Misteriosa desaparición de una antigua civilización en China es finalmente resuelto


Misteriosa desaparición de una antigua civilización China es finalmente resuelto
Modelo de la escena de la construcción de la ciudad antigua de Liangzhu. Crédito: Wikimedia Commons

La repentina desaparición de una civilización china ocurrida hace más de 4.000 años y que hasta ahora había sido un enigma, parece haber sido resuelta.

Una antigua civilización que surgió en el este de China hace aproximadamente 5.300 años, logró grandes avances construyendo una magnífica ciudad como nunca antes se había visto en toda Asia, la cual era cuatro veces el tamaño de la Ciudad Prohibida en Beijing con palacios y murallas, una sofisticada industria de jade.

Los habitantes habían vivido en la ciudad del delta del río Yangtsé durante casi 1.000 años. Esta cultura neolítica se encontraba entre las más avanzadas material y tecnológicamente del mundo.

Las ruinas de Liangzhu, que ahora es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, incluyen la evidencia más antigua de grandes estructuras de ingeniería hidráulica en China. Poseían un elaborado sistema de gestión del agua. Los canales navegables, presas y embalses permitían cultivar durante todo el año.

Vista aérea del área de Liangzhu. Crédito: Comité de Gestión del Distrito Administrativo del Sitio Arqueológico de Hangzhou Liangzhu.

Durante años, el fin de esta civilización prehistórica, había sido un misterio, pues los arqueólogos nunca habían encontrado evidencia alguna de un declive paulatino, ni de un conflicto bélico que la destruyera. Ahora, un análisis espeleológico ha permitido a un grupo de investigadores descubrir qué dejó ese antiguo poblado en ruinas.

Para revelar qué causó el colapso abrupto de la civilización, los geólogos e investigadores climáticos buscaron pistas escondidas en estalagmitas en dos cuevas llamadas Shennong y Jiulong, a 350 km (217 millas) al suroeste del área central de los sitios neolíticos en la provincia de Zhejiang.

Estalagmitas en la cueva de Shennong. Crédito: Haiwei Zhang

Haiwei Zhang, geólogo y profesor de la Universidad Xi’an Jiaotong (China), llevó en 2017 a Europa varias muestras de estalagmitas de las dos cuevas. Las rocas bien conservadas que crecieron en el suelo de la cueva a partir de los goteos del techo son ‘archivos climáticos’ importantes que podrían ayudar a los científicos a reconstruir las condiciones climáticas sobre las cuevas hasta varios 100.000 años atrás, según los investigadores.

Haiwei dijo que la gente de Liangzhu había experimentado una humedad nunca antes vista después de vivir en un clima árido durante unos 100 años. «El clima extremadamente seco cambió repentinamente al otro extremo de la humedad, lo que tuvo un impacto devastador en el entorno de vida de la gente de Liangzhu».

«Ellos dependían del cultivo de arroz para alimentarse y la sequía podría haberlos llevado a mudarse a tierras más bajas. Más tarde, inundaciones inesperadas destruyeron la ciudad y sus tierras de cultivo », agregó.

Modelo de la antigua ciudad de Liangzhu. Wikimedia Commons

La investigación

El análisis isotópico de las estalagmitas puso al descubierto que hace más de 4.300 años (entre los años 2324 y 2303 a. C.) hubo un período de de lluvias extremadamente altas.

El estudio se realizó aplicando métodos de registros de isótopos de carbono y datación exacta por mediciones de la combinación de uranio y torio en la Universidad de Xi’an Jiaotong y la Universidad de Innsbruck (Austria).

Asimismo, una fina capa de arcilla en las ruinas conservadas también apunta a una posible conexión entre la desaparición de la civilización avanzada y las inundaciones del río Yangtsé o las crecidas del mar, según dijo Christoph Spötl, coautor del estudio.

También puede interesarte: Hallan una máscara de oro de una misteriosa civilización China de hace 3.000 años.

Las graves inundaciones del río Yangtze afectaron duramente a la ciudad, destruyendo la infraestructura del agua. Sus presas y canales sofisticados ya no pudieron soportar estas masas de agua; los cultivos de arroz se arruinaron y la gente se vio obligada a marcharse. A partir de ese momento, las condiciones climáticas muy húmedas persistieron durante otros 300 años, ocasionando el colapso de la civilización.

El estudio fue publicado en Science Advance.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *