El enigmático rostro humano gigante tallado en una roca de la Amazonía


El enigmático rostro humano gigante tallado en una roca de la Amazonía

Uno de los lugares más misteriosos e inexplorados de todo el planeta es sin lugar a dudas la selva Amazónica. Son miles de kilómetros de selva virgen que esconde entre su espesa vegetación cientos de enigmas aún sin resolver.

Entre estos destaca el rostro humano gigante tallado en roca que ha desconcertado a investigadores y exploradores de todo el mundo.

El rostro de Harakbut: ¿creación de la naturaleza o de la mano del hombre?

En el territorio de la Amazonía perteneciente a la comunidad peruana, se encuentra una de las formaciones rocosas más extrañas de todo el planeta. Se trata de un rostro gigantesco tallado en el borde saliente de una montaña, en medio de la espesa jungla. Lleva allí incontables siglos, y ha sido venerado por los pueblos indígenas como un dios protector de la naturaleza.

En torno a este colosal rostro de piedra se erigen varias incógnitas que cautivan a las mentes pensadoras. ¿Fue está silueta rocosa hecha por manos humanas? ¿O más bien debería atribuirse a la acción aleatoria de los elementos? Ambas posibilidades son plausibles, pero hacen surgir aún más preguntas difíciles de responder.

El entorno alrededor del Rostro de Harakbut

Rostro de Harakbut
Rostro de Harakbut

Quienes han recorrido el difícil sendero que lleva al Rostro de Harakbut no pueden menos que asombrarse al ver los exactos que son sus líneas y facciones. Esta formación rocosa se halla ubicada en la Reserva Comunal Amarakaeri de Perú, la cual abarca una extensión de terreno de 402.335,62 hectáreas.

Toda la región es conocida como Madre de Dios, y forma parte de la patria ancestral de la tribu Harakbut. Esta comunidad indígena lleva décadas poblando buena parte de Madre de Dios y luchan constantemente para mantener su cultura y estilo de vida a salvo.

Como es de esperar, actividades ilegales como la tala, quema, pesca furtiva, extracción de oro y otras, amenazan la tranquilidad de la región. A medida que la acción egoísta del hombre invade el lugar, monumentos como el Rostro de Harakbut y otros corren peligro de ser profanados y dejar de existir.

Lo que significa El Rostro para la tribu Harakbut

Miembros de la tribu Harakbu
Miembros de la tribu Harakbut. Crédito: Acercando Naciones.

A lo largo de toda la región de Madre de Dios, existen varias construcciones y formaciones que tienen un profundo significado para las tribus locales. Ahora bien, el rostro de Harakbut sigue siendo el más representativo e icónico, no solo por su ubicación geográfica, sino también por su particular conformación.

El Rostro está ubicado cerca de uno de los muchos ríos de caudal rápido que se pueden encontrar en la Amazonía. Se halla en lo alto de un saliente, en medio de la selva espesa, proyectando una imagen muy realista de lo que parece un rostro humano. Sobresalen del acantilado unas líneas nítidas que perfilan la tez de un gigante que mira a la lejanía.

Las tribus locales han considerado esta formación rocosa como la presencia de uno de sus dioses ancestrales, guardianes y protectores del bosque. Basta con darle un vistazo desde cualquier ángulo para reconocer el rostro humano dibujado en roca. Una nariz aguileña y afilada, mandíbula y frente prominente simulan muy bien las facciones propias de la localidad.

¿Se trata de un fenómeno natural o un rostro esculpido por manos humanas?

Suponer que esta formación rocosa fue creada por la mano del hombre es una idea posible, aunque difícil de creer. Además de estar en una zona de difícil acceso, no hay rastros de presencia humana como la que dejarían trabajadores abnegados. Llegar hasta allí con herramientas para tallar es una proeza que requiere de tecnología moderna.

Por otro lado, muchos investigadores y estudiosos suponen que el Rostro de Harakbut no es más que un fenómeno natural. De ser así, la naturaleza se ha superado a sí misma, dándole forma a un monumento finamente delineado. Parece mentira que una serie de procesos geomorfológicos aleatorios den como resultado semejante monumento.

La protección de áreas sagradas y comunidades locales

En el pasado, el Rostro de Harakbut había pasado desapercibido de la mirada del hombro, incluso de las comunidades indígenas de lugar. Esto debido a el área tan remota e inhóspita donde está ubicado. Hoy por hoy, la creciente presencia del hombre amenaza a esta y otras misteriosas formaciones aun sin descubrir.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 


Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *