Forenses develan misterio de la desaparición de Amelia Earhart


1 comment, 12 shares
Un análisis óseo afirma que los restos hallados en 1940 pertenecen a la aviadora, desaparecida sin dejar rastro durante uno de sus vuelos. Créditos:Wikimedia Commons

Amelia Earhart se encuentra entre las grandes figuras de la humanidad, tras desafiar todas las adversidades para convertirse en la primera mujer –y segunda persona– en sobrevolar el Atlántico en solitario. Pero la aviadora no se conformó con esta hazaña y en 1937 partió con la firme intención de rodear el mundo. Nunca llegó a su destino y el misterio del paradero de su cuerpo sigue, al día de hoy, sin desvelar.

Un antropólogo forense afirma que los huesos encontrados en una isla en el Pacífico Sur probablemente pertenezcan a Amelia Earhart. Los resultados, fueron publicados en la revista Antropología Forense.

El científico, Richard Jantz, usó fotografías y medidas junto con un programa de software llamado Fordisc (programa de computadora para estimar el sexo, la ascendencia y la estatura de las mediciones esqueléticas), Jantz es el director emérito del Centro de Antropología Forense de la Universidad de Tennessee.

Se tomaron 2766 referencias y la longitud de los huesos del brazo y la pierna es similar a la de Earhart en un 99%, al igual que otras medidas que muestran que la mujer a la que pertenecían los huesos puede haber tenido un físico como el de Earhart. Esto «apoya firmemente» la conclusión de que los huesos son de Amelia Earhart, escribió Jantz en su informe.

Una evaluación anterior en la década de 1940 realizada por el médico D. W. Hoodless determinó que los huesos, encontrados en la isla de Nikumaroro, eran masculinos. Sin embargo, Jantz afirma haber examinado de nuevo siete mediciones en los huesos, y señaló que las técnicas modernas pueden proporcionar una respuesta más confiable. 

Dicho esto, incluso este análisis no es tan sólido como podría haber sido. Las medidas no fueron completamente idénticas, por lo que hay una pequeña posibilidad de que los huesos no sean de ella. Sin embargo, Jantz escribió: «El 100 por ciento ciertamente requeriría que sus mediciones fueran impecables y que las medidas tomadas en la década de 1940 estuvieran intactas, -lo cual también es poco probable-». La precisión de las mediciones de hace décadas no sería un problema si él mismo pudiera mirar los huesos, pero tampoco era posible.

Amelia Earhart

«Si el esqueleto estuviera disponible, sería presumiblemente una tarea relativamente sencilla hacer una identificación positiva, o una exclusión definitiva», escribió.

La muerte de Earhart ha inspirado muchas teorías de conspiración. Algunas personas han dicho que ella y su navegador fueron encarcelados y asesinados; otros creen que los cangrejos gigantes son los culpables de la desaparición de sus restos. El misterio también ha provocado varios viajes de investigación a Nikumaroro para buscar huesos y artefactos adicionales.

Es posible que nunca sepamos con total certeza lo que le sucedió a Earhart. ¿Es lo que sabemos lo suficiente como para considerar el misterio resuelto? Jantz parece pensar que si. «Hasta que se presente evidencia definitiva de que los restos no son los de Amelia Earhart», escribió, «el argumento más convincente es que son de ella».


Like it? Share with your friends!

1 comment, 12 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *