que perteneció a la extinta Unión Soviética. Tiene como vecinos a Uzbekistán, Irán y Afganistán, emplazado en la reconocida «ruta de la seda». Debido a su localización, también se le conoce con el nombre de Darvaza, mientras que el nombre más común por el cual es conocido es «la puerta del infierno».

Pozo de fuego ardiente: Su misterioso origen

La historia acerca del gigantesco pozo de fuego que arde sin parar desde hace casi 50 años, cuenta con varias versiones. Una de ellas se remonta al año 1971, cuando unos geólogos soviéticos estaban realizando trabajos de exploración en el desierto de Karakum para encontrar petróleo.

Al parecer mientras efectuaban un reconocimiento por la zona, el equipo de geólogos se topó con una cueva subterránea de la que emanaba gas metano. De acuerdo con esta versión, la alta presión del fluido hizo que las paredes de la caverna se derrumbaran accidentalmente.

Este curioso cráter de 69 metros de diámetro y 30 metros de profundidad no es una obra de la naturaleza.

Ese colapso trajo como consecuencia que se abrieran varios cráteres, por donde se escaba una gran cantidad de gas hacia los alrededores del lugar. Ante esta situación las autoridades tomaron la decisión de prender fuego a uno de los sumideros para reducir los efectos del metano.

Según la opinión de los expertos en aquel momento, esta medida sería solo temporal, calcularon que tan solo duraría unas pocas semanas. Solo que esas estimaciones fallaron, y después de 44 años el gigantesco pozo de fuego continúa ardiendo como el primer día. Solo que este relato, no ha podido ser confirmado de manera oficial, por eso se habla de otra versión.

¡Otra versión interesante!

Los investigadores locales tienen su propia versión –bastante interesante por cierto- del origen de la puerta del infierno. Ellos argumentan que el cráter gigantesco está en ese lugar desde la década de los 60s, pero que comenzó a incendiarse al inicio de los años 80.

Algo que no han podido explicar los geólogos de Turkmenistán, es la forma que se prendió, en torno a este tema hay muchas controversias. Algunos dicen que su origen fue accidental, ocurrido por la caída de un rayo sobre el cráter del cual salía una cantidad considerable de gas metano.

Aunque las llamas al interior del pozo aumentan o se reducen, el fuego se ha mantenido durante décadas.

Pero indistintamente de la razón, lo cierto es que ya hacen más de 40 años que el gigantesco pozo de fuego está ardiendo. Hoy día es considerado un sitio de interés turístico muy frecuentado por los visitantes de diferentes países, que quedan maravillados ante esta estampa que surge en medio del desierto.

Atractivo turístico

Turkmenistán es un país que cuenta con restricciones para ser visitado, pero eso no ha sido un impedimento para los turistas que desean conocer el pozo de fuego. Así como tampoco lo es, el hecho de encontrarse en una zona a la cual es difícil acceder. ¿Qué lo hace tan atractivo?

¡Imagínese por un instante las dimensiones! El enorme agujero alcanza un diámetro que ronda los 69 metros y llega aproximadamente hasta una profundidad de 30 metros. Los diferentes colores que se desprenden de las incesantes llamaradas, son todo un espectáculo visual que vale la pena ver.

También puede interesarte: Impresionantes cristales gigantes se encuentran en las profundidades de una cueva mexicana.

El resplandor que se desprende del pozo de fuego, se puede apreciar mejor durante la noche. Muchas personas que lo han visitado, coinciden en decir que se trata de una experiencia única; «es como estar en otro mundo, pero en otra parte del planeta».

El pozo de fuego se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares.

Aunque las autoridades del país no promocionan mucho este sitio para hacer turismo, los visitantes extranjeros pueden llegar hasta allí por medio de un tour. También pueden valerse de viajes organizados a la región para realizar una visita que resultará inolvidable.

Quieren ‘apagarlo’

Recientemente, el presidente de Turkmenistán, ha buscado ‘apagar’ el pozo de Darvaza, ya que no deja de ser un problema para la ecología y la salud de la población local; por lo tanto, las autoridades turkmenas se muestran preocupadas por el impacto nocivo de la enorme cantidad del gas que se quema en la zona, que no pueden aprovechar ni comercializar para mejorar el nivel de vida de los ciudadanos.

Sin embargo, la tarea de apagar las llamas de la ‘puerta del infierno’ no parece ser fácil. El mandatario busca que un equipo de científicos nacionales y extranjeros se involucren en la operación para buscar la mejor manera de extinguir el fuego.

Hasta que lo logren, el Pozo de Darvaza no deja de arder, ofreciendo un espectáculo único en el mundo.

Referencias: BBC / National Geographic.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.