Encuentran en un glaciar tibetano virus de 15.000 años hasta ahora desconocidos


Hallan virus de 15.000 años en glaciares tibetanos

Los expertos que estudian el hielo en los glaciares, descubrieron muestras de virus muy antiguos, de hace 15.000 años, en la meseta tibetana en China.

Estudios de virus antiguos

Muchos de los virus que han sobrevivido debido al frío, no tienen semejanzas con las bacterias de hoy en día.

Ahora, un equipo de científicos climáticos y microbiólogos de la Universidad Estatal de Ohio ha publicado algunos hallazgos interesantes sobre dos muestras de hielo de una antigüedad estimada de 15.000 años que fueron tomadas en 2015 del glaciar Guliya, en el oeste de China, los cuales pueden ayudar a la ciencia en sus estudios.

Al comparar los microbios antiguos con los recientes, podrán ver de qué manera han evolucionado. Además, los científicos se encargaron de crear un nuevo método ultra limpio con el fin de analizar estos microorganismos. Como resultado, es posible manipular el hielo sin contaminarlo.

Algunos virus almacenados se liberarán en el ambiente

Glaciar en las montañas de nieve Sapu, Tibet. Crédito: Zhang Zhiwei/ AP

A medida que el hielo se derrite en los glaciares, continúan saliendo diversas criaturas antiguas y desconocidas. Cabe destacar que no todas están muertas, pues un musgo centenario volvió a vivir con el calor de un laboratorio. Incluso, sucedió el mismo caso con algunos gusanos pequeños y redondos de más de 40.000 años. De igual manera, científicos rusos descubrieron que un microscópico animal revivió, luego de pasar 24.000 años congelado en el permafrost siberiano.

Estos sucesos han creado fascinación a sus espectadores, ya que revelan información acerca de la historia de los ecosistemas. Sin embargo, el descongelamiento también provoca preocupación, puesto que es posible que los virus antiguos comiencen a retornar.

Por otro lado, en la Universidad Estatal de Ohio se realizó un estudio reciente dirigido por un microbiólogo respetado. En este análisis los investigadores concluyeron que el deshielo podría causar que esas bacterias del pasado sean liberadas al ambiente.

La investigación de bacterias del hielo es prácticamente nueva

Bacteriófagos. Crédito: Wikimedia commons

Al principio del Siglo XX comenzaron a salir informes acerca de los estudios de bacterias en glaciares. No obstante, la mayoría de las personas ignoraba estos hallazgos hasta los años 80. Fue en ese entonces cuando se realizó un análisis del lago Vostok, específicamente en los núcleos del hielo.

Este es el recurso hídrico de este tipo más grande de la Antártida. Luego, en la década de los 90 se continuaron las investigaciones en otros lugares. Según Zhi-Ping-Zhong, autor principal del estudio e investigador del Centro de Investigación Polar y Climática Byrd de la Universidad Estatal de Ohio, estos glaciares se crearon de forma gradual y, junto al polvo, fueron acumulándose los virus.

Al mismo tiempo, el microbiólogo explicó que al oeste de China los glaciares no se han examinado por completo. Confirmó que el propósito principal es emplear la información que se obtenga de las exploraciones para revelar entornos pasados. Y los microorganismos forman parte de este objetivo.

Estudios realizados en los núcleos de hielo

En el 2015 se tomaron algunos núcleos del casquete de Guliya para someterlo a ciertos estudios. Esta cumbre mide 6.700 metros sobre el nivel del mar, lo que indica que el hielo se originó en las alturas. En estas zonas se va acumulando la nieve año tras año y se forman capas sobre capas.

Científicos tomando muestras de núcleos de hielo del glaciar Guliya, en China. Crédito: Lonnie Thompson/Ohio State University

Mientras este proceso se completa, lo que hay en la atmósfera se congela junto al glaciar. Gracias a este mecanismo, los científicos pueden investigar sobre los cambios climáticos. Asimismo, llegan a comprender con mayor exactitud la evolución de gases, virus y microbios a lo largo de los años.

Los expertos consiguen códigos genéticos de más de 30 virus

Gracias a una combinación de métodos nuevos y tradicionales, los científicos determinaron que el hielo existía desde hace 15.000 años. Por si fuera poco, consiguieron los códigos genéticos de un total de 33 virus. Actualmente, ya se han reconocido 4 de estas bacterias y han sido identificadas.

Sin embargo, alrededor de 28 ejemplares siguen siendo totalmente nuevos y desconocidos. Se calcula que aproximadamente 14 de ellos sobrevivieron gracias al hielo en el momento en que empezaron a congelarse.

Búsqueda de códigos genéticos en la Luna y Marte

Estos virus encontrados poseen características genéticas para infectar otras células en entornos de temperatura extrema. Son capaces de sobrevivir en condiciones difíciles por mucho tiempo. Ahora bien, el método desarrollado por Zhi-Ping podría tener un uso mayor.

También puede interesarte: Científicos rusos estudian virus prehistóricos extraídos de animales hallados en el permafrost siberiano.

Es posible que la técnica de descontaminar el núcleo para estudiar los microbios en el hielo funcione en otros lugares. Por ejemplo, es buena idea buscar estas mismas firmas genéticas en espacios como la Luna o Marte. Así se investigaría el verdadero origen de estos microorganismos tan fuertes.

Los hallazgos fueron publicados en la revista científica Microbiome.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *