El cambio climático y no la caza, causó la extinción de los rinocerontes lanudos hace 14.000 años


El cambio climático causó la extinción de los rinocerontes lanudos hace 14.000 años
Recreación del rinoceronte 'Coelodonta antiquitatis' con fragmentos de lana y piel preservados. Crédito: Albert Protopopov

Un equipo internacional de científicos reveló en un nuevo estudio que un cambio climático en el extremo noreste de Eurasia causó la extinción de los rinocerontes lanudos y no la caza, como se creía anteriormente.

Se ha atribuido que los primeros humanos y su propagación por todo el mundo sería el principal motivo por el cual estos mamíferos prehistóricos desaparecieron de la Tierra.

Sin embargo, investigadores suecos y rusos determinaron mediante el examen de ADN de los restos de 14 rinocerontes lanudos que la excesiva caza por parte de los humanos no fue determinante en su extinción.

El estudio informa que la población del animal, también conocido por su nombre científico Coelodonta antiquitatis, se mantuvo estable durante milenios mientras vivían junto a los humanos, antes de caer drásticamente hacia el final de la última Edad de hielo.

«Eso hace que sea más probable que los cambios climáticos que ocurrieron hace unos 14.000 años son el principal impulsor de la extinción, en lugar de los humanos», dijo a la AFP el autor principal del estudio, Love Dalen, genetista del Centro de Paleogenética de Suecia.

¿Cómo llegaron a esa conclusión los investigadores?

Al investigar las poblaciones de rinocerontes lanudos en Siberia, los científicos observaron el ADN de las muestras de tejido, hueso y cabello de 14 individuos. El ADN y los genomas mitocondriales de los especímenes conservados fueron secuenciados genéticamente, lo que les permitió estimar el tamaño de la población y la diversidad genética dentro de los grupos.

El equipo pudo analizar el genoma completo de un rinoceronte lanudo que data de hace 18.500 años. Al comparar los cromosomas heredados de la madre y del padre, determinaron que la endogamia era baja y la diversidad alta.

Sus resultados mostraron que las poblaciones de rinocerontes lanudos se habían estado adaptando genéticamente durante decenas de miles de años antes de su extinción. Los indicadores genéticos del tamaño de su población y las tasas de consanguinidad estimadas mostraron que las poblaciones se mantuvieron estables mucho después de que los humanos comenzaran a vivir en Siberia.

Esta estabilidad se mantuvo desde hace 29.000 años, al comienzo del período frío, hasta hace 18.500 años, cuando finaliza el conjunto de datos del estudio. Los rinocerontes lanudos no se extinguieron hasta hace unos 14.000 años, lo que indica que las cosas cambiaron drásticamente para la especie en los 4.500 años posteriores al rango del estudio.

Rinoceronte lanudo extinción
Rinoceronte lanudo en el Museo de Historia Natural de Hungría. Dominio público

La secuenciación de genes también mostró las mutaciones genéticas que ayudaron a los rinocerontes lanudos a adaptarse al clima cambiante, como un cambio en un receptor de la piel que detectó calor y frío.

Los rinocerontes lanudos se adaptaban bien al clima helado del noreste de Siberia, y los investigadores explican que esta mutación «adaptativa» podría haber funcionado para la especie cuando un breve período de calentamiento, conocido como estadio intermedio Bølling-Allerød, se inició en el momento de su extinción hacia el final de la última Edad de Hielo. Curiosamente, no fue el frío de la Edad de Hielo lo que los acabó, sino un breve estallido de calor que vino antes.

En la actualidad, el pariente vivo más cercano del rinoceronte lanudo es el rinoceronte de Sumatra. Esta especie se encuentra amenazada constantemente por cazadores furtivos, debido a ello se enfrenta a la destrucción de su hábitat, por lo cual quedan menos de 80 en existencia.

La investigación ha sido publicada en Current Biology.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *