Discos de hace 10,000 años tallados con un lenguaje desconocido, hallados en el Tibet


Los Discos Dropa del Tíbet: misterio, polémica y alienígenas ancestrales
Imagen representativa de un Disco Dropa, aparecida en el libro «Sungods in Exile». Crédito: /Ancient-Wisdom.com/tonynetone/Flickr/Creative Commons.

Los Discos Dropa son unos enigmáticos artefactos que describirían alienígenas ancestrales en el Tíbet hace 10,000 años.

El caso está envuelto en misterio y polémica debido a las críticas de académicos y los problemas de supuestos encubrimientos por parte de institutos arqueológicos de China. Sería un ejemplo prominente de la Arqueología prohibida, hallazgos históricos que han sido víctimas de encubrimientos, olvido o manipulación.

Los Discos Dropa son unos discos de piedra relacionados con la tribu tibetana de los Dropa. Fueron descubiertos en 1938 en las montañas de Bayan Kara Ula, de los Himalaya, ubicadas en la frontera remota entre China y Tíbet.

La historia dice que el profesor Chi Pu Tei, de la Universidad de Pekín, estaba explorando una serie de cuevas de las montañas de Bayan Kara Ula cuando encontró varios Discos de piedra que contenían surcos tallados, parecidos a los de un disco gramofónico de vinilo.

Izquierda: supuesta fotografía de un Disco Dropa de 1962. Derecha: Imagen representativa de un Disco Dropa, aparecida en el libro “Sungods in Exile”.
Izquierda: supuesta fotografía de un Disco Dropa de 1962. Derecha: Imagen representativa de un Disco Dropa, aparecida en el libro «Sungods in Exile». Crédito: Biblioteca Pléyades.

Chi Pu Tei también descubrió entierros de esqueletos con cráneos alargados y pictogramas astronómicos en las paredes de las cuevas que incluían la Tierra, el Sol, la Luna y las estrellas, unidos por líneas y puntos.

Los Discos fueron llevados a la Universidad de Pekín para ser estudiados. Tenían un diámetro de 23 centímetros y un grosor de 2 centímetros, aproximadamente.

Se descubrió que los surcos eran jeroglíficos de un lenguaje desconocido. También se informa que los Discos fueron datados de hace 10,000 años, aproximadamente. Eso los convertiría en una escultura antiquísima, casi de la era del Paleolítico.

Hasta finales de la década de 1950 se habrían encontrado 716 discos de piedra.

Discos Dropa: la polémica de alienígenas ancestrales

El Dr. Tsum Um Nui fue quien descifró los Discos. Según su transcripción, los jeroglíficos hablaban de seres de otros mundos que llegaron al Himalaya en una especie de nave y que tuvieron que refugiarse en las cuevas (esculpiendo túneles artificiales).

Una historia local relata que diminutos hombres de color amarillo y cabezas anchas y largas, llegaron de las nubes. La gente les temía y fueron cazados por los mongoles. De esta historia tan misteriosa, solo quedarían unos extraños discos que desaparecerían con el tiempo, pero que aún en la actualidad, siguen levantando mucha polémica.

Al parecer estos seres misteriosos no regresaron a su mundo y comenzaron a relacionarse con la tribu local Han del Tíbet.

¿Existe descendientes de los Dropa?

Un comunicado emitido en 1995 por la agencia de noticias Associated Press, revelaba el hallazgo de una tribu remota no catalogable con ningún grupo etnológico de la región, justamente en las montañas de Baian Kara Ula.

Esta contaba con solo 120 miembros y su mayor característica era su escasa estatura -el hombre más alto apenas alcanzaba 1.15 metros-. Después de la noticia no se dijo nada más sobre la tribu y hasta la fecha, no se sabe qué pasó con ellos. En octubre del 2007, una de las descendientes de Tsum Um Nui, dijo a la prensa japonesa que su padre había dejado en casa muestras de uno de los esqueletos encontrados en 1938 con la intención de hacer análisis de ADN. Sin embargo, no se ha comentado nada más sobre el tema.

Fotografía instantánea de Ernst Wegerer en un museo de China. Los discos concuerdan con la historia de los Discos Dropa.

La función original y el significado de los discos son desconocidos. Esto es muy asombroso, sin embargo, muchos arqueólogos académicos consideran esta historia como una leyenda urbana.

El problema es que las fuentes originales no se han encontrado, aunque es muy probable que se puedan hallar a través de una nueva investigación en los archivos de la Universidad de Pekín y otras instituciones históricas de China. Se piensa que los reportes de Chi Pu Tei y Tsum Um Uni pudieron haber quedado bajo custodia de las autoridades de China (incluso de la Unión Soviética), con el fin de mantener el hallazgo en secreto.

También puede interesarte: La hipótesis de los Antiguos Astronautas.

De acuerdo al escritor Erich Von Daniken, él se dio cuenta de la existencia de los Discos a través de Alexander Kazantsev, un escritor y ufólogo soviético. Kazantsev habría obtenido información clasificada sobre el interés de la Unión Soviética en los Discos. Los periódicos soviéticos, Russian Digest y Soviet Sputnik, incluso habrían escrito sobre ello en la década de 1960.

Los Discos Dropa todavía son un enigma de la historia. Como había dicho se necesitaría una investigación profunda con ayuda de los institutos históricos de China. La historia es asombrosa, y parte de la teoría de los Alienígenas Ancestrales, pero todavía se necesita conectar todos los puntos informativos.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Nielssen

Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.