El extraño dodecaedro romano

El extraño artefacto romano cuya función aún no ha podido ser explicada

Uno de los mayores enigmas que se presenta en el medio de la arqueología, está relacionado con el dodecaedro romano. Aunque se ha encontrado casi un centenar de ellos en distintos lugares de Europa, todavía se desconoce exactamente su utilidad.

Alrededor de estos pequeños objetos giran innumerables teorías que tratan de explicar su función, pero nada en concreto. Hasta los momentos todos los planteamientos son meras especulaciones que se han venido transmitiendo a través de los siglos. Aún se espera que alguien pueda descifrar el misterio que lo envuelve.

Características del dodecaedro romano

De acuerdo con los investigadores, el dodecaedro romano presenta una variedad de tamaños que van desde los 4 a los 11 centímetros. Así mismo se ha podido determinar que corresponden a un periodo entre los siglos II o III d.C. Estos misteriosos objetos se han encontrado en Gran Bretaña, Suiza, Hungría, Alemania, Países Bajos, Francia y Austria, entre otros.

Son de forma geométrica, se caracterizan por tener 12 caras planas y cada una de ellas tiene 5 lados, constituyendo un pentágono. Un detalle interesante que llama la atención, son unas perillas que adornan su superficie, específicamente todas las esquinas de los pentágonos.

El material que usaron para su elaboración fue el bronce, sin embargo existen unos pocos que fueron hechos de piedra. Otra particularidad que muestran los dodecaedros romanos es que son huecos, en las diferentes caras se pueden apreciar diminutos orificios circulares.

Los dodecaedros romanos datan de los siglos II o III d.C.

Los registros llevados por los arqueólogos, indican que estos objetos enigmáticos se descubrieron hace un poco más de dos siglos. El primer dodecaedro fue hallado en 1739 por un historiador en la campiña inglesa. Desde entonces muchos expertos intentan comprender, tanto su origen como la función para la cual fue creado. Pero no están ni cerca de lograrlo, son un total misterio.

¡Teorías especulativas!

Hay dos grandes preguntas que hasta ahora nadie ha logrado responder, ¿qué hacen?, y ¿cómo trabajan? Tampoco se sabe con exactitud el tiempo de su creación porque no existen documentos de ninguna clase que lo señalen. Quizá por esa razón se manejan tantas teorías especulativas.

Plutarco, el famoso historiador griego supuestamente identificó el dodecaedro como un instrumento vital para los signos del zodiaco. Los doce lados representan los doce animales en el círculo del zodíaco, pero incluso esta teoría se cuestiona cuando se presenta el argumento de las perillas como decoración.

Algunas de esas hipótesis valen la pena mencionarlas, aun cuando no sean aceptadas por los investigadores ni por los informes de otros expertos. Los planteamientos acerca de su uso, más populares y aceptados por la opinión general son los siguientes.

Un dispositivo para medir

Una de las conjeturas –relacionada con la implementación del dodecaedro romano- es que se usaba para calcular la trayectoria de los proyectiles en el campo de batalla. Pero es solo una hipótesis porque lamentablemente, en los relatos de la historia romana no figura este objeto misterioso. A pesar que el Imperio libró muchas cruzadas para extender sus territorios.

¿Un utensilio para tejer guantes?

Un vídeo de YouTube hace mención al dodecaedro romano, lo señalan como un utensilio para elaborar guantes. De ser cierto, tendría sentido que tuviera diferentes tamaños, así como los orificios que tiene en todas sus caras. Esta idea ha tenido buena acogida, especialmente luego de ver el vídeo.

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

Instrumento astronómico

Otras personas mencionan que servía como un instrumento de astronomía, para establecer con precisión cuál era la mejor época del invierno para sembrar el grano. El problema para aceptar esta propuesta es que, el dodecaedro romano no es estándar, sino que presenta mucha variedad de tamaños.

Dos dodecaedros y un icosaedro del siglo III d.C. Crédito: Kleon3.

Alguna clase de reliquia religiosa

Fuentes vinculadas a la investigación de estos misteriosos objetos, sugieren que se utilizaban como una especie de herramienta de culto religioso de los druidas de Britania o Caledonia o de sacerdotes de la antigua Galia romana (actual Bélgica, Francia y Suiza). Esta teoría surgió ya que algunos de ellos fue encontrados en tumbas. Sin embargo, ninguna prueba arqueológica respalda esta teoría, ni tampoco se ha encontrado algún escrito que lo certifique.

También puede interesarte: Misteriosa copa de 1,600 años demuestra un antiguo conocimiento en nanotecnología.

Más suposiciones

La lista de posibilidades continúa y se hace larga, se incluye que pudo ser un simple juego para niños, una especie de dados, un apoyo para los bastones, una pieza para candelabros, o simplemente una figura geométrica. Lo cierto es que, las suposiciones siguen apareciendo y el enigma de los dodecaedros romanos se hace más grande.

¿De verdad eran romanos los dodecaedros?

No existe documentación, ni notas históricas sobre la creación de los dodecaedros. Crédito: Museo Británico.

Es interesante que en los registros de la historia romana, no parezca algún texto que hable acerca de los dodecaedros. Pudiera ser que pertenezcan a alguna otra cultura, pero se señalan como romanos porque fueron descubiertos en el vasto territorio del Imperio.

Curiosamente, en la década de 1960, un equipo de arqueólogos encontraron objetos similares a lo largo de la Ruta Marítima de la Seda en el sudeste asiático, excepto que estos eran más pequeños y estaban hechos de oro. No parecen ser anteriores a los ya conocidos artefactos romanos y pueden ser evidencia de la influencia romana en el antiguo reino indochino de Funan.

De todas maneras seguramente las investigaciones van a continuar hasta que se obtengan las respuestas apropiadas y se desvele el misterio que rodea a los dodecaedros romanos. En todo caso, los avances de la ciencia y la arqueología no se detienen y tal vez algún día se encontrarán nuevas pistas que nos permitan resolver el misterio que envuelve los dodecaedros romanos.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Total
163
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados