Encuentran tesoro vinculado a la mítica ciudad de El Dorado


Encuentran vasijas con joyas de oro vinculadas a la mítica ciudad de El Dorado

Vasijas con fascinantes joyas de oro en su interior, fueron encontradas en un templo de 600 años, perteneciente a la cultura que pudo inspirar a la leyenda de El Dorado.

Un equipo de arqueólogos encontró dentro el tesoro de un templo junto a antiguas tumbas en Colombia, un total de 8 vasijas fabricadas con cerámica. En su interior tenían varias figuras metálicas y esmeraldas.

De acuerdo a los expertos, estas fantásticas joyas, pudieron pertenecer a un pueblo indígena amerindio conocido como los Muiscas, que habitó en el sur del departamento de Santander.

Lo más curioso es que es esta cultura, y a su vez, este tipo de joyas, los que inspiraron la leyenda de El Dorado.

Figuras que pueden pertenecer a El Dorado

Los arqueólogos aseguraron que todo el tesoro perteneció a la antigua tribu de los Muiscas. Este pueblo habitó en el altiplano cundiboyacense, ubicado al sur de Santander, en todo el centro del país.

De acuerdo a los expertos, los Muiscas realizaron las jarras encontradas en el santuario y en el cementerio hace unos 600 años aproximadamente.

Una de las vasijas encontrada en el sitio de Muisca. Crédito: Francisco Correa / Live Science

El pueblo indígena vio el nacimiento en la región, en aquella época, volviéndose muy famosos por sus grandes habilidades en la orfebrería.

De hecho, los especialistas están convencidos que fueron sus piezas de orfebrería en oro, las que inspiraron la leyenda de El Dorado, la mítica ciudad hecha totalmente de oro.

Entre el 1537 y 1540, los españoles conquistaron la región. Durante este suceso, muchos Muiscas fallecieron en combate o por culpa de las nuevas enfermedades. A pesar de ello, los pocos descendientes del pueblo indígena perduraron, hasta el punto en el que hay descendientes directos en la actualidad.

El director de la investigación que encontró las piezas, el arqueólogo Francisco Correa, declaró que las figuras parecen ser animales, aunque otras se asemejan más a personas con tocados, báculos y armas.

Joyas y piedras preciosas como esmeraldas encontradas en el sitio. Crédito: Francisco Correa / Live Science

De la misma forma, el arqueólogo informó que el templo donde estaban las vasijas, podría haber sido relacionado con la adoración para sus ancestros.

Cabe resaltar, que las jarras de cerámica eran sumamente parecidas a los que el grupo ya había encontrado en otros lugares, que pertenecían al mismo pueblo. Se estableció que éstas eran una especie de ofrenda, que en su interior, contenían artefactos en oro y esmeralda.

Tanto las ofrendas como los templos también pueden estar relacionados a diferentes dioses Muiscas. Según Correa, esta cultura adoraba varios dioses, incluyendo a unos relacionados con la Luna y el Sol.

Expertos en oro

Los Muiscas, eran una cultura conocida en la antigüedad, por ser expertos en la fabricación de metales. Cuando los españoles llegaron a su territorio, quedaron sorprendidos por su capacidad para la orfebrería.

En la zona no había minas de oro, por lo que los antiguos Muiscas solían comerciar los metales con otras tribus.

Muchos creen que fue esta orfebrería la principal inspiración para la leyenda de El Dorado. De acuerdo a esto, Correa mencionó que el grupo tenía una tradición, en la que durante ciertas ceremonias, el jefe aparecía cubierto con una especie de ungüento dorado.

Este ungüento también incluía partículas de oro, lo que hacía brillar al jefe, como si estuviese cubierto totalmente del preciado metal.

Los relatos acerca de El Dorado dicen que cuando un nuevo cacique subía al poder estaba cubierto de oro y que se arrojaban oro y joyas preciosas a la laguna Guatavita para apaciguar a un dios que vivía bajo el agua.

Correa asegura que fue esta ceremonia, la que motivó a la creación del mito. Los españoles presenciaron el espectáculo y quedó registrado en sus crónicas.

El conjunto de esta ceremonia, junto a la orfebrería y su habilidad con el oro, terminó esparciendo la leyenda.

El arqueólogo trabajó junto al Museo del Oro y el departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Xavier para llevar a cabo la excavación. También contó con la ayuda de Artec 3D, que proporcionó un escáner ArtecEva, usado para crear escaneos 3D de los artefactos.

Escaneo 3D de las figuras metálicas encontradas. Crédito: Francisco Correa

Una historia bastante curiosa y a la vez llamativa. La leyenda de El Dorado ha alimentado la imaginación de muchos escritores y cineastas, por lo que es fascinante poder encontrar uno de los indicios del nacimiento del mito.

Referencias: Live Science / Science Alert / La Nación.

 

Una publicación de Mystery Science. Está expresamente prohibida la redistribución, redifusión total o parcial de este contenido, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *