Los antiguos mayas tuvieron una guerra violenta mucho antes del colapso de su civilización


235 shares
Imagen referencial.

Un nuevo estudio ha revelado que en la civilización Maya hubo violentos conflictos militares durante el llamado ‘período clásico’ (entre el año 250 y 900 de nuestra era, aproximadamente), dejando una gran cantidad muertes de civiles y la destrucción de ciudades enteras.

Se cree ampliamente que los mayas eran relativamente pacíficos en comparación con otras civilizaciones como los aztecas, y que la guerra que condujo a su colapso solo comenzó cuando las sequías relacionadas con el cambio climático redujeron los suministros de alimentos y aumentaron las tensiones existentes en el reino.

La guerra sí existía, pero se consideraba ritualista y en pequeña escala: incursiones para secuestrar a un cautivo de alto perfil por rescate, sacrificio o para mantener a las dinastías rivales en línea, por ejemplo, en lugar de la destrucción deliberada.

Mucho antes de lo pensado

Ahora, un equipo de investigadores estadounidenses ha descubierto evidencia de que la guerra total entre los mayas ocurrió con más frecuencia y mucho antes de lo que se pensaba. La evidencia sugiere que utilizaron campañas militares deliberadas de «tierra quemada», diseñadas para destruir tierras de cultivo y otros recursos vitales, incluso durante el apogeo de la prosperidad y la sofisticación maya.

El hallazgo concreto de unas inscripciones grabadas en una estela de piedra con el nombre que los mayas le habían dado: Bahlam Jol, contradice esa narrativa histórica, al describir una cruenta batalla que tuvo lugar el 21 de mayo de 697 en Witzná, una ciudad maya ubicada en el norte de la actual Guatemala.

«Estos datos realmente desafían una de las teorías dominantes del colapso de los mayas», dijo el autor principal David Wahl, de UC Berkeley y el USGS, en un comunicado.

Modelos tridimensionales de dos estelas mayas de un sitio ubicado en lo que ahora es Guatemala. Una de las estelas contiene escritura con referencia a la «segunda quema» de Bahlam Jol. Crédito: A. Tokovinine

Guerra extrema

Los estudios epigráficos llevados a cabo encontraron que las inscripciones contenían el término ‘puluuy’, que se traduce como «se quemó», y que admite dos interpretaciones: una de tipo ritual y otra de carácter propiamente bélico.

Posteriormente, el análisis de los materiales del terreno circundante añadió la pieza que completa las teorías recién confirmadas: David Wahl, de la Universidad de California en Berkeley, y sus colegas analizaron las rocas sedimentarias del lago ubicado a dos kilómetros del antiguo asentamiento de Witzná, y hallaron en ellas los restos de carbón que constituyen la evidencia arqueológica de varios incendios brutales.

La imagen tomada con tecnología LIDAR muestra estructuras al centro de Witzná, que los mayas conocían como Bahlam Jol. Crédito: Estrada-Belli/PACUNAM

Las excavaciones efectuadas mostraron además que todos los edificios principales, incluidos el palacio real y varios monumentos fueron pasto de las llamas a finales del siglo VII, durante un periodo de guerra que probablemente segó la vida de muchos civiles. «Después de este evento, la evidencia muestra una dramática disminución de la actividad humana, lo que indica un gran impacto negativo en la población local», afirman los autores del estudio en el resumen de su publicación.

Impacto local negativo

Para sorpresa de los investigadores, al menos otras tres ciudades fueron descritas con orgullo como «quemadas», coincidiendo con los registros arqueológicos de incendios a gran escala, seguido de una disminución dramática de la actividad humana en las áreas, lo que indica impactos negativos significativos en las poblaciones locales. Esto, concluyeron, sugiere que la guerra a gran escala con la intención de diezmar vidas civiles no solo ocurrió durante el período Clásico Terminal, sino que ocurrió al menos 100 años antes de lo que se pensaba.

El declive de la civilización Maya tendría lugar en los siglos IX y X, precipitado por varios factores como epidemias, agotamiento de los recursos naturales, invasión de tribus enemigas y sequías persistentes y reiteradas. Este último factor ha sido recientemente confirmado por otro estudio científico, publicado en la revista Science.

Crédito: wikipedia.org / ProtoplasmaKid

Tal como explican los investigadores, «estos hallazgos proporcionan información sobre las estrategias y el gran impacto social de las guerras del período clásico» y también «muestran que los mayas se involucraron en tácticas similares a la guerra total antes y con más frecuencia de lo que se pensaba anteriormente».

«Quemar las ciudades parece haber sido una táctica común mucho antes de lo que se pensaba», dijo Wahl a National Geographic, «así que creo que la idea de que el surgimiento de una guerra violenta hacia el final causó la desaparición de los mayas realmente necesita ser considerada».

El estudio fue publicado en la revista Nature Human Behavior.


Like it? Share with your friends!

235 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close