Astrónomos descubren el primer planeta gigante que orbita una enana blanca


Astrónomos descubren el primer planeta gigante orbitando una enana blanca
Imagen ilustrativa que muestra a la enana blanca WDJ0914 + 1914 y su exoplaneta similar a Neptuno. Crédito: ESO / M. Kornmesser

Un equipo internacional de astrónomos descubrió el primer planeta gigante gaseoso que orbita una enana blanca caliente, lo que sugiere que un planeta puede sobrevivir a la desaparición gradual de su sol.

 

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

El planeta está orbitando a una distancia tan cercana que deja huellas químicas alrededor de la estrella, gracias a ello, los astrónomos pudieron identificar su presencia.

Las enanas blancas son los restos centrales de estrellas como el Sol. Cuando estas estrellas se convierten en gigantes rojas, comienzan a desprenderse de sus capas externas, dejando un núcleo denso y convirtiéndose en una enana blanca. Estos a menudo están rodeados por discos de material compuestos por restos de planetesimales y el gas sobrante de la atmósfera de la estrella.

Como lo detectaron

Un equipo dirigido por Boris Gänsicke de la Universidad de Warwick, Reino Unido, inspeccionó alrededor de 7,000 enanas blancas del Sloan Digital Sky Survey y encontró una como ninguna otra.

Los astrónomos encontraron firmas químicas inusuales para WDJ0914 + 1914. Las observaciones de seguimiento, utilizando el Very Large Telescope de ESO, confirmaron la presencia de hidrógeno, oxígeno y azufre y, lo que es más emocionante, que la emisión provenía del disco alrededor de la estrella.

Basado en los químicos detectados, el equipo se dio cuenta de que la poderosa emisión ultravioleta de la estrella estaba arrancando átomos de la atmósfera de un planeta similar a Neptuno.

«Fue uno de esos descubrimientos casuales», dijo el autor principal, el profesor Gänsicke, en un comunicado.

«Sabíamos que tenía que haber algo excepcional en este sistema, y ​​especulamos que podría estar relacionado con algún tipo de remanente planetario»,añadió.

Características del planeta

Enana blanca WDJ0914 + 1914 y su exoplaneta
El planeta orbita a la enana blanca a corta distancia, lo que provoca que pierda su atmósfera y se esté formando un disco de gas alrededor de la estrella. Crédito: Universidad de Warwick / Mark Garlick

El gigante gaseoso se encuentra a unos 10 millones de kilómetros (6 millones de millas) de la estrella y recorre la órbita en solo 10 días. La estrella tiene una temperatura cinco veces mayor que la del Sol, por lo que literalmente está ‘cocinando’ el planeta porque está muy cerca de él.

Si bien hay evidencia de su existencia, los científicos no pueden ver el planeta gigante que orbita la estrella muerta directamente. Esto se debe a que la estrella sigue estando tan caliente que está evaporando el planeta y su atmósfera a medida que el planeta orbita alrededor de la estrella cada 10 días. Esta evaporación, combinada con la velocidad orbital del planeta, deja un rastro de gases casi como un cometa que deja rayas químicas alrededor de la enana blanca.

«Esta es la primera vez que podemos medir las cantidades de gases como oxígeno y azufre en el disco, lo que proporciona pistas sobre la composición de las atmósferas de exoplanetas», agregó la coautora Dra. Odette Toloza, de la Universidad de Warwick.

Las enanas blancas no tienen un mecanismo interno que produzca energía, ni fusión nuclear o similares. Comienzan como una bola caliente de materia degenerada y se enfrían lentamente. Este es el destino que le espera a WDJ0914 + 1914 en unos 350 millones de años.

En ese punto, será lo suficientemente frío como para no afectar más al planeta. El planeta probablemente seguirá existiendo entonces. Si consideramos que tiene la masa de Neptuno, habrá perdido solo el 4 por ciento de su masa.

El equipo también piensa que hay más de lo que parece en este sistema. Es probable que la ubicación inusual de este planeta tan cerca de su estrella tenga que ver con la influencia gravitacional de otros planetas en el sistema.

 

Por supuesto, los astrónomos aún tienen mucho más trabajo por hacer para estudiar este sistema y otras enanas blancas.

El hallazgo ha sido publicado en Nature.

 

E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net
E L A R T Í C U L O H A S I D O P L A G I A D O P O R M A E S T R O V I E J O.ES, S A L G A I N M E D I A T A M E N T E D E E S T A W E B. P U E D E L E E R E L A R T Í C U L O O R I G I N A L E N Mystery Science . net

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *