Misterioso objeto se acerca a la Tierra y los científicos no saben si es natural o artificial


Misterioso objeto se acerca a la Tierra y los científicos no saben si es natural o artificial
Imagen referencial.

Un cuerpo celeste que se está acercando a la Tierra ha causado gran controversia entre los expertos pues aún no logran identificar si se trata de un asteroide o de un objeto artificial.

El objeto podría convertirse en una ‘miniluna‘, al ser capturado temporalmente en la órbita de nuestro planeta, y aunque antes se han realizado algunas detecciones tentativas de asteroides capturados temporalmente, solo se han confirmado dos: 2006 RH120, que visitó en 2006 y 2007, y 2020 CD3, en órbita terrestre de 2018 a 2020, recoge el sitio web Science Alert.

Denominado 2020 SO, este nuevo objeto tiene un diámetro medio de entre 6 y 14 metros y los astrónomos han determinado que, según la trayectoria que sigue es inevitable que sea capturado temporalmente por la gravedad de nuestro planeta en octubre de 2020, y permanecerá hasta mayo de 2021.

2020 SO tiene una inclinación muy baja con respecto a la órbita de la Tierra; es decir, no está inclinado, sino en la misma trayectoria orbital. La desviación de la forma de su órbita de un círculo perfecto, es solo un poco más alta que la de la Tierra.

Otra posible explicación para 2020 SO

Paul Chodas, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, supone que no se trata de un objeto natural o asteroide.

Para el astrónomo, se trata del resto de un artefacto espacial del siglo pasado: la etapa de aceleración de un cohete Atlas LV-3C Centaur D que despegó en septiembre de 1966 para llevar a la Luna la sonda Surveyor 2.

Representación artística de una versión Centaur para un transbordador espacia
Representación artística de una versión Centaur para un transbordador espacial. (Public domain)

Chodas indicó que las características del artefacto apenas visible, no concuerdan con las de un satélite natural, ya que su velocidad es muy baja y su órbita muy excéntrica. Conforme a los cálculos realizados, el próximo encuentro (o reencuentro) con la Tierra desviará aún más la forma de esta órbita.

Se espera que el 1 de diciembre el objeto pase a una distancia de 50.000 kilómetros de la Tierra, para después alejarse y volver a aproximarse a comienzos de febrero del 2021. En ningún momento las distancias previsibles serán suficientes para entrar en la atmósfera, aseguran los astrónomos, algo que descarta la posibilidad de una colisión con nuestro planeta.

Sea o no una etapa de cohete, las propiedades de 2020 SO pueden ayudarnos a identificar otros objetos cercanos a la Tierra en el futuro. Si es hecho por humanos, eso significa que la próxima vez que veamos un objeto con propiedades similares, tendremos un poco más de información que respalde un origen antropogénico.

Si es un asteroide, eso significa que tenemos una roca realmente extraña que demuestra que los asteroides pueden moverse, realmente inesperadamente, como etapas de cohetes.

Por lo tanto, tendremos mucho que aprender de este misterioso visitante inesperado.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *