Revelan estructuras militares ocultas bajo la cárcel de Alcatraz usando láseres de alta tecnología


45 shares
Vista de la costa oriental de la Isla de Alcatraz. Crédito: Wikipedia.org / Frank Schulenburg / CC BY-SA 4.0

Una combinación de láseres de alta tecnología y un radar de penetración en el suelo ha llevado a que arqueólogos de la Universidad de Binghamton (Nueva York, EE.UU) descubran una infraestructura militar de 150 años de antigüedad enterrada debajo de la famosa prisión de Alcatraz en California.

Antes de convertirse una prisión federal de máxima seguridad, la isla de Alcatraz sirvió como base militar desde 1850 hasta 1933. Construida en una isla en medio de algunas de las corrientes más intimidantes de la Bahía de San Francisco, la isla se encuentra a la vista del bullicio de la ciudad, mientras que al mismo tiempo está aislada debido a sus aguas frías infestadas de tiburones.

Cuando la prisión se construyó a principios del siglo XX, la antigua base militar no habría estado protegida por el patrimonio cultural y las leyes de protección en ese momento, lo que llevó a los constructores a «derribar esencialmente» la antigua instalación militar. Los investigadores querían ver qué fortificaciones quedaban, -si es que quedaban-, después de la transición.

Un mapa de 1867 de la isla de Alcatraz cuando era un fuerte militar. Los cuarteles defensivos que se muestran en el centro se convertirían más tarde en la ciudadela y la primera prisión. Crédito: NPS / Wikimedia Commons

«Al convertir el área en una prisión, la gran mayoría de la historia militar anterior de la isla se había borrado, pero nos preguntábamos si tal vez quedaba algo de ese tiempo significativo tanto en las islas como en la historia de Estados Unidos, pero enterrado y conservado debajo del subsuelo». Explicó el arqueólogo Timothy de Smet en un comunicado.

«Buscamos medios no invasivos y no destructivos para determinar si hay restos arqueológicos históricos debajo de varias partes de la isla, como el patio de recreación de la infame penitenciaría federal de los EE. UU. No sabíamos qué esperar. No sabíamos si habría alguna arquitectura subsuperficial existente de estos restos de importancia histórica, o si quedara algo, cómo sería su alcance e integridad».

La investigación

Mediante el uso de sofisticados equipos de rastreo, escáneres láser, datos de radar de penetración en el suelo y georectificación (el proceso de tomar mapas digitalizados antiguos y vincularlos a un sistema de coordenadas para que puedan ser geolocalizados con precisión en el espacio 3D), el equipo pudo encontrar y analizar restos históricos debajo de lo que solía ser el patio de recreo de la prisión.

El equipo reveló también la existencia de un corredor subterráneo a prueba de bombas, equipado incluso con conductos de ventilación, que atravesaba parte de la isla de este a oeste.

«Los restos de estas características históricas de la arqueología estaban a pocos centímetros de la superficie y se conservaron de manera milagrosa e impecable. «La chapa de concreto del piso del patio de recreación es increíblemente delgada y, de hecho, en lugares que se ubican directamente sobre la arquitectura de la década de 1860», dijo De Smet.

«También aprendimos que algunas de las travesías de movimiento de tierras estaban cubiertas con finas capas de concreto a lo largo del tiempo, lo que probablemente disminuya la erosión en la lluviosa isla ventosa. Fue maravilloso encontrar la historia justo debajo de nuestros pies, y ahora podremos hacerla visible para el público», añadió.

Los investigadores dicen que esta práctica se puede aplicar a otras estructuras históricas en todo el país, mostrando cómo la tecnología moderna puede responder preguntas sobre el comportamiento humano sin amenazar la integridad de los sitios históricos.

También puede interesarte: Mediante láser revelan más de 60.000 estructuras mayas ocultas en la selva.

Vista aérea de Alcatraz de 1928 cuando era una base militar. Crédito: Edificios Históricos americanos/Wikimedia Commons

Hoy en día, Alcatraz es designado Monumento Histórico Nacional y está abierto al público para visitas. Se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de San Francisco, con un millón y medio de visitas anuales.

La investigación fue publicada en la revista Near Surface Geophysics.


Like it? Share with your friends!

45 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *